Menú

Opiniones sobre las alarmas antiokupas

La solución para evitar el mal trago de encontrar tu vivienda okupada es instalar en la misma una alarma antiokupas.

La solución para evitar el mal trago de encontrar tu vivienda okupada es instalar en la misma una alarma antiokupas.
Cámara de una alarma antiokupas en el exterior de una vivienda. | La Casa Sibarita SL

Hace poco fue noticia, y se hizo viral en redes, el caso de una familia de Murcia que volviendo de sus vacaciones de verano se encontró con okupas invadiendo su vivienda. El hecho se hizo viral porque fue el mismo propietario de la casa quien entró a la fuerza y consiguió desalojarlos, pero esto no es lo habitual e incluso puede salir mal, por lo que no es para nada recomendable hacerlo.

La solución para evitar este mal trago, que te puede traer un gran disgusto y arruinar económicamente, es instalar en tu vivienda una alarma antiokupas. Si te preguntas qué es y cómo funciona una alarma antiokupas, quieres saber cómo escoger una para tu vivienda y cuál es la más segura, a continuación te explicamos todo en detalle.

¿Qué es y cómo funciona una alarma antiokupas?

alarma-antiokupas-1.jpeg
LA CASA SIBARITA SL

Una alarma antiokupas es una alarma de hogar que sirve como método preventivo, ya que de antemano puede disuadir a los posibles intrusos de intentar acceder a la vivienda, pero a la vez, dificulta el acceso y facilita el proceso de desalojo en caso de que estos consigan entrar.

El funcionamiento de una alarma antiokupas es el siguiente:

- En cuanto se produce el intento de intrusión, los detectores de la alarma envían inmediatamente un aviso a la central receptora de alarmas.

- El equipo de la Central Receptora de Alarmas se encarga de verificar si se trata de una amenaza real, es decir, de un intento de intrusión, o es una falsa alarma, analizando los sensores activados y las imágenes de las cámaras de videovigilancia. Simultáneamente, desde este centro se contacta con el propietario de la vivienda para notificarlo y confirmar.

- Si se confirma que se trata de un allanamiento, desde la misma central de alarmas se notifica a la policía para que proceda al desalojo inmediato de los okupas.

¿Dónde asesorarte para contratar una alarma antiokupas?

Todas las empresas de alarmas ofrecen asesoramiento gratuito y sin compromiso sobre sus servicios, pero la verdad es que cada una va a alabar su propio sistema para intentar convencerte de que los contrates. Por lo que si quieres más información y opiniones reales e imparciales puedes recurrir a webs especializadas como es el caso de La Casa Sibarita, un portal dedicado a comparativas de productos, entre ellos, los sistemas de alarmas para el hogar.

¿Quién necesita instalar una alarma antiokupas?

alarma-antiokupas-3.jpeg
LA CASA SIBARITA SL

En general, cualquier persona que quiera proteger su casa de una ocupación necesita una alarma antiokupas para reforzar el sistema de seguridad de su vivienda. Ten en cuenta que los okupas pueden aprovechar incluso un periodo corto de tiempo en el que no estés (un fin de semana o unas vacaciones) para ocuparla. No obstante, hay casos concretos en los que es totalmente necesario.

En primer lugar, en las segundas residencias y casas o pisos de vacaciones. Este tipo de viviendas son más vulnerables a un allanamiento, puesto que permanecen desocupadas durante períodos largos de tiempo. En el caso de las viviendas en zonas de vacaciones, además, no suele haber vecinos que residan todo el año, por lo que los okupas lo tienen más fácil y puede que te enteres cuando sea demasiado tarde.

En segundo lugar, en los pisos de alquiler. Los okupas pueden aprovechar los períodos en los que el piso está desocupado entre que se va un inquilino y entra uno nuevo para meterse.

Por otra parte, las viviendas que no son moradas, es decir, las que no se utilizan como residencia habitual, están más desprotegidas legalmente, por lo que si no logras impedir la intrusión en el intento, solo podrás sacar a los okupas por la vía judicial, lo que suele demorar bastante. De ahí la importancia de tener una alarma antiokupas instalada.

Opiniones sobre qué tipo de alarma antiokupa contratar

alarmas-antiokupas-4.jpeg
LA CASA SIBARITA SL

Las alarmas antiokupas más seguras son las alarmas con cuotas. A diferencia de las alarmas sin cuotas, es decir, aquellas en las que pagas una única vez cuando adquieres todo el pack, las alarmas antiokupas con cuotas tienen muchas ventajas.

Para empezar, no tienes que instalarla tú mismo, sino que lo hace un instalador cualificado, de modo que tienes la garantía de que todo funciona correctamente. Además, este tipo de alarmas disponen de un servicio de mantenimiento que va verificando con frecuencia que todos los elementos de la alarma funcionan bien y se encarga de solucionar problemas si existe algún fallo.

Otra cosa que hace que las alarmas antiokupas con cuotas sean más seguras es la central receptora de alarmas. En la CRA hay un equipo de especialistas, el cual, al recibir la alerta de intrusión, se encarga de verificar si se trata de un allanamiento y además de notificar al propietario, avisa a la policía, lo que permite que se pueda proceder al desalojo inmediato.

En el caso de las alarmas sin cuotas, que no tienen una central receptora de alarmas, la notificación llega directamente al propietario que es quien tiene que contactar con las fuerzas de seguridad, por lo que si este no tiene el teléfono encima en ese momento o está sin cobertura o sin batería y no se entera a tiempo, es posible que ya sea tarde para un desalojo inmediato. En ese caso, se ha de poner en marcha un proceso legal, que puede llegar a ser largo y muy costoso.

Opiniones sobre qué alarma antiokupas con cuotas es más segura

alarma-antiokupas-5.jpeg
LA CASA SIBARITA SL

Ahora bien, de las alarmas antiokupas con cuotas, ¿cuál es la más segura? Bueno, la más completa, pero veamos a qué nos referimos.

Por un lado, en lo que respecta a equipos, es necesario que proteja todos los posibles accesos a la vivienda, para evitar el acceso al interior. Además, es importante que cuente con video verificación. Este último es un elemento muy eficaz para poder comprobar remotamente si se trata de un intento de intrusión real o es una falsa alarma. Los avisos erróneos a la policía (falsas alarmas) pueden acarrear multas. Además, al quedar todo grabado, si la intrusión se produjera, serviría como prueba legal en caso de juicio (si los okupas quisieran alegar que llevan más tiempo habitando la vivienda)

Otra cosa fundamental es la velocidad de respuesta de la Central Receptora de Alarmas. Cuanto menos tarden, más facilidad hay de resolverlo y evitar la ocupación. Las mejores alarmas para hogar se caracterizan por responder en menos de 30 segundos.

Otros aspectos a tener en cuenta son que tengan protección contra inhibidores, doble vía de comunicación y batería de refuerzo en caso de corte de luz.

Por último, y también importante, que cuente con un buen servicio de atención al cliente, para que en caso de fallo de la alarma o que tengas alguna duda, puedan ayudarte y resolver todo de la mejor manera y lo antes posible

Opiniones sobre las alarmas antiokupas sin cuotas: ¿valen la pena?

alarmas-anti-okupas-6.jpeg
LA CASA SIBARITA SL

Las alarmas sin cuotas se presentan como una opción muy atractiva en el aspecto económico, puesto que solo haces una inversión inicial y luego ya no tienes que seguir pagando mensualmente. Sin embargo, no incluyen la instalación, no tienen mantenimiento, ni hay una central receptora de alarma que monitorice las alertas.

Este último aspecto, el de la falta de central receptora, es el más importante. ¿Por qué? En caso de intrusión, es imprescindible actuar lo antes posible. Dentro de las primeras 48 horas se puede aplicar la ley exprés, es decir, que al llegar la policía los puede desalojar de manera inmediata. Superado ese período, los okupas solo podrán ser desalojados con una orden judicial, por lo que el propietario tiene que interponer una denuncia y se inicia un proceso legal que puede llegar a ser largo y bastante costoso económicamente.

La central receptora, al recibir la alerta de la alarma, se encarga de confirmar la intrusión y contacta directamente a la policía, es decir, todo se lleva a cabo muy rápido. En las alarmas sin cuotas, es el mismo propietario quien recibe la notificación en el móvil, por lo que, por un lado, podría suceder que no la viera a tiempo (imagínate que estás en un avión durante horas sin cobertura).

Por otro lado, también podría pasar que el dueño no se pueda acercar a la vivienda a comprobar que realmente es un intento de intrusión, de modo que si contactara a la policía y se tratase de una falsa alarma podría incurrir en una falta que, de repetirse, puede acarrear sanciones económicas.

En definitiva, para evitar que un grupo de okupas se quede con tu casa, lo mejor es contratar una alarma con cuotas.

¿Qué hace falta para instalar una alarma contra okupas?

Esta pregunta es habitual en el caso de propietarios que desean instalar alarmas antiokupas en segundas residencias o en casas de gente mayor, donde quizás no cuentan con conexión a internet. Realmente, no hace falta ni wifi ni línea de teléfono, lo único que se necesita para la instalación de una alarma antiokupas es que haya electricidad.

No obstante, en caso de corte de luz, estos sistemas cuentan con una batería adicional que puede alimentar el sistema de alarma entre 12 y 24 horas más. Además, al producirse el corte, llega un aviso a la central receptora de alarmas y ésta lo comunica al propietario.

Puntos claves para elegir una alarma antiokupas

alarma-antiokupa-2.jpeg
LA CASA SIBARITA SL

Aunque en lo primero que solemos fijarnos es en el precio y no digo que no sea relevante, hay otros aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de escoger una alarma antiokupas. Como hemos visto, hay características específicas que no todos los sistemas de vigilancia tienen y que hace que algunos sean más efectivos que otros para evitar una ocupación.

Presta atención si la alarma que has elegido cuenta con lo siguiente:

- Detectores magnéticos (también llamados sensores o contactos magnéticos). Estos se instalan en puertas y ventanas (una pieza en el marco y la otra en la hoja que se abre) y activan la alarma cuando pierden el contacto por apertura o intento de apertura. También hay alarmas que incluyen detectores de impacto, vibración o inerciales que detectan vibraciones (que se pueden producir al forzar una ventana con una palanca o utilizar un taladro para violar una cerradura) o sensores de rotura de cristal.

- Detectores de movimiento. Se activan al detectar un movimiento dentro de su radio de cobertura. Por lo general, pueden cubrir un ángulo de unos 90 º y tienen un alcance de entre 12 y 15 metros. Sirven, entre otras cosas, para cubrir zonas en las que el acceso no está protegido o ayudan en caso de que el detector magnético haya fallado.

- Detectores perimetrales. Son sensores que se instalan en las zonas exteriores de la vivienda, si esta cuenta con parque, patio, terraza o un porche. Permiten anticiparse a la ocupación, dado que alertan de la intrusión antes de que los okupas consigan acceder al interior de la vivienda y se concrete el allanamiento. De hecho, es posible que al oír la alarma, los intrusos desistan de continuar.

- Videovigilancia. Las cámaras facilitan la verificación de la intrusión y permiten actuar con mayor rapidez (ya que no hay que desplazarse hasta el sitio para comprobarlo) notificando a la policía. Además, se convierten en una prueba legal de que se ha producido un allanamiento en caso de que se llegara a juicio.

- Central receptora de alarmas (CRA). Al haber una central receptora de alarmas estamos seguros de que alguien responderá a la alarma de manera inmediata, incluso si no no pueden localizar al propietario de la vivienda. Desde la CRA, una vez verificada la intrusión, contactarán con la policía para proceder al desalojo a la mayor brevedad posible, antes de que sea tarde para considerarlo allanamiento. Esto es aún más importante en el caso de segundas residencias, donde no se puede aplicar la ley exprés de desocupación.

Opiniones sobre los precios de las alarmas antiokupas

Llegados a este punto, es posible que te preguntes cuál es el precio de una alarma antiokupas ¿son muy caras? La verdad es que no se trata de un servicio muy costoso, de hecho puedes encontrar planes desde 30 euros mensuales, aunque depende de otros factores, entre ellos el tamaño de la vivienda.

Para que te hagas una idea, la media ronda los 50 euros. Teniendo en cuenta lo que puede costar un proceso de desalojo en caso de ocupación y que teniendo una alarma antiokupas te ahorras muchos problemas (imagina quedarte sin casa), considero que no es un servicio caro.

De todas maneras, para no llevarte sorpresas, a la hora de evaluar el precio, es conveniente que preguntes otras cosas además del importe de la cuota mensual. Infórmate sobre si tiene coste de alta o de instalación, si el mantenimiento está incluido o tiene otra cuota aparte, el coste de los elementos adicionales (si necesitas otras cosas) y qué permanencia tiene el plan que quieres contratar (si decides darte de baja del servicio antes de cumplir el plazo obligatorio, tendrás una penalización económica).

Otros consejos para proteger tu casa de okupas

Además de instalar una alarma antiokupas que, como hemos visto, es la mejor manera de protegerse contra estos intrusos, no viene mal reforzar otros aspectos de la seguridad de la casa. Por ejemplo, instalar una cerradura de seguridad, es decir, cerraduras más difíciles de violar, como las cilíndricas, las embutidas o las de sistema multipunto.

Otros elementos que dificultan más un allanamiento son las puertas blindadas, dado que no se rompen de un golpe o una patada y tampoco es posible taladrarlas, y las rejas, especialmente en los pisos bajos o las casas con ventanas al exterior.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad