Menú

Nace Neos, la alternativa que trata de regenerar los valores cristianos

La asociación, promovida por diversos miembros de la Fundación Villacisneros, quiere hacer frente al "relativismo imperante en España".

0

El evento tuvo lugar en la tarde del pasado viernes y llenó el inmenso salón de actos del hotel Novotel Madrid Center. Ese dato es aparentemente irrelevante, pero tiene su miga para Gonzalo Bans, periodista y moderador en esta mastodóntica "presentación en sociedad" de algo que es difícil de definir concretamente. Neos es, según sus propulsores, una "alternativa cultural basada en los fundamentos cristianos". De ahí la relevancia de la afluencia de espectadores, si no creyentes ellos mismos, por lo menos sí simpatizantes con una comunidad que se siente cada vez más acorralada en la sociedad actual. "Hemos tenido que rechazar la entrada a multitud de personas, porque no cabían. ¿Cómo es posible que haya tanta gente que prefiera estar aquí un viernes a estas horas que disfrutando del inicio del fin de semana?", preguntó Bans. Y la respuesta trataron de aportarla los diversos ponentes en la hora y media que duró todo el tinglado.

En términos generales, podría decirse que su mensaje de fondo se resume en "la necesidad de una regeneración política y moral de España". Sin embargo, no se trata de un partido político. "Neos es una asociación que trata de aportar soluciones", explicó Bans. "A través de nuestros diversos grupos, queremos ofrecer una base argumental sólida para todo aquel que quiera combatir la deriva relativista actual", añadió durante su intervención Íñigo Gómez-Pineda, presidente de la Fundación Villacisneros. "Nosotros nacemos para apoyar esa iniciativa, pero no para encabezarla".

TRNIM1XfASQpy8e0e

Tanto él como los otros dos ponentes que ayudaron a presentar el proyecto coincidían en el diagnóstico: "España está siendo minada por un poder político que no cree en ella", dijo Gómez-Pineda. "La reciente ley de eutanasia sirve como metáfora para lo que le llevan haciendo a España desde hace tiempo", añadió Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la Fundación Ángel Herrera Oria. "Vivimos en unos tiempos en los que impera la cristianofobia y el odio a España, a su historia y a sus logros. Pero nosotros vamos más allá y decimos que el mal que padece Europa es el mal de la ausencia de Dios, precisamente. Porque todo tiene su fundamento en Dios".Jaime Mayor Oreja, presidente de la Fundación Valores y Sociedad, fue más concreto y presentó cinco pintorescas razones que explican el nacimiento de Neos. "La defensa de la verdad y la puesta en marcha para hacer frente a la destrucción del orden social fundado en los valores cristianos; la creencia en la relevancia de las actitudes personales, que son las que deben pegar un cambio y defender con rotundidad nuestras ideas, combatiendo esta nueva España que nació de la mano de ETA y de Rodríguez Zapatero; la convicción de que es necesario unir y sumar, ya que sólo unidos podremos hacer algo frente a esta moda dominante que nos está ganando por goleada; la necesidad esencial de que España se regenere, algo que necesita de la dimensión religiosa y espiritual de las personas que defendemos la vida; y la obligación de recuperar la capacidad de convencer a los españoles de que lo que hace falta es sentido del servicio antes que ambición personal". "Ante el relativismo imperante y la disolución de los valores y convicciones en los que se fundó la civilización occidental, nosotros tenemos que saber movilizarnos. No pueden seguir destrozando la España que conocemos".

La España que conocen es una España muy concreta. Por eso han desarrollado siete líneas de trabajo, que presentaron con diversos vídeos e intervenciones de especialistas en la materia. Esas siete líneas de trabajo son: la defensa de la vida —"contra el relativismo moral que quiere ponerla en un segundo planto a través de leyes como la del aborto y la eutanasia"—; la defensa de la verdad —"la misión de los gobiernos es la búsqueda de la justicia y del bien común, no la determinación de la verdad"—; de la dignidad humana —"es necesario atajar los ataques al concepto de familia, así como el dogmatismo identitario y la visión fluida de los géneros, que niega la biología"—; de la libertad —"tanto religiosa como de educación y de expresión"—; la defensa de España —"de su historia, su Constitución y sus instituciones"—; la defensa de la monarquía —"órgano necesario y jefe de Estado imparcial"—; y el análisis y descripción de las "amenazas globales a estos mismos valores cristianos que se encuentran en entredicho en todo el mundo occidental".

Cada uno de los ponentes expuso la visión compartida que tienen de este movimiento que busca la renovación de una democracia cristiana que siente que, en los últimos años, se ha visto desplazada dentro incluso de los partidos que tradicionalmente la defendían. Visiones tal vez más tecnocráticas, centradas casi exclusivamente en la economía, o con tintes más liberales, habrían ido dejando de defender unos valores cristianos que ahora se perciben endebles en una sociedad "que ha perdido el norte". "Y el norte es Dios". Neos, de hecho, es un acrónimo que recoge las siglas de los puntos cardinales. Podría decirse, por tanto, que su propuesta es una brújula. No pretende influir directamente en la política, pero sí ofrecer alternativas y argumentos que puedan ayudar en la "batalla cultural".

En Cultura

    0
    comentarios