Menú

Unos artistas denuncian en Alsasua "la involución humana" de los que agredieron a los guardias civiles

Omar Jerez y Julia Martínez lanzan en la Plaza de los Fueros pasquines con las caras de los condenados emparejados con homínidos extintos.

0

Los comprometidos artistas Omar Jerez y Julia Martínez, conocidos por sus performances críticas contra el antisemitismo, el comunismo o el fanatismo islámico, han vuelto a la acción. Esta vez han viajado hasta Alsasua, la localidad navarra en la que en octubre de 2016 ocho individuos agredieron brutalmente a dos guardias civiles fuera de servicio y a sus respectivas parejas. Los artistas consideran ese ataque, y las posteriores reacciones de apoyo a los denunciados, el exponente de "la involución humana".

homoscompleto.jpg

En la madrugada del 12 al 13 de diciembre, Omar Jerez y Julia Martínez lanzaron 2.000 pasquines con las caras de estos ocho agresores emparejados con la ilustración de distintos homínidos extintos, como el Australopithecus afarensis o el Homo neanderthalensis, para ejemplarizar "la involución humana que está experimentando el hombre a lo largo de los últimos años por el abuso de lenguajes y actos violentos".

"La cultura de la violencia nos lleva a la extinción. A estos agresores ni siquiera los consideramos de nuestra misma especie. Usaron los instintos primigenios de especies ya extintas, como la violencia y los insultos. El ser humano debe buscar los puntos en común, optar por el diálogo y dejar de lado la violencia. La cultura del odio está instalada en Alsasua. No son dos o tres gatos, es un sentir generalizado", explica Omar Jerez a Libertad Digital.

La acción, bautizada como "HomoNoSapiens", se realizó en la Plaza de los Fueros, el lugar que ha concentrado durante meses diversos actos de apoyo a los condenados. El enclave luce consignas de "Estado opresor" y de "No nos callaran" junto a un gran graffiti con las caras de los agresores. Los artistas sostienen que "la agresión en Alsasua ha sido mediatizada durante años por detractores o partidarios de los acusados, olvidando que nada puede justificar o ensalzar un acto violento en una supuesta especie evolucionada".

Jerez y Martínez llevan planeando esta intervención desde que se produjo la agresión de Alsasua. "Nos hemos leído el sumario, hemos esperado a la sentencia, hemos aguantado los homenajes a los condenados y, una vez que han pasado, hemos decidido actuar", explica Omar. "La agresión violenta entre seres humanos por diferencias ideológicas es cada vez más habitual en nuestros tiempos abocando al fracaso de la evolución de nuestra especie", aseguran.

Estos dos artistas subversivos esperan que esta acción haya servido para que los habitantes de Alsacia reflexionen y consigan desenraizar su odio. Por el momento, al menos, han dado de que hablar. "Un topo" les ha dicho que hay rumores sobre la convocatoria de una marcha que condene la comparación de "sus pobres condenados con las especies extintas".

Larga trayectoria

Omar Jerez y Julia Martínez se han convertido en referentes del arte crítico en España. Han llevado a cabo otras acciones artísticas en las que, literalmente, se han jugado su integridad física, como la vez que viajaron al Paralelo 38, la frontera entre las dos Coreas, y lanzaron hamburguesas a los soldados.

Su intención es buscar la reflexión social, prescindiendo de la financiación pública. En 2012, crearon una base arquitectónica que simulaba el espacio físico donde estuvo secuestrado 532 días Ortega Lara. En 2013, con el título "Omar Jerez en el país de las maravillas", se paseó por la zona proetarra de San Sebastián maquillado como si acabase de sufrir un atentado.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios