Menú

OLED y 4K, las dos palabras clave para escoger una televisión de calidad

LG ha presentado su nueva gama de televisores en el que destaca la tecnología OLED, exclusiva de esta compañía.

Publirreportaje
2
LG ha presentado su nueva gama de televisores en el que destaca la tecnología OLED, exclusiva de esta compañía.
LG EA9800, la primera televisión OLED curva. | EFE

Aunque hace tiempo que la tecnología OLED está triunfando en las pantallas de nuestros móviles, la dificultad técnica de fabricar paneles grandes ha retrasado su llegada a los televisores. Sus mejoras sobre las pantallas tradicionales son muchas. En primer lugar, cada píxel puede apagarse y encenderse de forma individual, lo que permite mejorar el contraste gracias a unos negros que de verdad parecen negros y no de color "ala de mosca", un problema que arrastran casi todas las televisiones planas actuales.

La tecnología permite conservar una de las mejores características de las televisiones LED, que es su minúsculo grosor, logrando perfiles aún más reducidos, especialmente en pantallas curvas. Además, aunque no sea necesariamente lo que más busca un comprador de una televisión de gama alta, el consumo de una televisión OLED es tremendamente bajo. Y aquellos que usan la tele para jugar con la consola apreciarán la velocidad con que muestra las imágenes.

Por el momento, la compañía que ha capitaneado el desembarco de la tecnología OLED en los televisores es la coreana LG, que ha incorporado sus propias mejoras. Además de disponer de teles curvas de 55 pulgadas de sólo 4 mm de grosor para facilitar que se vean lo mejor posible desde cualquier ángulo, han dotado a cada píxel de cuatro colores, añadiendo el blanco a los tres tradicionales. Según la compañía, esto les permite mostrar imágenes con un brillo mejorado y los colores más precisos del mercado. La tasa de refresco es de tan sólo 0,02 milisegundos, cien veces más que las pantallas LCD convencionales, lo que permite un visionado nítido de los movimientos rápidos, sin estelas de color.

Tecnología 4K: definición de cine

Otra innovación que parece haber llegado para quedarse es la resolución 4K, lo que suponen 3840 x 2160 píxeles, muy por encima de los 1920 x 1080 a los que nos hemos acostumbrado los últimos años. Aunque los fabricantes ya parecen estar decididos a tomar esta resolución como un nuevo estándar, por el momento para sus gamas altas, cuadruplicar el número de píxeles tiene hoy día un problema, y es la falta de material a esa resolución.

Aunque cabe esperar que poco a poco podamos disfrutar de contenidos a 4K, especialmente a través de plataformas digitales, muchos televisores como los de LG cuentan con un software especial que convierte las imágenes de alta resolución en imágenes 4K. Aunque obviamente no son ni pueden ser de la misma calidad que las que de forma nativa están a 4K.

Además, hay al menos otros dos escenarios donde notaremos, y mucho, la mejora de resolución. El primero es ver fotografías, generalmente tomadas a resoluciones mucho más altas. El segundo son los filmes en 3D. Para poder enviar una imagen distinta a cada ojo, las televisiones 3D normales de alta resolución deben bajar la calidad del film. Esto no es un problema para las 4K, que pueden mostrar sin problemas dos vídeos en alta resolución, uno por cada ojo, para disfrutar de la mejor experiencia en tres dimensiones.

Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios