Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Los gatos desarrollan un maullido para llamar la atención de sus amos

La Universidad de Sussex en Brighton (Reino Unido) ha publicado un estudio en la revista Current Biology, en el que afirma que los gatos integran un lamento y un maullido dentro del ronroneo, que sus dueños perciben como molesta y difícil de ignorar.

EUROPA PRESS
0

La responsable del estudio, Karen McComb explica que "la incorporación de un lamento en una llamada que suele asociarse con satisfacción es un medio bastante sutil de pedir una respuesta. El ronroneo solícito probablemente sea más aceptable para los humanos que el maullido ostensible, que probablemente llevará a expulsar al gato del dormitorio". McComb sugiere así que esta forma de comunicación envía una clase subliminal de mensaje, que entra en la sensibilidad inherente que los humanos y otros mamíferos tienen ante señales relevantes en el contexto de alimentación de la descendencia.

La investigadora señala que encontró la inspiración en su propio gato, que la despertaba por las mañanas con un ronroneo muy insistente. Descubrió al hablar con otros dueños de gatos que algunos felinos también habían desarrollado el mismo truco manipulador. Así que como científica que estudia comunicación vocal en mamíferos decidió estudiar el tema.

McComb encontró dificultades en el desarrollo del trabajo, pues los gatos utilizaban estos maullidos coercitivos en privado pero no cuando existían extraños alrededor. Los investigadores tuvieron que entrenar a los propietarios de gatos para registrar los maullidos de sus animales.

En una serie de experimentos con sonidos programados con esas llamadas, descubrieron que los humanos juzgaban los ronroneos registrados cuando los gatos estaban buscando comida como más apremiantes y menos placenteros que aquellos realizados en otros contextos, incluso si nunca habían tenido gatos.

"Descubrimos que el factor crucial que determinaba las evaluaciones de apremio y falta de satisfacción que recibían los ronroneos era un elemento inusual de alta frecuencia, una especie de lamento o maullido incorporado en el ronroneo natural de tono bajo", explica MacCom.

Los participantes humanos de los experimentos juzgaban los ronroneos con altos niveles de este elemento como particularmente apremiantes y desagradables. Cuando los investigadores manipulaban los registros de ronroneos para eliminar el maullido incorporado, dejando todo lo demás igual, las tasas de apremio de estas llamadas disminuían de forma significativa.

McCombs apunta que este lamento se produce a un bajo nivel en el ronroneo normal de los gatos y aclara que "los gatos han aprendido a exagerarlo cuando resulta eficaz para generar una respuesta de los humanos".

De hecho, no todos los gatos usan esta forma de ronroneo, sino que parece que es más frecuente en aquellos que tienen una relación individualizada con sus dueños en vez de aquellos que viven en grandes grupos familiares, donde sus ronroneos podrían ser eclipsados por personas no bien entrenadas. En estas circunstancias, los gatos parecen encontrar más eficaz el maullido estándar.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Los Eurofighter españoles vuelven al Báltico para proteger su espacio aéreo
    2. Los espectadores descubren las trampas de 'Supervivientes'
    3. David Bustamante se enfrenta al problema más grande de su vida (y no es Paula Echevarría)
    4. "Nadie tendrá un coche en propiedad dentro de 20 años"
    5. Hay un "inquietante misterio en el cajón de la mesa de Cifuentes"
    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios