Menú

Cómo manejar el estrés en tiempos de crisis

La crisis ha agudizado una de las patologías más comunes de nuestro tiempo: el estrés. La inestabilidad laboral y la incertidumbre económica recrudecen sus síntomas, pero hay quienes saben convertir el estrés "malo" en "bueno".

Más ciencia en QUOQUO
0
La crisis ha agudizado una de las patologías más comunes de nuestro tiempo: el estrés. La inestabilidad laboral y la incertidumbre económica recrudecen sus síntomas, pero hay quienes saben convertir el estrés "malo" en "bueno".
La portada de Quo de octubre.

En su dossier del mes de octubre, dedicado al estrés, la revista Quo pone como ejemplo un estudio sobre los trabajadores de la Illinois Bell Telephone hecho en los años ochenta y que ponía de manifiesto que, tras un severo recorte de empleo y una más que complicada situación empresarial, un tercio de los empleados lograron superar a la situación con éxito mientras que el resto padecía la misma ansiedad que los despedidos.

La clave, cuenta Quo, está en la denominada resilidencia: la capacidad para sobreponerse a cualquier adversidad y salir incluso fortalecidos de ellas, algo que muchos tienen "atrofiado" por falta de uso. La clave sería, así, aprovechar un tiempo de crisis para crecer y sacar el máximo rendimiento de las oportunidades que pueden abrirse sin caer atrapados en el estrés. Pero otro elemento, de carácter físico, influye también en la capacidad de asimilar el estrés: la hormona DHEA. Estudios citados por la revista explican que su mayor presencia en el organismo lleva a una mayor resistencia al estrés.

El estrés, en cualquier caso, no es algo negativo en sí mismo, según explica la revista. Está presente en cualquier ser vivo y permite reaccionar con rapidez ante una situación para la que no estamos preparados. Todos los días se puede generar algo de estrés. El problema se produce cuando la persona presenta un estrés continuo que le lleva a gastar más energía de la que realmente dispone, presentando un estado de tensión constante. Algo que puede traducirse en síntomas físicos como cansancio extremo, cefaleas, alergias...

El cuarenta por ciento de la población activa, cuenta Quo, sufre estrés de forma continua. La clave, y más en tiempos de crisis, está en descansar lo suficiente y aprovechar el llamado estrés "bueno", el que podemos controlar, para ser más eficientes. El estrés "malo", o crónico, en vez de acelerar nuestras respuestas puede llegar a bloquearnos.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios