Menú

Miguel de la Fuente: "Donde más he aprendido sobre la naturaleza humana es en la guerra"

LD entrevista al reportero gráfico de RTVE, Premio de Periodismo Cirilo Rodríguez: "Occidente, más que hundirse, se está organizando".

LD entrevista al reportero gráfico de RTVE, Premio de Periodismo Cirilo Rodríguez: "Occidente, más que hundirse, se está organizando".
Miguel de la Fuente ha sido el cámara de grandes reporteros como Arturo Pérez Reverte. | C.Jordá

Miguel de la Fuente (Orense, 1961) reivindica el instinto de supervivencia, "de defensa de aquello que tú crees que te corresponde", como un derecho natural que todo el mundo tiene. "Es natural que la guerra exista: somos lobos y nos tenemos que defender", me dijo en una entrevista anterior. El reportero gráfico de RTVE, recientemente galardonado con el XXXVIII Premio de Periodismo Cirilo Rodríguez, cuenta a LD que donde más ha aprendido sobre la naturaleza humana es en los conflictos bélicos. Experiencia no le falta: en las últimas tres décadas, año arriba/año abajo, cámara al hombro ha cubierto las dos guerras del Golfo, Sarajevo, Balcanes, Afganistán o Ucrania –y seguro estoy de que alguna me dejo–. También reportajeó sobre Sendero Luminoso, los meninos da rua brasileños, el huracán Mitch en Nicaragua o el terremoto de Haití. Pocos españoles acumulan tantas pinturas negras en su retina filtradas por una lente. Conversamos sobre verdades, mentiras y libertad(es) en el Café Varela.

P: Plagiando a Pilatos, ¿qué es la verdad?

R: La verdad es aquello que nosotros vemos y queremos transmitir, y que los demás confían en que tenemos que decir.

miguel-de-la-fuente05.jpg
Un momento de la entrevista | C.Jordá

P: ¿Sabe de la existencia de alguna verdad absoluta?

R: No. Todas las verdades son variables. En cada momento, una verdad puede ser manipulada, falseada, dicha con el corazón… Todas las verdades tienen cierto sesgo.

P: ¿La búsqueda de la verdad humaniza?

R: Sí. La búsqueda de la verdad no es más que un trabajo constante, al menos, en lo que a mí me toca, para intentar llegar a aquel que no está allí, a aquel que no ve lo que yo veo. Esa búsqueda me ha humanizado y me humaniza a día de hoy.

P: ¿Debiéramos ser los profesionales de la información vanguardia en esa búsqueda?

R: Sí. Es una teoría que todos perseguimos desde el momento en el que nos metemos en el mundo de la información. Unos consiguen la verdad con mayor gracia, otros con menor, pero todos la buscamos. Y buscarla es divertido y agradecido. Sobre todo, satisface mucho. Cuando llegas al final del día, estás solo y piensas en lo que has hecho, siempre hay una parte que te gusta, que te pone contento por lo que has hecho.

P: ¿Qué le ha enseñado la guerra de la naturaleza humana?

R: Todo. Donde más he aprendido sobre la naturaleza humana es en la guerra, en los conflictos bélicos. Es verdad que intentas pasar un poco por encima, como de soslayo, para que no te afecte mucho y que no te duela de tal forma que tengas que marcharte. Esto le ha pasado a compañeros míos, que han tenido que abandonar. Sin embargo, al final te afecta desde el pelo hasta los pies, y reivindico que tiene que ser así. Tienes que buscar un equilibrio para no hundirte.

miguel-de-la-fuente04.jpg
De la Fuente, en un momento de la entrevista | C.Jordá

P: ¿Cómo encontró ese equilibrio?

R: Con la cámara, mirando a través de un objetivo. Cuando veo que hay algo que me va a doler, posiblemente, en ese momento, levanto la cámara y más me concentro en lo que tengo que hacer. Cuando he visto a algún compañero que se ha hundido, se ha vuelto y ha regresado a España, empiezo a pensar qué me queda por hacer a mí, qué necesito contar que todavía no he contado. Es un sistema de defensa que hasta ahora, toco madera, me ha funcionado. No sé si me funcionará en el futuro: esto no es una clave certera. Hay muchas variables en cada conflicto: cada vez que te metes en un pueblo, en la casa de una familia o en un bombardeo, cambian todas las circunstancias, la manera en la que tú actúas. Y lo mejor es no pensar en lo que vas a hacer, sino intentar ser lo más consecuente posible en cada momento y en cada movimiento que haces.

P: ¿Hay más verdad en el frente que en un centro comercial de la Gran Vía?

R: Son verdades diferentes. Ayer (la entrevista se hizo el 25 de mayo) estuve rodando a las Tanxugueiras en el Retiro y estuve encantado de hacerlo. Las verdades son diferentes en tanto en cuanto vives diferentes realidades. En la guerra, tienes que vivir con ella, para ella, estar pendiente, desde el momento en el que te levantas, de cómo te vas a alimentar, cómo vas a conducir hasta el punto al que quieres llegar, quién te va a llevar, si tienes las acreditaciones suficientes, si las personas que van contigo son del todo fiables… Esa es la verdad del día a día en la guerra. En el centro comercial no pasa nada si falla la persona que está a tu lado. Si te falla el plan, lo rehaces y no hay problema. En una guerra, si te falla el plan, las consecuencias pueden ser muy graves. Aun así, incluso teniendo todo controlado y calculado, las consecuencias pueden ser igual de graves.

P: En la guerra, ¿qué cotiza mejor: la verdad o la mentira?

R: Han cotizado siempre las dos partes. Muchos países han ido a la guerra por mentiras, pero también por verdades. La mentira siempre existe, es una forma de manipular esa verdad por la cual los hombres matan.

miguel-de-la-fuente01.jpg
Los ojos del camarógrafo | C.Jordá

P: Leonard Cohen canta en "Everybody Knows": "Todo el mundo sabe que el barco se está hundiendo, / todo el mundo sabe que el capitán mintió". En primer lugar, ¿el barco de Occidente se está hundiendo?

R: En el caso de la guerra de Ucrania, hemos confiado en quienes nos dirigen para que apoyaran a Ucrania. No podemos estar analizando, ni tenemos capacidad, yo no la tengo, de estar analizando, punto por punto, cada paso que dan los países occidentales. Es una cuestión de confianza. Confiamos plenamente en ellos. Creo que Occidente no se está hundiendo. Lo que ha hecho hasta ahora, lo ha hecho bien. Ha conseguido dar pasos que no se habían dado hasta ahora. La unión que existe en Europa no la conocíamos hasta hace poco. Ni nos la creeríamos siquiera. No, no creo que Occidente se esté hundiendo. A partir de esta guerra, han surgido resortes nuevos para la unión de Occidente y, posiblemente, se plantee en el futuro el refuerzo de esta unión. De hecho, si lo miras militarmente, las compras que se han hecho de material defensivo y ofensivo han sido compras conjuntas. Occidente, más que hundirse, se está organizando.

P: ¿Y cuánto mienten los capitanes del barco?

R: Siempre he creído que, en esta parte del mundo, hay más verdad que mentira. Hay otros países en los que la mentira ha sido muy utilizada de forma recurrente. Creo que, en general, los capitanes que nos dirigen en Europa, sean de izquierdas o de derechas, de la ideología que sea, son buenos capitanes. Confío plenamente en el voto y en que Europa nos llevará a buen puerto mientras nos mantengamos así.

P: ¿La verdad libera?

R: La verdad libera: no se le puede mentir a la gente para llevarla a una catástrofe. Pero también creo la mentira libera: tienes que ponerle algo de simpatía a la verdad y, a veces, esa simpatía puede ser una mentira.

miguel-de-la-fuente03.jpg
De la Fuente, posando para Libertad Digital | C.Jordá

P: ¿Se ha prostituido el significado del significante "libertad"?

R: Creo que el significado de "libertad" lo entendemos todos, desde hace mucho tiempo. En Occidente, donde nos toca vivir, no se ha desnaturalizado del todo; en otros sitios, sí. No, no creo que se haya prostituido la palabra. (Piensa) En lo que a mí respecta, intento arrimar el hombro no intentando convencer, sino intentando convencerme a mí mismo: creo que las cosas no van del todo mal, que podrían ir mucho peor.

P: Y, para finalizar, ¿por qué hay quien contrapone "libertad" y "seguridad"?

R: Alguna gente cree que, para ser libre, no debe existir la seguridad. Lo he podido comprobar en todos los conflictos bélicos que he cubierto y en todos los sitios donde he estado: la seguridad acompaña a la libertad. El sentirnos seguros es una forma de hacernos libres, y para sentirnos seguros tenemos que acompañarnos de fuerza, de defensa, de armamento a veces, y de Policía, de Guardia Civil, etcétera, que son quienes velan para que esa libertad se mantenga.

Temas

En Cultura

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro