Menú

'The Elder Scrolls Online: Tamriel Unlimited', sólo si dominas el inglés

Con Tamriel Unlimited el mundo online de Bethesda llega a PlayStation 4 y Xbox One, pero sólo en el idioma de Shakespeare.

0

Bienvenidos una vez más al enorme y maravilloso mundo de Tamriel, escenario de juegos como The Elder Scrolls III: Morrowind, The Elder Scrolls IV Oblivion y The Elder Scrolls V: Skyrim. El recorrido por esta tierra mágica está llena de secretos y peligros, pero en esta ocasión no estaremos solos en la penumbra. Miles de jugadores estarán a nuestro lado y miles de enemigos querrán asediarnos. Así comienza el viaje de The Elder Scrolls: Online, con el sueño de millones de jugadores que por fin se estrena en las domésticas de nueva generación.

Y es que los seguidores de la serie de Bethesda llevan años pidiendo a la desarrolladora que incluyera vertientes multijugador en sus excelentes obras, y no fue hasta 2014 cuando se materializó el concepto. The Elder Scrolls: Online apareció en ordenador ofreciendo lo mejor de un videojuego MMORPG y la fórmula maestra de Bethesda. El resultado fue desalentador: varios problemas en el inicio del juego, falta de traducción a nuestro idioma –imprescindible en un título de estas características que se mantiene sin solución– y una suscripción mensual justificada por parte de la compañía. Ahora, un año después de su lanzamiento, Bethesda lanza la edición Tamriel Unlimited, adaptación del título a Xbox One y PlayStation 4 con todas las actualizaciones del título y la retirada del cobro mensual, un movimiento inteligente que busca asegurar la posición de sus seguidores después de tan larga espera. ¿Preparados?

Hace mucho, mucho tiempo...

Esta nueva entrega ubica la acción 1.000 años antes de los acontecimientos ocurridos en Skyrim, donde tres facciones luchan por la dominación de las tierras fértiles de Cyrodiil, centro del imperio. Mientras tanto, la reina regente y su consejero ven como peligra la sangre real e invocan un príncipe daédrico para mantener las facciones a raya, algo que abre, por tanto, un escenario de tensión, odios e incertidumbres. Aquí es donde entra el jugador, que tendrá que escoger entre las tres facciones disponibles, una de las razas que habitan en Tamriel, una clase determinada y, por supuesto, su apariencia física. Este último punto es similar a lo visto en otros exponentes del género, permitiéndonos un gran conjunto de herramientas para configurar el héroe –o heroína– a nuestro gusto.

Un elemento importante es que cada raza cuenta con sus propias virtudes y carencias, por lo que habrá que tener una ligera idea de cómo pretendemos desenvolvernos en Tamriel a la hora de escoger la clase. Por ejemplo, es de sobra conocido que los elfos son excelentes arqueros, por lo que sus atributos en este punto serán mejorados con una clase que ofrece preferencia al combate a distancia. Aun con todo siempre podemos combinar clase, raza y atributos al gusto del jugador, de modo que nada le impide adoptar un elfo con un hacha a dos manos o un orco mago.

Por otra parte, y al igual que en el resto de títulos de la serie, el jugador podrá alternar la vista del juego entre la primera y tercera persona. Cualquier seguidor de la serie sabe que la experiencia en primera persona es la más adecuada para el título, pero en esta ocasión la vista en tercera permite una visión global de la escena, situando mejor la acción tanto en enemigos como sobre compañeros en las batallas más sangrientas.

Los jugadores se dividen en tres facciones que luchan entre sí

Se mantienen además los sistemas de artesanía, donde el jugador puede forjar sus armas y equipo, así como mejorar su potencial para los territorios más peligrosos. Lo mismo ocurre con las opciones y hechizos, la carpintería y la alquimia: cuanto más tiempo le dediquemos a una profesión, mejores serán los artículos que hagamos. Es decir, Tamriel Unlimited tiene un fuerte componente creativo, que en esta ocasión se ve apoyado por la comunidad. O bien nos dedicamos a recoger todos los materiales que se requieren para forjar una daga especial, o bien preguntamos a los jugadores mercaderes –que existen, y en gran volumen– pagando un precio por los materiales.

De la soledad a la globalización

Tamriel Unlimited trae consigo la esperada oportunidad de vivir aventuras con nuestros amigos, aunque no es tan abierta como en otros exponentes del género. Si bien es cierto podemos reunir a un grupo de cuatro personas y formar nuestros clanes, en la práctica todo se reduce a ir realizando las misiones de historia –así como las secundarias– por separado. Algo realmente molesto es, por ejemplo, completar una misión de un componente de nuestro equipo y no recibir ningún tipo de recompensa –salvo la experiencia de los combates–. Para aprovechar mejor la situación, Bethesda ha creado misiones grupales en las que será necesario combinar fuerzas y estrategias para completarlas con éxito, por lo que las misiones de historia –y gran parte de las secundarias– se dejan claramente enfocadas para un jugador. Eso, por supuesto, sin contar con las posibilidades PvP, que añaden un nuevo concepto de misión donde las facciones cobran protagonismo.

De hecho, los asedios requieren mención aparte. Y es que en un mundo como Tamriel, donde tres facciones luchan por sus propios objetivos e intereses, la guerra civil está asegurada. De esta manera, Bethesda propone un esquema de juego muy completo que enfrenta a los tres bandos, donde miles de jugadores cruzan espadas y flechas bajo un mismo estandarte. Estas misiones tienen como objetivo conquistar las fortalezas de las facciones enemigas antes de que acabe el tiempo, alzándose como ganador la facción que tenga más terreno conquistado.

Existen puntos estratégicos a dominar como aserraderos o portales, que se pueden emplear para construir trampas, crear nuevas armas de asedio o bases para la resistencia. No importa si el nivel es bajo –aunque para acceder a estas batallas será necesario tener un personaje con nivel 10–, o hemos forjado sobre nuestro personaje una leyenda en el campo de batalla, estas misiones con muchísimos jugadores en pantalla requieren de la colaboración y cooperación de todos para poder llegar a buen puerto.

Si de lo contrario preferimos optar por un estilo de juego que obvie la primera línea del campo de batalla, podemos hacerlo conquistando los diferentes puntos estratégicos –que aportan recursos a la facción– o expulsando a los NPC, jugadores controlados por la inteligencia artificial, de algunas zonas comprometidas. Son muchas las posibilidades a la hora de colaborar en esta guerra de facciones, por lo que es recomendable jugar acompañado para descubrir cómo, en medio de una batalla, la ayuda más pequeña puede decantar la victoria hacia un lado u otro.

Conclusiones

Cualquiera que haya jugado a la serie no tendrá ningún problema para adaptarse a este nuevo capítulo. Las mecánicas propuestas son muy similares, tanto a nivel de combate como a la hora de explorar, incluso los nuevos aventureros encontrarán diversas ayudas en forma de tutorial. Lamentablemente, y este es el punto más negativo del videojuego, Tamriel Unlimited nos ha vuelto a llegar en inglés, tanto voces como subtítulos, algo que resta enteros a la producción y que limita muchísimo la inmersión de los jugadores hispanohablantes. Las incontables líneas de texto, libros que explican la historia del mundo, referencias a otros títulos de la franquicia y la trama argumental propiamente dicha se apoyan en un inglés que para colmo no es de perfil bajo. De cualquier manera, para todo jugador nuevo que no domine el inglés quizá sería más interesante probar los capítulos anteriores para iniciarse en el mundillo; pero si conocemos la lengua, encontraremos un producto que ofrece miles de horas de diversión.

Existe contenido descargable anunciado que ampliará las posibilidades de juego y el apartado técnico, sin ser tan sorprendente como cuando Skyrim salió al mercado, cumple perfectamente su función. En definitiva, un juego sobresaliente para los amantes de la serie y una buena entrada para los nuevos jugadores sin trabas lingüísticas que quieran vivir miles de aventuras con amigos y enemigos.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD