Menú

Industria repartirá 38,5 millones de euros entre el sector del videojuego

El Ministerio de Industria lanzará en los próximos días una convocatoria de ayudas al sector del videojuego para los años 2014 y 2015.

0

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo lanzará en los próximos días una convocatoria de ayudas al sector del videojuego para los años 2014 y 2015 con una cuantía total máxima de 3,5 millones de euros en subvenciones y 35 millones de euros en préstamos, de acuerdo con el borrador de la resolución.

Además, la cuantía total máxima en subvención podrá incrementarse por un importe de 5 millones de euros con cargo al ejercicio presupuestario de 2014.

De acuerdo con el documento, los préstamos tendrán un plazo máximo de amortización de cinco años, incluidos uno de carencia, con un tipo de interés aplicable del 0,604%. Su importe podrá complementar la subvención hasta el 100% del coste financiable del proyecto.

Los proyectos, que se enmarcarán en el ámbito del desarrollo de software audiovisual orientado al entretenimiento interactivo mediante diferentes dispositivos electrónicos, tendrán un presupuesto mínimo de 100.000 euros.

Con el fin de facilitar el acceso a la financiación, el pago de las ayudas, en sus dos modalidades de subvención y préstamo, se efectuará siempre con carácter anticipado parcial, con independencia del carácter anual o plurianual de la ejecución del proyecto. Dicho pago está condicionado a la presentación de garantías por el 15% del importe de la ayuda que se conceda.

Estos proyectos podrán realizarse en la modalidad individual o en cooperación y el pago a cuenta de la ayuda concedida se realizará en dos fases: una primera por el 65% de la subvención y del préstamo y la segunda por el 35% restante.

El Ministerio de Industria ha informado este miércoles que, tras incorporar algunas modificaciones en la convocatoria con el fin de adaptarse a las propuestas del sector, en los próximos se publicará la convocatoria. En concreto, Industria ha identificado seis medidas orientadas a ampliar el número de empresas aspirantes a las ayudas. Entre ellas se encuentran la bajada del presupuesto mínimo de los proyectos candidatos, la menor exigencia de garantías, el cambio en la definición del tipo de proyecto o las cuotas de amortización más bajas.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot