Menú

Dos nuevas modalidades deportivas gracias a la tecnología

La irrupción de los drones ha llegado a tal punto que se empiezan a usar para crear nuevas adaptaciones a deportes que ya existen.

0
Un surfer remolcado por un dron | Freefly Systems

Cada vez más deportes se sirven de la tecnología para evitar polémicas, facilitar el trabajo de los entrenadores o para mejorar los resultados en numerosas disciplinas deportivas. Ahora también se utiliza para crear nuevos deportes.

Dronesurfing

El verano llega a su fin y todos los que hemos estado en la playa tenemos en la retina algún paisaje lleno de velas de windsurf, cometas de kitesurf o tablas de surf. Pero todo amante al surf sabe lo desesperante que resulta un día con marea baja, pocas olas o escaso viento. Para solucionar esto, la compañía Freefly Systems ha publicado un vídeo para promocionar su nuevo dron Alta 8. En él se ve lo que podría ser el origen del dronesurfing que, como su nombre indica, es hacer surf ayudado por un dron.

En principio está pensado para llevar cámaras de vídeo y equipos pesados de hasta 40 kilogramos, pero para comprobar su potencial han querido que este dron de ocho motores impulse a una persona sobre una tabla en el mar. Quizá el panorama en las playas cambie pronto y se dejen de ver las velas de windsurf o las cometas de kitesurf por los drones de dronesurf. El único inconveniente a este nuevo deporte es su precio, ya que el Alta 8 está anunciado en su página web por 18.000 dólares.

Droneboarding

Y para los que tengan la mirada puesta en la nieve y los deportes de invierno tenemos la otra modalidad deportiva que usa un dron. Esta es el droneboarding o deslizarse por la nieve con una tabla remolcado por un dron. La idea surgió del cineasta Kaspars Balamovskis y la compañía Aerones. El fabricante de drones aseguró que el que se ve en el vídeo era un modelo especial capaz de cargar 37 kilogramos y suficientes para tirar de Balanovskis. Como el experimento ha resultado ser un éxito, buscan socios que les ayuden a diseñar una barra de agarre específica para este nuevo deporte.

La idea es buena, aunque cuenta con dos limitaciones. Una es que el dron solo podría remolcarnos en superficies llanas y sin mucha fricción. La otra limitación es la autonomía de estos cuadricópteros, ya que sus baterías suelen durar poco tiempo, por lo que la experiencia podría estar demasiado limitada.

Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco