Menú

El día que Picasso quiso diseñar un monumento funerario y cambió el arte del siglo XX

La Fundación MAPFRE inaugura la exposición Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura, que revisa un hito del arte.

La Fundación MAPFRE inaugura la exposición Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura, que revisa un hito del arte.
'Femme criant', c. 1941, de Julio González | Centre Pompidou

El poeta Guillaume Apollinaire, amigo de juventud de Pablo Picasso en París, escribió en El Poeta asesinado:

"-¿Y de qué va a ser la estatua? -preguntó Tristusa- ¿De mármol?, ¿de bronce?
-He de hacerle una sólida estatua de nada, como la poesía y como la gloria…"

La muerte de Apollinaire en 1918, dos años después de publicar este cuento, coincidió con un periodo artístico en el que Picasso había aparcado el cubismo y volvía a coquetear con la figuración. Con esa poesía grabada en su memoria, quiso homenajear a su amigo con un monumento funerario que honrase su legado en el cementerio de Père Lachaise. Picasso pidió ayuda técnica a su también amigo Julio González, nieto e hijo de orfebres catalanes, reconocido por su constante innovación en el uso de materiales para la escultura. Esta colaboración se ha estudiado tradicionalmente como un momento clave en la Historia del Arte.

gonzalez-picasso-.jpg
'Gran maternidad', de Julio González y 'Proyecto para un monumento a Apollinaire', de Picasso | Tate / Musée Picasso-Paris

La Fundación MAPFRE ha inaugurado el Año Picasso, con motivo del cincuenta aniversario de la muerte del artista malagueño, con la exposición Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura, que revisa este hito del arte del siglo XX: el nacimiento de la escultura en hierro y la adhesión de la escultura a la abstracción.

picasso-mujer-jardin.jpg
La Femme au jardin | Musée National Picasso-Paris

La colaboración entre Julio González y Pablo Picasso entre 1928 y 1932 coincide con un periodo en el que la escultura metálica gozó de bastante fama. Ambos consiguen dibujos en el espacio, una escultura que tiende a la transparencia como también practicaron otros artistas como Juan Gris, Henri Laurens, Jacques Lipchitz o Alexander Archipenko. González creó una serie de esculturas desmaterializadas en las que trabajaría el resto de su carrera y por la que se le reconocería, a título póstumo, como uno de los padres de la escultura abstracta en hierro. Picasso, por su parte, aprendió las posibilidades del trabajo de forja y de la soldadura en hierro, como puede verse en Mujer en el jardín.

La exposición contextualiza esta colaboración dentro de las trayectorias creativas de ambos autores y presenta un diálogo entre sus obras, desde su juventud en la Barcelona modernista hasta el fallecimiento de Julio González en 1942.

julio-gonzalez-escultura.jpg
'Femme se coiffant', de González | Centre Pompidou

La muestra fue el último proyecto de Tomàs Llorens, emblemático historiador del arte de fallecido en junio de 2021 y está comisariada por su hijo Boye Llorens. Ha contado con la colaboración del Musée national Picasso-Paris, la Comisión Nacional española para la Conmemoración del 50 aniversario de la muerte del artista español Pablo Picasso y la González Administration.

Por cierto que el proyecto de Julio Gónzalez y Pablo Picasso para la tumba de Apollinaire nunca llegó a hacerse efectivo. El malagueño se topó con una comisión demasiado conservadora que no veía con buenos ojos su propuesta innovadora. En septiembre de 1935, se colocó sobre la tumba del poeta una losa de granito bretón.

Ficha:

Nombre: Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura
Comisarios: Tomàs Llorens Serra (fallecido en 2021) y Boye Llorens
Lugar: Fundacion MAPFRE (Paseo de Recoletos, 23. Madrid)
Fechas: del 23 de septiembre de 2022 al 8 de enero de 2023
Precio: Entrada General 5 €; reducida 3 €; gratuita los lunes no festivos

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador