Menú

Así son los 50 radares invisibles de la DGT para este verano

Estos nuevos radares sustituirán a los antiguos y son más eficaces a la hora de detectar infracciones ya que controlan hasta seis carriles a la vez.

88
Así son los 50 radares invisibles de la DGT para este verano
50 nuevos radares invisibles este verano | Imagen TV

La Dirección General de Tráfico ha puesto en funcionamiento de cara a la primera operación salida de este verano 50 radares móviles que son prácticamente invisibles hasta para los ya prohibidos detectores de radar.

Estos radares irán camuflados en cincuenta Citroën C4 Picasso en color gris y verde. El captador va insertado en la parrilla delantera y el flash irá oculto en uno de los faros antiniebla delanteros. Los coches de la Guardia Civil recorrerán las carreteras del país, la mayoría de los puntos negros y sobre todo las carreteras secundarias. A diferencia de los radares convencionales, éstos, conocidos como Multradar C, emplean una alta frecuencia muy superior a la que suele emplear la DGT, de tal modo que para el 95% de los detectores sea invisible.

Estos radares son capaces de controlar hasta seis carriles de forma simultánea en ambos sentidos a la vez y puede identificar con total exactitud el carril por el que circula el infractor, incluso cuando aparecen varios vehículos en la imagen.

El Multradar C identifica con total precisión el carril por el que circulas y mide la velocidad de cada uno de ellos, dispara su cámara en caso de que la velocidad media sobrepase el límite preestablecido. Entonces, la imagen del vehículo junto a la medición de velocidad, carril por el que circula y otros datos relevantes, queda registrada en un archivo encriptado para evitar falsificaciones y que servirá de base para el expediente sancionador.

Por si esto fuera poco, tampoco la noche será el aliado de los conductores ya que, gracias a unos sensores lumínicos, es capaz de detectar excesos de velocidad incluso en situaciones de baja luminosidad.

Estos 50 nuevos radares no aumentan la flota sino que vienen a sustituir a otros tantos, por lo que seguirá constando de unos 850 dispositivos, de los cuales 550 son fijos y el resto móviles. Además, disponen de otros seis radares Pegasus en helicópteros.

Aunque siempre dicen que las multas no son con afán recaudatorio, lo cierto es que los radares de la DGT recaudaron 129 millones de euros en el año 2014, un 5% más que el año anterior. Con estos nuevos dispositivos es probable que esa cifra aumente.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios