Menú

Picasso entra en la colección del Museo del Prado

Ha sido donado por la Aramont Art Collection de la familia Arango Montull a American Friends of the Prado Museum.

0
Ha sido donado por la Aramont Art Collection de la familia Arango Montull a American Friends of the Prado Museum.
Detalle de 'Buste de femme 43', de Pablo Picasso | Museo del Prado
buste-de-femme-43-pablo-picasso.jpg
'Buste de femme 43', de Pablo Picasso

El Real Patronato del Museo Nacional del Prado aceptó el depósito, durante un período de cinco años, de Buste de Femme 43, obra realizada por Pablo Picasso en 1943. Esta obra ha sido donada a American Friends of the Prado Museum por la Aramont Art Collection de la familia Arango Montull.

A este deposito se suma la aceptación de la donación de la obra Retrato de Felipe III de Velázquez, que ha ofrecido American Friends, tras haber permanecido en depósito desde 2016.

"La decisión de American Friends es, sin duda, una buena noticia para todos los españoles. Un cuadro de uno de nuestros grandes genios nacionales, hasta ahora en manos de una colección privada estadounidense, pasa a ser de acceso público gracias a la generosidad de la familia Arango Montull y American Friends y ello nos alegra a todos los que amamos la obra de Picasso, los museos y la Cultura", resaltó el presidente del Real Patronato, Javier Solana, en un comunicado difundido por la pinacoteca.

Busto de mujer, realizado en 1943, es una muestra de gran calidad de la respuesta de Picasso a la violencia de la II Guerra Mundial. En muchas de las imágenes femeninas pintadas en ese periodo el artista deformó los rasgos de las figuras de un modo radical. En esta, pintada en un solo día, lo hizo con trazos rápidos y muy seguros. La resonancia de los tonos del fondo y la rotunda presencia del tipo femenino revelan los ecos de su gusto por lo español y su profundo conocimiento de nuestra tradición pictórica. La obra será expuesta de manera inmediata en las salas de retratos del Greco, una de las referencias más evidentes en la pintura de Picasso.

Debate con el Reina Sofía

La obra de Pablo Picasso ha supuesto los mayores conflictos entre el Museo del Prado y el Museo Reina Sofía. El decreto del Gobierno del 17 de marzo de 1995 estableció la separación de las colecciones de uno y otro en el año de 1881, la fecha de nacimiento del artista malagueño. De esta forma, Picasso debería exhibirse en el Reina Sofía. Con esta donación de de Buste de Femme 43, muchas voces indican que se abre la veda para el Guernica, uno de las obras icónicas del Reina Sofía, regrese al Prado. Otros expertos, sin embargo, ven innecesario este debate y aplauden la decisión del Prado de incorporar, por cinco años, un Picasso a su colección permanente.

En los últimos meses, otra de las incorporaciones del Prado ya provocó tiranteces entre ambas pinacotecas. Se trata de la compra de La boloñesa (La boulonnaise), la primera obra que se suma a la colección del Museo del Prado de la pintora María Blanchard (1881-1932), de la que el Reina Sofía atesora quince de sus cuadros. Esta compra resucitó el viejo debate sobre qué autores deben exponerse en cada uno de estos dos museos nacionales.

Velázquez

retrato-de-felipe-iii-velazquez.jpg
'Retrato de Felipe III', de Velázquez

Por otro lado, Retrato de Felipe III es una obra identificada en 2015, cuyos rasgos estilísticos y características técnicas permiten atribuirla a Velázquez y relacionarla con su Expulsión de los moriscos, pintura realizada en 1627 en competición con Vicente Carducho, Eugenio Cajés y Angelo Nardi. Este cuadro desapareció en el incendio del Alcázar de Madrid en 1734, pero quedan descripciones que demuestran que su protagonista era Felipe III, que se encontraba de pie, junto a una alegoría de España, y apuntando hacia los moriscos, que estaban siendo expulsados. Velázquez no llegó a conocer a Felipe III, muerto en 1621, y para hacerse una idea de su rostro acudió a retratos ajenos. Este lienzo sería el ensayo previo que permitió al pintor fijar una imagen del monarca. Esto justifica su carácter abocetado, que habla de él como instrumento de trabajo antes que como pintura con finalidad en sí misma.

Por otro lado, durante esta sesión también se han aprobado las cuentas correspondientes al ejercicio 2020, un año marcado por la emergencia sanitaria debido a la pandemia mundial, que se cerró con un resultado patrimonial negativo de 18,5 millones de euros. El director del Museo Nacional del Prado, Miguel Falomir, destacó en su intervención que "el Museo ha demostrado ser capaz de superar todas las dificultades -gracias al esfuerzo conjunto de todos sus empleados- y seguir funcionando de 2 2 manera ejemplar, manteniendo un elevado nivel de actividades y excelencia que ha reforzado su vínculo emocional con la sociedad española".

En Cultura

    0
    comentarios