Menú

El Thyssen explora las referencias de la pintura española en los diseños de Balenciaga

Balenciaga y la pintura española se compone de casi 90 piezas de indumentaria y 50 obras de arte, que dialogan en el mismo espacio.

0
El Thyssen explora las referencias de la pintura española en los diseños de Balenciaga
Balenciaga y la pintura española

La infancia de Cristóbal Balenciaga (Guipúzcoa, 1895-Alicante, 1972) discurrió entre hilos, patrones y costuras, pero también entre obras maestras de la pintura española. Su madre era costurera y la acompañaba a muchas de las residencias de sus clientas. Entre ellas, al Palacio de Vista Ona, en Guetaria, en el que vivía la marquesa viuda de Casa Torres, la que sería bisabuela de la futura reina Fabiola de Bélgica. Mientras que su madre cosía para tan distinguida señora, Balenciaga se perdía entre los Grecos, Velázquez o Goyas que adornaban sus paredes y esas obras quedaron en su imaginario: la elegancia del negro, las líneas minimalistas de los hábitos religiosos y los volúmenes arquitectónicos de los tejidos.

La relación entre ambas familias fue determinante para su futuro. Un día, reuniendo todo su coraje, como el propio Balenciaga reconoció en una entrevista, le pidió a la marquesa visitar sus armarios. Quedó prendado de cada tela, de cada encaje...y lo tuvo claro. Él quería ser diseñador y aquella mujer sería su primer encargo. Con tan solo 12 años, le diseñó a la marquesa su primer modelo. "Así fue como hice mi primera entrada en la alta costura y en la alta sociedad", confesó a París-Match.

Esta conexión entre la tradición de la pintura española entre los siglos XVI y XX y las creaciones del modisto español más influyente de la historia es el punto de partida de la nueva exposición temporal que inaugura el Museo Thyssen. "La moda siempre ha estado presente en la historia del arte y ha poblado nuestros museos. Nunca antes había habido una exposición en el que se estableciera un diálogo entre moda y pintura de una manera tan realmente excelente", aseguró Eloy Martínez de la Pera, comisario de la muestra, durante la presentación de la misma.

Balenciaga y la pintura española se compone de casi 90 piezas de indumentaria –algunas rescatadas por primera vez del baúl de sus propietarias y otras cedidas por el Museo Balenciaga de Guetaria, el Museo del Traje de Madrid y el Museu del Disseny de Barcelona–, que dialogan con más de medio centenar de cuadros de Velázquez, El Greco, Murillo, Zurbarán, Goya, Zuloaga o Madrazo, repasando 400 años de historia de la pintura española. La exposición, comisariada por Eloy Martínez de la Pera, cuenta con préstamos de colecciones privadas y museos de ámbito nacional, como el Museo del Prado o el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Balenciaga hizo de París el mejor taller de costura posible, pero España fue siempre su fuente de inspiración. "Cuando llega a la capital francesa, añora España e incluye elementos vinculados al español en todas sus creaciones", explicó el comisario. Asumió del Greco su paleta cromática y trasladó a sus vestidos de novia la belleza, austeridad, misticismo y religiosidad que halló en Zurbarán. Revolucionó la alta costura con tules, encajes y línea imperio de aire goyesco y dotó al negro que vio en los retratos de corte de Velázquez de una luz muy personal que enamoró a los amantes de la moda. Además, subió a la pasarela "la tradición española": la estética de la tauromaquia, las líneas de los bailaores de flamenco y hasta las camisas sueltas que vio en los pescadores que faenaban en el pueblo donde se crió. "La austeridad, sobriedad, equilibrio y proporción, coherencia y perfección, innovación y atemporalidad son conceptos que son inherentes a las creaciones de Balenciaga", escribe el comisario en el catálogo de la exposición.

La exposición cuenta con el último diseño de Balenciaga, el vestido de novia que confeccionó para la boda de Carmen Martínez Bordiú con Alfonso de Borbón y Dampierre.

Ficha:

Exposición temporal: Balenciaga y la pintura española
Comisario: Eloy Martínez de la Pera
Fechas: Del 18 de junio al 22 de septiembre de 2019
Lugar: Planta baja, Museo Thyssen
Precio: General 13€ - Reducida 9€
Duración estimada de la visita: 1 hora.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation