Menú

El calentólogo James Hansen se embolsa 1,6 millones de dólares en premios y conferencias

Se supone que los escépticos están comprados por las petroleras. Pero parece que se gana bastante más excitando la histeria del calentamiento global.

0
Se supone que los escépticos están comprados por las petroleras. Pero parece que se gana bastante más excitando la histeria del calentamiento global.
James Hansen durante su comparecencia en el Senado en 1988. | Wikipedia/NASA

James Hansen es un astrofísico cuyo primer objeto de investigación consistió en crear modelos para comprender la atmósfera de Venus. No obstante, pronto trasladó su modelo, centrado en el efecto invernadero provocado por los distintos gases, a la atmósfera de la Tierra y ya en 1981 publicó un estudio en el que advertía del rápido efecto que estaba teniendo el dióxido de carbono en la temperatura global.

Su salto a la fama lo dio durante una comparecencia en el Senado de Estados Unidos en 1988, donde predijo unos aumentos de temperatura que luego no tuvieron lugar, pero que dieron comienzo a la histeria del calentamiento global, de la que Hansen puede ser considerado como padre.

Una posición que ha resultado ser muy lucrativa. Según revelan los registros de la NASA, publicados tras una denuncia del American Tradition Institute, durante los cinco años ha recibido 1,6 millones de dólares de fuentes externas por trabajo directamente relacionado con su rol en la NASA como activista climático y director del Goddard Institute for Space Studies, posición que ostenta desde 1981. Esta cifra no incluye los gastos de los viajes, generalmente vuelos en primera o bussiness que también disfrutaba su esposa, que lo han llevado de Nueva York a Londres, París, Roma, Oslo, Tokio, Austria, Bilbao, California o Australia, entre otros destinos.

Esta lucrativa carrera comenzó después de denunciar en 2006 en el programa 60 Minutes un supuesto intento de censurarle por parte de la administración Bush. Según denuncia el American Tradition Institute, parte de estos ingresos violan las reglas éticas de la NASA, dado que es una entidad pública y el sueldo de Hansen proviene del bolsillo de los constribuyentes norteamericanos.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation