Menú

40 años del macrorrobo de 'picassos' por la mafia corsa

Un grupo organizado se llevó 118 cuadros del artista malagueño del Palacio Papal de Aviñón, asegurados en unos 135 millones de pesetas.

0
Un grupo organizado se llevó 118 cuadros del artista malagueño del Palacio Papal de Aviñón, asegurados en unos 135 millones de pesetas.
Unos visitantes observan un cuadro de Picasso. | Cordon Press

Pablo Picasso es uno de los artistas más apetecibles para los traficantes del mercado negro de obras de arte. Esta misma semana, sin ir más lejos, la Policía turca ha informado de la recuperación de un cuadro del artista español robado en un domicilio privado de Nueva York. Pero son muchos más los saqueos a los que su legado se ha visto sometido. Hubo una vez, hace cuarenta años, que sustrajeron más de un centenar de sus cuadros de una tacada. Un robo de película.

El 2 de febrero de 1976, un grupo organizado relacionado con la mafia corsa se llevó 118 picassos del Palacio Papal de Aviñón, en Francia, uno de los edificios medievales más importantes de Europa, símbolo del esplendor de la Iglesia y lugar de celebración de hasta seis cónclaves. Los ladrones, profesionales de su oficio y desconocedores de arte, entraron por la noche, agredieron y maniataron a los tres guardias encargados de custodiar las obras expuestas en la capilla de Clemente VI y descolgaron las telas que se encontraban más a mano. Se dieron el lujo de despreciar las obras que se exhibían en la parte superior de la pared y las que, por tamaño, no eran fáciles de transportar. Después, y tras cortar la línea telefónica, huyeron a bordo de una furgoneta.

Según recogió la prensa francesa, la policía reconoció que se trataba de un grupo perfectamente organizado, que actuó siguiendo un plan previamente diseñado, e iban armados.

Las telas sustraídas pertenecían a la época final del artista malagueño, obras más filosóficas, que no poseían firma. Se hallaban en ese enclave desde 1973 y pertenecían a una partida de 201 cuadros que Picasso donó a la ciudad de Aviñón. Estaban asegurados en más de 10 millones de francos, el equivalente a unos 135 millones de pesetas.

Pero el guión de la película tenía guardado un final feliz para los herederos del autor de las Señoritas de Avignon. Las obras fueron recuperadas poco tiempo después en el interior de una furgoneta alquilada. Seis hombres fueron detenidos, uno de los cuales falleció en dependencias policiales de Marsella.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD