Menú

Yokai Watch: estos fantasmas vienen para quedarse

La nueva gallina de los huevos de oro de Level-5 llega a occidente y apunta a desatar furor entre los más pequeños.

0
La nueva gallina de los huevos de oro de Level-5 llega a occidente y apunta a desatar furor entre los más pequeños.

En ocasiones, a la industria del videojuego parece habérsele olvidado la importancia del público infantil para la pervivencia del medio. En tan solo unos pocos años se ha pasado de contar con catálogo eminentemente infantiles a prácticamente dejar de lado a los niños como público objetivo a la hora de programar un videojuego.

Lo más preocupante de todo esto es la dudosa calidad de los pocos títulos que llegan destinados a los jugadores más jóvenes, reducidos casi siempre a licencias en las que se trabaja de forma frenética y pobre para producir cuanto antes videojuegos fácilmente vendibles y aún más olvidables. Aunque en este aspecto el panorama es del todo preocupante, la esperanza llegó hace unos años a través del tándem formado por Nintendo y Level-5. Como publisher y desarrolladora respectivamente, estas dos gigantes del videojuego nipón se han empeñado en no dejar de lado a los jugadores más pequeños, lanzando productos de inusitada calidad que, por otro lado, les han acabado reportando enormes beneficios.

Así, capitaneada por el gran Akihiro Hino, Level-5 rescataba del mundo del manganime el furor japonés por el fútbol con la celebérrima saga Inazuma Eleven, en la que el deporte rey, el RPG y las aventuras adolescentes de instituto se daban la mano en una imaginativa fórmula que arrasó en los hogares de medio mundo por méritos propios. Ahora, Level-5 se propone lo mismo con la expansión a occidente de su última saga de RPG juvenil, Yo-kai Watch, cuyo éxito en Japón es ya una realidad intachable gracias al título principal, numerosos spin-offs, una secuela prevista y una obscena cantidad de merchandising, que va desde las clásicas figuritas y peluches a todo tipo de vestuario, sin olvidar, por supuesto sus respectivas adaptaciones al manga y al anime.

Conscientes de la inminente llegada de la franquicia a España, Yo-kai Watch desembarca acompañado de un buen número de licencias: manga, anime, merchandising variado… en unos pocos meses, los hogares españoles estarán repletos de elementos relacionados con esta franquicia. ¿Está el videojuego a la altura de las expectativas? Lo cierto es que sí.

De una forma muy similar a lo visto en Inazuma Eleven, Level-5 propone con Yo-kai Watch un RPG sencillo y desenfadado, con una historia amena, cargada de aventura y humor. El protagonista de la aventura se topará por casualidad con un Yo-kai, un tipo de fantasma clásico del folclore japonés que se hace llamar Whisper y que le mostrará un misterioso reloj capaz de identificar a este tipo de espectros. Tras conocer al simpático Jibanyan, el "Pikachu" de esta aventura, trazando un paralelismo con la saga Pokémon, el héroe del juego recorrerá un buen número de mapeados ganándose la amistad de otros Yo-kai y enfrentándose a los fantasmas malévolos que amenazan la paz de su ciudad natal.

El argumento de Yo-kai Watch no se caracteriza por una gran profundidad o riqueza, pero cumple de sobra su cometido teniendo en cuenta el target al que va dirigido, y brinda a Level-5 la posibilidad de desplegar su enorme creatividad a la hora de diseñar personajes, escenarios, situaciones inverosímiles y diálogos tronchantes, localizados de una forma sobresaliente al castellano, por cierto. Junto a la exploración y los diálogos, los combates entre Yo-kai suponen una fundamental parte de la trama del título.

La mecánica del sistema de batalla de Yo-kai Watch revela un gran trabajo por parte de Level-5 a la hora de diseñarlo. El jugador podrá hacer uso de un total de seis Yo-kai, tres en el frente de combate y tres en "reserva", dispuestos en pantalla una original rueda con la que intercambiar posiciones rápidamente. Las acciones de los fantasmas se dan de forma automática, mientras que el jugador controla una serie de parámetros, como el ataque especial de los Yo-kai (Animaximum), el uso de objetos y la curación de nuestros monstruos.

Además, el mayor o menor éxito de los anteriormente citados ataques Animaximun dependerá de una serie de minijuegos a los que el jugador se tendrá que enfrentar en la pantalla táctil, haciendo uso de la misma: pinchar, frotar, trazar espirales... la interactividad vía stylus marcará el ritmo de los combates. Aunque en un primer momento la mecánica en las contiendas pueda parecer simple, a lo largo de la aventura la dificultad crecerá paulatinamente, revelando la verdadera profundidad de un sistema de combate que nos pondrá en un brete en más de una ocasión al tener que estar pendiente de varias acciones al mismo tiempo.

Yo-kai Watch es un título que, pese a todo lo que se le intenta comparar con Pokémon, se distancia deliberadamente del concepto "Hazte con todos" de la popular franquicia de Nintendo. En su lugar, ofrece al jugador una aventura sencilla pero excelentemente trabajada a todos los niveles, desde el derroche de creatividad a la hora de diseñar personajes como de plantear tramas, con un sin fin de misiones secundarias divertidísimas de superar, y un argumento global que cumple con creces su cometido.

Sus muchas opciones de juego, el uso de todas las características propias de 3DS y su trabajado y adictivo sistema de combate lo convierten en un título idóneo para los jugadores más jóvenes ávidos de experiencias profundas, pero también para los aficionados a la cultura pop japonesa, al anime y a la obra de Level-5 en particular.

Tráiler del juego:

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD