Menú

Muere Larry Tesler, el inventor del copia-pega

Tesler formó parte del mítico equipo de Xerox PARC donde se crearon muchas de las innovaciones que hoy damos por sentadas en los ordenadores.

0
Tesler formó parte del mítico equipo de Xerox PARC donde se crearon muchas de las innovaciones que hoy damos por sentadas en los ordenadores.
Larry Tesler, inventor del copia-pega. | Flickr/CC/Yahoo Inc

El informático Larry Tesler, responsable de los comandos cortar, copiar y pegar presentes en los procesadores de texto y en los distintos sistemas operativos, ha fallecido este lunes. Tesler realizó durante su carrera diversas contribuciones a la accesibilidad del software, poniendo especial interés en el diseño de la interfaz de usuario.

Tesler ha trabajado en compañías como Xerox PARC, Apple, Amazon y Yahoo. Fue precisamente durante su tiempo en Xerox PARC donde, junto a Tim Mott –cofundador de Electronic Arts– desarrolló el procesador de texto Gipsy para los equipos Xerox Star, a mediados de los años 70. Este proyecto incorporó muchos hallazgos que hoy damos por sentados, como el cable de red Ethernet o los interfaces de ventanas.

Con Gipsy llegaron también unos comandos que en la actualidad están presentes en los distintos sistemas operativos: cortar, copiar y pegar, y que tanto ayudan en el día a día con la retirada, duplicación y reposición de un elemento previamente seleccionado. Estos comandos se extendieron posteriormente a los equipos de Apple Lisa y Macintosh, en los años 80, y más tarde al PC, tras varias visitas de Steve Jobs a Xerox PARC en el que el propio Tesler fue uno de los encargados de mostrarle sus avances. Pocos meses después él mismo sería contratado por la compañía de la manzana, tal y como explicó aquí:

Tesler también inspiró el concepto WYSIWYG cuando decidió durante sus años en Xerox PARC que "lo que se ve en pantalla debería ser lo que obtienes cuando lo mandas imprimir". También es el responsable de que en los ordenadores actuales un mismo comando (sea expresado con teclas o con ratón) haga siempre lo mismo y no existan distintos "modos" que cambien la funcionalidad de cada comando, algo que Tesler despreció por no ser sencillo de usar o user-friendly, término que también acuñó. Un ejemplo de este tipo de interacción que aún conservan los ordenadores actuales es la tecla de "Insert", que hace entrar al ordenador en un modo en el que los caracteres que escribimos sustituyan a los que ya habíamos escrito. Gracias a Tesler, este tipo de interfaces son la excepción, y no la regla.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios