Menú

La ciberseguridad, la gran aliada frente a los peligros de internet

El concepto de ciberseguridad se ha vuelto más relevante que nunca.

El concepto de ciberseguridad se ha vuelto más relevante que nunca.
Pixabay

Con el avance vertiginoso de las tecnologías de la información y especialmente de internet, cada vez es más relevante estar preparados para abordar la seguridad en este entorno, debido a que ha quedado patente que estamos expuestos a nuevos riesgos, con los grandes ciberataques que se han producido a escala global.

Es por ello que el concepto de ciberseguridad se ha vuelto más relevante y trascendente y se ha abierto un debate público sobre el tema. Esto ha llevado a los Estados a buscar formas de regular el tema y a las empresas a invertir recursos en protegerse frente a este tipo de ataques.

En este artículo hablaremos sobre ciberseguridad, la importancia que tiene como herramienta de protección así como los principales riesgos a los que estamos expuestos en internet y daremos algunos consejos para hacer un uso responsable de la red.

¿A qué llamamos ciberseguridad?

La ciberseguridad es una área tecnológica, que se enfoca en la protección de las organizaciones, las personas y los activos frente a los riesgos cibernéticos. Surge cuando comienzan a producirse lo que conocemos como ciberataques y se hace necesario diseñar soluciones específicas para poder combatir estas nuevas amenazas.

Importancia de contar con una estrategia en ciberseguridad

En el entorno actual donde usamos internet para todo, estamos constantemente expuestos a ser víctimas de un ciberataque. En este sentido, son las instituciones y las empresas las que son más vulnerables, por lo que es esencial que se tomen en serio el tema e inviertan en ciberseguridad.

En España, las empresas pueden apoyarse en organismos oficiales como el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), que impulsa el uso seguro del ciberespacio. El INCIBE ofrece asesoría e incluso financiación, para que el tejido empresarial de nuestro país esté protegido y sea capaz de prevenir posibles ataques informáticos.

Las principales consecuencias de los ciberataques son su alto impacto económico, el daño en la imagen de la empresa atacada y luego el problema de privacidad que puede ocasionar la exposición de datos personales de particulares.

Las dos primeras son el aliciente para que todos los negocios decidan invertir en nuevas tecnologías y establecer políticas claras de ciberseguridad. En el caso de la tercera, tiene que ser un trabajo común entre los organismos reguladores, como puede ser el CEPD (Comité Europeo de Protección de Datos) a nivel europeo y las empresas, que creen mecanismos que protejan a los usuarios frente a estos riesgos.

Principales amenazas de seguridad en la red

La ciberdelincuencia se ha diversificado mucho y cada día aparecen nuevas formas de ataques cibernéticos, pero los principales tipos de ciberataques a los que nos enfrentamos hoy en día son:

  • Ingeniería Social: que se aprovecha de la vulnerabilidad de los empleados de la empresa y aplica técnicas para manipularlos y lograr que faciliten información sensible.

  • Phishing: una estafa que suele realizarse mediante correos electrónicos fraudulentos, como medio para conseguir datos privados de los usuarios.

  • Ransomware: un tipo de ataque efectuado con malware malicioso que bloquea el acceso y encripta la información almacenada en los dispositivos informáticos de sus víctimas, a las que se suele solicitar un rescate para recuperarla.

  • Exploit: consiste en una secuencia de comandos que provoca un comportamiento no deseado en los sistemas informáticos para poder acceder como administrador o realizar un ataque de denegación de servicio.

  • Man In The Middle: un método que consiste en interceptar la comunicación para poder espiar o manipular la información con objetivos poco éticos.

  • Keyloggers: este malware registra las pulsaciones del teclado con el fin de conseguir información sensible como claves o datos financieros.

  • Otros malware: existe una gran diversidad de software maliciosos que pueden amenazar la seguridad de los sistemas empresariales como pueden ser: troyanos, virus, spyware, adware, entre otros. Por lo que conviene estar siempre alerta e informarse de las nuevas formas de ataque.

Consejos para hacer un uso responsable de internet

  • Asegurarse de crear contraseñas fuertes, de que se renueven de forma periódica y de contar con un sistema seguro para almacenarlas.

  • Mantener los sistemas operativos y todo el software actualizado.

  • Contar con un buen antivirus en todos los equipos informáticos.

  • Definir una buena política de BYOD para equipos móviles como: portátiles, tablets, smartphones, etc. Ya que son muy vulnerables a los ataques de los ciberdelincuentes.

  • Formar al personal en seguridad informática, para que estén más concientizados y sean menos susceptibles de caer en ataques de ingeniería social.

  • Proteger la información sensible mediante métodos de encriptación.

  • Programar copias de seguridad recurrentes de todos los archivos claves.

  • Contar con un departamento específico de ciberseguridad o un partner experto, que se encargue de diseñar estrategias preventivas y de gestión de crisis.

En conclusión, es muy importante para las empresas contar con una buena política de ciberseguridad para tomar medidas preventivas frente a los ciberataques. Contando con asesoría, tecnología actualizada y siguiendo consejos como los que se exponen en este artículo, es posible minimizar los riesgos.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro