Menú

Batman La broma asesina: ¿Aún no conoces el imperecedero origen del Joker?

Alan Moore redefinió para siempre el origen del villano más importante de la historia de los cómics.

Alan Moore redefinió para siempre el origen del villano más importante de la historia de los cómics.
Batman La broma asesina: ¿Aún no conoces el imperecedero origen del Joker? | David Vinuesa

Hay cómics eternos. Cómics que tienen nuevas ediciones cada poco tiempo porque pasan los años y jamás pierden esa leyenda que hay alrededor de ellas. Son imperecederos. Clásicamente actuales. Lo mismo pasa con los personajes. Batman es, sin duda, "el personaje". Pocos superhéroes tienen tantas cabeceras y tantos cómics como el bueno de Bruce Wayne. Y claro, si hablamos de Batman, tenemos que mencionar al Joker, el villano más importante de la historia de las viñetas. Cómics eternos y personajes eternos. ¿Qué ocurre cuando juntas ambas cosas? Que tienes, por ejemplo, esta Broma Asesina.

Da igual cuántos años hayan pasado ya desde que Alan Moore y Brian Bolland se sacaron de la manga un cómic de poco más de 60 páginas en el que se contaba por fin el origen del Joker. Un origen, por cierto, que se acabó dando por bueno finalmente tras haber arrasado en los corazones de los fans. Muchos años han pasado ya desde la aparición de la Broma Asesina y sigue estando tan joven y tan lozana como en su primer día. Por eso cuando aparece una nueva edición o se reedita alguna de las ya existentes, rápidamente la broma vuelve a tener la misma gracia de siempre.

img-20240225-122150-edit-100469721422168.jpg

Es difícil que conociendo a Batman no hayas escuchado alguna vez hablar de este cómic, pero si hay alguien que aún no sepa de qué va esta broma y por qué es tan famosa, os hago un breve resumen. En esta historia corta de Batman, que es prácticamente una grapa doble de poco más de 60 páginas, Alan Moore lanzó al mundo la idea de que el Joker tuvo un origen concreto. Por fin conocíamos su nacimiento. El misterio, al menos en esta versión, quedaba resuelto. El payaso del crimen fue antes de una leyenda de la villanía, un ciudadano normal de Gotham, futuro padre, con problemas económicos, marido sacrificado y un hombre desesperado por solucionar el bienestar de su familia. El Joker fue antes del Joker, Capucha Roja y cometió errores propios de la desesperación que acabaron con él sumergido en un tanque de productos químicos.

Moore puso origen al Joker en esta historia que mezcla los flashback de este nacimiento del monstruo mientras crea una terrorífica historia que mezcla una fuga de Arkahm por parte del payaso, un evento que dejó en silla de ruedas a la hija del comisario Gordon y la posterior tortura de éste a manos de un depravado Joker. Batman, por supuesto, tendrá que detener a su enemigo más conocido antes de que vuelva loco a su amigo y demuestre que cualquier persona, llevada al extremo, puede acabar en manos de la locura más absoluta.

Esta historia no es una historia para todos los públicos. Solo adultos, por favor. Porque Alan Moore juega con esa metáfora antes mencionada de la locura con actos horribles. Actos, algunos mostrados y otros que se intuyen, perversos. Actos muy oscuros que hacen que el Joker, más que nunca, refleje en las viñetas el monstruo que es. Este no es un cómic para todo el mundo. Es una cómic muy duro. Genial, pero muy duro. Con momentos que han influenciado posteriormente al cine y al propio mundo de las viñetas. Y todo en 60 páginas con un toque metafórico que hace que incluso Batman dude acerca de lo que es él mismo en esencia y de algo que mucha gente ya pensaba de este baile entre personajes: Batman y el Joker no son tan diferentes.

img-20240225-122237-edit-100451732285191.jpg

Lo que hace aquí Alan Moore es histórico. Genial e histórico. Retuerce el duelo entre payaso y murciélago con un guion tan contundente que sigue dejando a la gente reflexionando mucho tiempo después de su lectura. Da igual que lo hayas leído 100 veces. La 101 te dejará de nuevo con ese cuerpo raro y esa mente embotada ante lo que has visto. Esta broma es genial, sin embargo, no hace gracia pese a unas risas finales entre Batman y el Joker que también son parte de la historia de los cómics.

Aparte del guion, el trabajo de Brian Bolland al dibujo también es considerado vital dentro de esta leyenda. Tanto en los momentos de tensa espera ante lo que va a ocurrir y aquellos en los que se te hiela la sangre. Bolland supo leer la oscuridad y ambigüedad del guion de Moore y puso la guinda a una obra monumental. Os dejo varios ejemplos:

img-20240225-122223-edit-100461259402898.jpg
img-20240225-122247-edit-100441556577381.jpg

Conclusión: Este cómic te pone a prueba. Te hará pensar entre la delgada línea que separa lo bueno de lo malo. Al héroe del villano. La normalidad de una persona transformada en locura cuando la vida te lleva el extremo. Si lo has leído, vuelve a leerlo. Con esta o con la edición que ya tengas. Si no lo tienes, esta es otra opción para hacerte con la mítica historia de Batman y el Joker con este formato nuevo de ECC que incluye grandes novelas de Batman y del mundo DC. Una edición que va al grano con 64 páginas y algún que otro extra. Formato manejable, cómodo para leer en cualquier parte y perfecto para irlo moviendo de lado a lado sin el miedo propio de cualquier purista de la colección. Si gustan, disfruten de la lectura.

No me olvido del apartado técnico: guion de Alan Moore, dibujo de Brian Bolland, editorial ECC, cartoné tapa dura, 64 páginas y un precio de 15 euros.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios