Menú

Una batería que aguanta 20 años de uso y se carga al 70% en dos minutos

Una nueva tecnología de nanotubos de dióxido de titanio promete transformar las baterías de ión litio de móviles y coches eléctricos.

Libertad Digital
43
El profesor Chen (de pie) con dos miembros de su equipo. | NTU

Las baterías de ión litio tradicionales que usamos en móviles, tabletas y hasta vehículos eléctricos suelen tener una vida útil de 500 ciclos de recarga, lo que supone unos 2 o 3 años de uso normal. Además, suelen tardar unas dos horas en cargarse, de ahí que muchos dejemos el móvil enchufado por la noche. Pero unos investigadores chinos aseguran haber logrado una batería capaz de aguantar unos 20 años de uso convencional y que se carga al 70 por ciento en dos minutos.

Aunque semejante tecnología sería bien recibida por todos los usuarios de dispositivos electrónicos, su comercialización sería especialmente importante para los coches eléctricos, que tienen como uno de sus principales problemas la lentitud de carga, que hace inviables los viajes largos con ellos. Además, al cabo del tiempo requieren un caro cambio de baterías por su degradación, algo que no haría falta con esta nueva tecnología.

Los científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU) en Singapur han reemplazado el grafito tradicionalmente usado para el ánodo (el polo negativo) de las baterías de ión litio por un gel hecho de nanotubos de dióxido de titanio. Este material es barato y se emplea entre otras cosas para elaborar protectores solares, pero suele venir en forma de esferas. El logro del profesor Chen Xiadong y sus colaboradores ha sido transformarlo en nanotubos, lo que permite acelerar las reacciones químicas que tienen lugar dentro de la batería, acelerando la recarga.

Tras la publicación de su innovación en la revista Advanced Materials, el equipo de la NTU intentará lograr financiación para construir un prototipo a mayor escala y lograr interesar a la industria. Al fin y al cabo, se publican muchos investigaciones sobre mejoras a la tecnología actual de baterías que luego se quedan en nada. Sin embargo, Chen Xiadong cree que su descubrimiento, ya patentado, sería fácil de integrar en los procesos industriales actuales y que incluso podría permitir abaratar las baterías.

Rachid Yazami, el profesor de la NTU que fue uno de los inventores hace treinta años del ánodo de grafito que se usa en las baterías de ión litio, cree que el ánodo de dióxido de titanio será el próximo gran salto en la tecnología de almacenamiento de energía, según el comunicado publicado por la universidad.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation