Menú

Fundación Santander reivindica el papel de la mujer en el arte con 'Derivada'

La obra de Regina Giménez, artista seleccionada en la IV edición de este programa, une astronomía y pedagogía para estudiar el cosmos jugando.

0
La obra de Regina Giménez, artista seleccionada en la IV edición de este programa, une astronomía y pedagogía para estudiar el cosmos jugando.
La artista Regina Giménez. | Archivo

Reivindicar el papel de la mujer dentro de la esfera artística, promocionar el arte gráfico contemporáneo y estimular el interés de nuevos públicos. Esta es la esencia del programa Derivada, que nació en 2008 de la mano de Fundación Banco Santander. Sus protagonistas: creadoras de nuestro país que empiezan a despuntar en su carrera (aunque aún desconocidas para el gran público), preocupadas por comprender los cambios del mundo y cuyas obras están vinculadas la ciencia.

Según estudios recientes, solo un 18% de mujeres forman parte de la colección permanente de los museos de arte contemporáneo en España y en la feria Arco 2020 su presencia apenas representó el 6,4%. Y ello a pesar de que el 60% de los estudiantes de Bellas Artes son mujeres. "Desde hace años se habla de la necesidad de alcanzar la paridad en el sector, pero es importante reivindicar el papel de la mujer dentro de la esfera artística a través de propuestas e iniciativas de calidad que favorezcan su visibilidad", explican los responsables de la Fundación.

La obra de Regina Giménez (Barcelona, 1966) utiliza las formas visuales que la ciencia, en este caso la cosmografía, ha usado desde el ámbito pedagógico, para responder preguntas. Recortables nº 1. Cosmografía es un grabado sobre planchas donde planetas, eclipses y órbitas se representan como formas geométricas planas, recordando antiguas fichas y libros escolares ilustrados. Para Regina el arte visual documenta el mundo y ha tenido una importancia "crucial" para comprender la importancia de nuestro legado científico. "Tanto el arte como la ciencia parten de un mismo estímulo, la curiosidad y el asombro que causa una fisura en nuestra realidad, pero allí donde la ciencia intenta responder preguntas, el arte las produce", comenta la artista sobre su proyecto.

Además, el troquelado de esta pieza invita a jugar y explorar, modificando la obra con múltiples posibilidades. David Armengol, comisario independiente y director artístico del Centre d´Art La Capella de Barcelona, señala en el texto explicativo que acompaña la obra como Giménez apuesta por una concepción lúdica del arte. "Parte de una convención para desarmarla y llegar así a la esencia de lo que es trabajar en arte: ofrecer algo conscientemente disfuncional por puro placer. En definitiva, ofrecernos belleza mediante el uso de esas síntesis del conocimiento".

Por primera vez, el programa Derivada ha contado con un espacio en Estampa, la feria de arte contemporáneo que se celebró en octubre. La obra de Giménez se expuso junto con las piezas creadas por las artistas elegidas en las tres ediciones anteriores: Regina de Miguel reflexiona sobre la amenaza del cambio climático a través de su pieza 190,56; Linarejos Moreno, en How to Catch Cosmic Rays at Home II, parte de un experimento científico (la visualización de los rayos cósmicos) y lo lleva al ámbito privado, donde tantas mujeres a lo largo de la historia han realizado importantes avances científicos casi a escondidas; y Gabriela Bettini, que hace un canto a la naturaleza y una crítica profunda de la relación del hombre occidental con ella en Topografía del borrado (Wapití).

Mecenas de la cultura y el arte

Fundación Banco Santander destinó 3,5 millones de euros en 2020 a proyectos y colaboraciones con instituciones culturales y artísticas. Un año especialmente complicado en el que muchos proyectos quedaron en el aire o, en el mejor de los casos, tuvieron que readaptarse a formatos digitales por la pandemia. "Queremos seguir cerca de las instituciones culturales con las que hemos colaborado durante años y contribuir a su rápida recuperación", explica Rodrigo Echenique, presidente de la Fundación.

El mecenazgo artístico y educativo es una de las principales líneas de actuación de Fundación Banco Santander, que busca acercar el arte contemporáneo a todos los públicos: 23.735 personas participaron el año pasado en programas educativos para promover el arte contemporáneo y la música. Además de Derivada, impulsa el Premio a la Producción Artística para promocionar el trabajo de jóvenes creadores alejados de los circuitos comerciales. También apoya el coleccionismo, a lo que se suma la conservación, gestión y difusión de las obras que forman parte de la Colección Banco Santander, una de las muestras privadas más importantes de España.

Además, forma parte de los proyectos pedagógicos de la Fundación Albéniz para formar a futuros talentos, colabora con distintos programas para inculcar el gusto por la música y es mecenas de funciones populares en los grandes teatros españoles.

En literatura, a través de la Colección Obra Fundamental, recupera la obra de escritores en lengua castellana que, por diversas razones, han sido relegados al olvido. Y acaba de lanzar la Colección Historia Fundamental, una serie de libros para conocer mejor el pasado de España que se ha estrenado con el volumen Espejos de príncipes y avisos a princesas, de Alfredo Álvar, donde se desgranan detalles y anécdotas de la educación palaciega en la Casa de Austria.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia