Menú

Rembrandt: 350 años de la muerte de un genio que murió en la miseria

Se cumplen 350 años de la muerte del maestro holandés, un artista de vida trágica que falleció en el esplendor creativo de su carrera.

0
Se cumplen 350 años de la muerte del maestro holandés, un artista de vida trágica que falleció en el esplendor creativo de su carrera.
Diez obras que demuestran por qué Rembrandt es el maestro de las luces y las sombras
rembrandtautorretrato.jpg

Rembrandt es de esos artistas que nos legó su obra junto a unas instrucciones. El maestro holandés nos diferenció el mero decorado de lo específicamente significativo en sus cuadros a través del juego de luces y sombras. Esta técnica de la que extrajo una belleza cautivadora serviría para definir su vida personal. La de Rembrandt es una biografía cargada de éxitos y fracasos. Es una de las referencias artísticas de su país, pero murió con lo puesto. Se cumplen 350 años de su muerte, una excusa tan buena como otra para acercarnos a su figura.

Rembrandt van Rijn (1606-1669) fue el noveno hijo de un molinero y una panadera residentes en la ciudad de Leiden. Era una familia acomodada y esos posibles le abrieron las puertas de la universidad. Abandonó pronto, sin embargo, la vida académica para ingresar como aprendiz en varios talleres de artistas, despuntando desde sus inicios con la representación de escenas bíblicas. Leiden se le quedó pequeña y en 1631 se instaló en Ámsterdam, una ciudad en auge en la que pronto gozó de fama. No le faltaron encargos para retratar a los representantes de la poderosa burguesía holandesa del siglo XVI. Su virtuosismo en el uso dramático de la iluminación, ya avanzado por Caravaggio, sumado a su increíble capacidad para pintar emociones y contar historias, le convirtieron en el artista mejor pagado de los Países Bajos.

saskia-uylenburgh-rembrandt.jpg
Saskia, retratada por Rembrandt

Se casó con Saskia Uylenburgh, hija de una familia adinerada, y se mudaron a uno de los barrios más distinguidos de la ciudad. Su pujanza económica le permitió reunir una importante colección de pinturas, dibujos, esculturas y grabados. Pero el éxito profesional quedó enturbiado pronto. Tuvieron cuatro hijos, de los que tan sólo sobrevivió uno, Titus, nacido en 1641. Un año más tarde, moría Saskia. Esta tragedia coincidió con la confección de uno de los cuadros más famosos del pintor: La ronda de noche.

El inicio de su decadencia personal coincide con la plenitud de su proceso artístico. No obstante, no fue suficiente para solventar las deudas acumuladas. Sus habilidades para gestionar su patrimonio dejaban bastante que desear y, por si fuera poco, un triángulo amoroso le supuso un nuevo varapalo. El artista comenzó una relación sentimental con Geertje Dicks, la niñera de su hijo. Contrataron entonces a otra joven para esa función, Hendrickje Stoffels, con quien tuvo una hija, Cornelia. La primera le llevó a juicio por romper su compromiso matrimonial y fue condenado a pagarle una indemnización. Este contratiempo agudizó su ya quebrada economía y se vio obligado a vender su casa y su colección privada, se declaró en quiebra y lo que le quedaba fue vendido en subasta pública.

Todas estas dificultades personales hicieron resurgir en él una creatividad diferente. Es su etapa más original en la que destaca, por ejemplo, La novia judía. Rembrandt explora el interior de sus personajes, se recrea en la introspección. Sus retratos se deshacen de lo prescindible, hasta se desdibuja el escenario. Halló la belleza en lo cotidiano. Paradójicamente, esta grandeza no fue apreciada por la sociedad de su tiempo, que dejó de considerarlo el pintor de referencia.

Las deudas le llevaron al punto de verse obligado a vender la tumba de Saskia. Murió el 4 de octubre de 1669 y fue enterrado en el Westerkerk de Ámsterdam.

El recuerdo de su fallecimiento sirve de excusa para adentrarse en la obra de figura excepcional del Siglo de Oro en los Países Bajos. El Rijksmuseum de Ámsterdam le ha dedicado el año 2019 por completo con propuestas como la restauración "en vivo" de La ronda de noche. Además, en breve, enfrentará a dos gigantes del arte en la exposición Rembrandt-Velázquez, que podrá verse del 11 de octubre de 2019 al 19 de enero de 2020.

La casa-museo Rembrandt también ha preparado actividades especiales.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation