Menú

¿Es saludable tomar un chupito de aceite de oliva por las mañanas?

El aceite de oliva tiene valiosos nutrientes y beneficios, especialmente si se toma crudo. Pero, ¿Es mejor tomarlo en ayunas? ¿Que beneficios aporta?

El aceite de oliva tiene valiosos nutrientes y beneficios, especialmente si se toma crudo. Pero, ¿Es mejor tomarlo en ayunas? ¿Que beneficios aporta?
laurel, jabón, aceite de oliva | Pixabay/CC/siala

Hay quien, por la mañana nada más levantarse, toma un vaso de agua, otros le añaden limón, otros directamente el café o, incluso, hay gente que toma una cucharada de aceite de oliva. Pero, ¿Por qué tomar una cucharada de aceite de oliva en ayunas? Es algo que se hace desde generaciones pero realmente poca gente sabe el motivo ya que, de por si, el aceite de oliva tiene muchos beneficios. Tanto es así que esta cucharada en ayunas hay quienes la usan para regular el tránsito intestinal, quienes la usan para perder peso o bien para fortalecer el hígado, entre otras cosas.

La verdad es que este aceite es muy beneficioso para la salud pero, como sucede con todo, hay que saber usarlo adecuadamente para beneficiarse y no excederse. Así, uno de los mejores métodos para aprovechar todo lo que este alimento puede ofrecer es tomarlo a primera hora de la mañana sin haber comido nada todavía, algo que se lleva haciendo años pero se ha hecho viral en los últimos tiempos.

En estos vídeos, la gente está ensalzando los increíbles beneficios de tomar un chupito de aceite de oliva o una cucharada mezclada con agua y limón en ayunas, argumentando que el aceite de oliva atesora valiosos antioxidantes, vitaminas, minerales y grasas saludables. Entre los beneficios que destacan, aseguran que el aceite de oliva en ayunas ayuda a adelgazar porque tiene propiedades saciantes que calman el apetito y aceleran el metabolismo.

Para potenciar los efectos del aceite de oliva aconsejan tomarlo con agua y zumo de limón porque así se añade la vitamina C de esta fruta que potencia el sistema inmunitario y contribuye a prevenir infecciones. Además, supuestamente esta mezcla reduce los picos de azúcar, el riesgo de diabetes y los antojos por alimentos dulces porque es muy saciante. No se alejan tanto de la realidad ya que el aceite de oliva es conocido por ser una grasa saludable, rica en ácidos grasos monoinsaturados y antioxidantes, lo que le confiere propiedades antiinflamatorias y cardiovasculares. Sin embargo, es importante señalar que consumir un chupito de aceite de oliva en ayunas puede no ser la mejor opción para todas las personas.

Además, tomar un chupito de aceite de oliva en ayunas puede resultar incómodo para algunas personas debido a su sabor y textura. Esto podría llevar a una aversión al aceite y dificultar su incorporación en la dieta de manera más variada y equilibrada. Por tanto, en lugar de consumir un chupito de aceite de oliva en ayunas, es preferible incorporar este aceite saludable a las comidas diarias. Se puede utilizar para cocinar, como aderezo para ensaladas o como complemento en sopas y guisos.

No obstante, si se desea tomar puede tomarse en ayunas ya que no existe ninguna contraindicación reconocida por tomar aceite de oliva en ayunas o en cualquier otro momento, siempre que se haga con moderación como con cualquier otro alimento. De hecho, la EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria), en un dictamen de 2011 reconoce los beneficios del aceite de oliva a la hora de regular la concentración de triglicéridos en sangre en ayunas.

Cómo tomar el aceite de oliva en ayunas

Según un estudio Predimed, publicado originalmente en 2013 en The New England Journal of Medicine, lo recomendable es tomar unos 40ml al día de aceite de oliva virgen extra. Sin embargo, actualmente no existe ningún estudio científico que avale la teoría de que tomarlo en ayunas potencie sus beneficios, pero si se quiere hacer así, lo ideal sería tomarlo en una cucharada sopera, que representa aproximadamente unos 5 ml. Así pues, tomando 8 cucharadas soperas de aceite de oliva repartidas a lo largo del día, antes o durante las comidas, se estará cubriendo la dosis diaria recomendada.

Lo que sí hay que tener en cuenta es que es importante que sea un virgen extra de la máxima calidad, puesto que contiene una mayor concentración de polifenoles y antioxidantes naturales. Además, el toque amargo y picante de un buen zumo de aceitunas con alto contenido en estos micronutrientes, contrarresta la textura suavona de esta grasa monoinsaturada, y hace de esa cucharada de aceite de oliva en ayunas un placer natural para los sentidos.

Propiedades y beneficios del aceite de oliva en ayunas

El aceite de oliva tiene una composición que hace que sea muy beneficioso para el organismo. Siempre y cuando se tome con moderación se pueden lograr espectaculares beneficios para el aparato digestivo, para el sistema cardiovascular, para el hígado y los riñones y para prevenir el envejecimiento prematuro de las células.

Los principales componentes del aceite de oliva virgen extra son los polifenoles (oleuropeina), esteroles, vitamina A, vitamina D, vitamina E, vitamina K, acido oléico, ácidos grasos saludables, fosfolípidos, calcio, fósforo, zinc, magnesio, hierro y carotenos. Además contiene una proporción muy baja de ácidos grasos poliinsaturados y no contiene ácidos grasos hidrogenados, conocidos como grasas trans o hidrogenadas. Por esta composición, las principales propiedades del aceite de oliva son antioxidantes, desintoxicantes, depurativas, antiinflamatorias, reguladoras y protectoras, por lo que se considera un producto natural muy adecuado para curar y tratar ciertas afecciones pero también para prevenirlas.

Beneficios del aceite de oliva en ayunas

  • Previene el envejecimiento prematuro
  • Mejora la función cerebral y previene los accidentes cerebrovasculares
  • Mejora el tránsito intestinal
  • Previene gastritis y úlceras
  • Alivia el estreñimiento
  • Alivia el dolor de las articulaciones
  • Ayuda a cuidar el hígado
  • Es desintoxicante
  • Regula el colesterol
  • Es un aliado en la pérdida de peso
  • Piel y cabello más sanos
  • Mitiga los efectos de la resaca

¿El aceite de oliva adelgaza?

El aceite de oliva es una grasa y como tal contiene muchas calorías, 884 calorías por 100 g de alimento, de hecho, una sola cucharada ya aporta 90 calorías. Por tanto, añadir mucho aceite a la comida aumentará las calorías ingeridas, por eso en las dietas de adelgazamiento se limita también la ingesta de aceite de oliva, de hecho, los expertos aconsejan consumir 3 cucharadas de aceite de oliva al día. Por tanto, hay que tener en cuenta que tomar una cucharada de aceite de oliva en ayunas afecta poco al cómputo diario de calorías, pero en un chupito cabe más de una cucharada. Basta con multiplicar las cucharadas que se vierten en el vasito por 90, si son cuatro ya salen 360 calorías.

Esto es importante ya que mucha gente se pregunta si engorda y, la respuesta es que si se toman las dosis recomendadas y se lleva una dieta equilibrada y se hace algo de ejercicio diario, no solo no engorda sino que este aceite ayuda a perder peso. En cambio si no se cuida la alimentación ni se hace ejercicio, aunque tome el aceite más natural difícilmente se bajará peso y tampoco si se toma demasiada cantidad diaria.

Aceite de oliva en ayunas para el estreñimiento

Este producto natural ayuda a regular el tránsito intestinal al actuar como un laxante, por lo que sobre todo es adecuado para tratar el estreñimiento. La mejor forma de tratar el estreñimiento de forma natural es tomar una cucharada de aceite de oliva en ayunas. Esto funciona muy bien en casos de estreñimiento leve, pero es posible que en casos graves se necesite usar algún tratamiento más fuerte y que recomiende el médico, pues tomando solo este producto natural podría costar más tiempo solucionarlo.

Asimismo, este producto natural favorece la absorción de nutrientes, facilita la digestión y alivia las gastritis. Por lo tanto, no solo se recomienda tomarlo de forma preventiva, sino que cuando se padezca algún problema leve puntual de este tipo.

Protege el corazón y regula el colesterol

Otra gran capacidad beneficiosa de este producto natural es que ayuda a prevenir diversas enfermedades cardiovasculares como la arteriosclerosis y los infartos y accidentes cerebrales vasculares. Ayuda a depurar la sangre y a transformar las grasas saturadas en insaturadas, por lo que reduce los niveles de grasas acumuladas en sangre, regulando el colesterol y los triglicéridos, al aumentar el colesterol HDL o bueno y disminuir el LDL o malo. Esta propiedad se ve muy reforzada al mezclar la cucharada de la mañana con unas gotas de limón, además de seguir una dieta adecuada.

Antiinflamatorio natural

Cuanta mayor calidad y pureza tiene este producto mayores son sus beneficios, pues se ha demostrado en diversos estudios que el virgen extra contiene un compuesto orgánico que tiene una capacidad antiinflamatoria similar al ibuprofeno. Por este motivo, se recomienda su toma a personas que padecen artrosis, artritis y otros procesos inflamatorios de las articulaciones. En cambio, si se busca tratar una inflación muscular la mejor opción es aplicar este producto natural directamente de forma tópica con un suave masaje circular en la zona afectada.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso