Menú

El juicio del robo del Códice Calixtino comenzará el 1 de diciembre en Santiago

El Ministerio Fiscal pide para el principal imputado, el exelectricista de la Catedral, quince años de prisión y una multa de 300.000 euros.

Cultura / Agencias
2
El Ministerio Fiscal pide para el principal imputado, el exelectricista de la Catedral, quince años de prisión y una multa de 300.000 euros.
Códice Calixtino de la Catedral de Santiago. | Archivo

Han pasado casi dos años y medio después de que se encontrarse el Códice Calixtino en el garaje de un electricista de la Catedral de Santiago y ya ha llegado el momento del juicio. La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de La Coruña, con sede en Santiago de Compostela, ha fijado la fecha para la celebración del juicio del 1 al 19 de diciembre.

Están llamados a declarar seis peritos y más de 60 testigos, entre ellos el entonces deán de la Catedral, José María Díaz Fernández. Por supuesto, desfilarán los tres imputados, el exelectricista de la Catedral José Manuel Fernández Castiñeiras , su mujer, Manuela N.M., y su hijo, Jesús F.N..

El Ministerio Fiscal acusa a Fernández Castiñeiras de ser autor de un delito continuado de robo con fuerza, un delito contra la intimidad, otro delito de robo con fuerza y un delito de blanqueo de capitales por los que pide que sea condenado a quince años de prisión y multa de 300.000 euros.

Para los otros dos imputados, Manuela N.M. y Jesús F.N., solicita un año y medio de prisión y multa de 300.000 euros como autores de un delito de blanqueo de capitales o, alternativamente, seis meses de prisión si se les considera culpables de un delito de receptación.

En cuanto a la responsabilidad civil, solicita el Ministerio público que el principal acusado indemnice a la Catedral de Santiago en más de dos millones de euros.

Un año en su garaje

Manuel Fernández Castiñeiras tuvo guardado en un trastero en un garaje en la población del Milladoiro, próxima a Santiago, el manuscrito desde su sustracción en julio de 2011 hasta que fue recuperado un año después. El exelectricista es un hombre que destacaba por su religiosidad y por su vinculación a la Catedral de Santiago.

El hombre acudía frecuentemente a oír misa a la Catedral de Santiago, donde trabajó durante 25 años, a pesar de que su residencia estaba a escasos metros de la parroquia de San José do Milladoiro.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios