Menú

Las mil historias hundidas con el Titanic

Madrid acoge una exposición con más de 200 objetos reales del gran trasatlántico, muchos de ellos expuestos por primera vez.

1
Las mil historias hundidas con el Titanic
La memoria del Titanic llega a Madrid

02:20 horas del 15 de abril de 1912. El buque comienza a hundirse hasta desaparecer. Las dos partes en las que quedó seccionado descienden y chocan contra el fondo, a 3.963 metros de profundidad en el Atlántico Norte. Solo 712 personas sobrevivieron. El resto, 1.495, perecieron. Esta es la historia de uno de los transatlánticos más famosos del mundo, de sobra conocida. Pero Titanic The Exhibicion no trata de eso. Habla de historias personales, de aquellos que se salvaron y de aquellos que no corrieron la misma suerte.

La exposición reúne cerca de 200 objetos originales, muchos de ellos expuestos por primera vez, seleccionados por su valor humano. Los expertos han estudiado a quién pertenecía y la tragedia que representan. Son objetos que conmueven, que remueven el estómago de quien los contempla, como algunos de los relojes parados a la hora exacta en la que se produjo el hundimiento; o el camisón de Carolina Byström, una pasajera de primera clase que no tuvo tiempo de cambiarse antes de subir a uno de los botes salvavidas; o el esmoquin de Víctor Peñasco, uno de los diez españoles que viajaban a bordo.

Son decenas de historias desconocidas contadas a través de objetos únicos. El visitante se topará con fotografías de gran tamaño, maquetas, recreaciones de los camarotes, pero también humildes vitrinas que guardan un simple anillo, sin demasiado valor, que revela, por ejemplo, la historia de la pasajera sueca Gerda Lindell, que saltó al agua cuando el Titanic se encontraba semihundido. Luchó con todas sus fuerzas por alcanzar un bote salvavidas, pero exhausta por el frío, no consiguió más que agarrarse con una mano, quedando el resto de su cuerpo en contacto con las gélidas aguas. Su marido, que sí logró subir a la barca, luchaba por sobrevivir a la hipotermia y por sujetar a su esposa… sin suerte. Ambos fallecieron congelados. El anillo de Gerda cayó al fondo del bote, antes de que su cuerpo quedara a la deriva.

Lo que Cameron no contó

Titanic The Exhibicion quiere además desmontar falsos mitos. "La película de James Cameron es una historia buenísima y la mejor película sobre el Titanic que conozco, pero lo que dice nunca ocurrió", confesó el comisario de la exposición, el historiador Claes-Göran Wetterholm. La verdadera historia de Jack y Rose (Leonardo DiCaprio y Kate Winslet) es en realidad la de Kate Phillips y Henry Morley.

La joven, de 19 años, trabajaba en una tienda en Inglaterra y se enamoró del dueño, Henry Morley, de 47. Ambos decidieron huir a América con nombres falsos, a bordo del Titanic. Él murió y ella sobrevivió. Nueve meses después de la tragedia, dio a luz a su hija Ellen. La exposición conserva el pequeño collar con una diminuta esmeralda en el centro que Morley le regaló a Phillips en plena travesía, la joya que inspiró al cineasta.

Uno de los objetos hasta ahora nunca expuestos son las sitting cards necesarias para sentarse a comer en alguno de los restaurantes del buque. Eran de Malkolm Joakim Johnson, un empresario sueco que viajaba con una importante cantidad de dinero. Llevaba los fajos guardados lejos de miradas indiscretas... o eso creía, porque cuando su cadáver fue recuperado del mar y entregado a sus familiares, estaba totalmente vestido y con los zapatos puestos. Eso sí, le faltaban los calcetines.

1.500 metros de exposición

La muestra está dispuesta de forma que el visitante sienta en primera persona como era la vida abordo de uno de los transatlánticos más lujosos. Desde el portalón de entrada de los pasajeros que recrea el acceso a primera clase desde el muelle al buque, hasta un pasillo de primera clase o un camarote de tercera.

Puede verse hasta el 6 de marzo en el Fernán Gómez, Centro Cultural de la Villa, por un precio entre 6 y 12 euros. Posteriormente, continuará con su gira mundial.

Temas

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios