Menú

La argucia que permitió exhibir el busto de Nefertiti en Alemania

El Museo Neues de Berlín celebra los 100 años de la primera exposición pública de esta pieza de extraordinario valor.

El Museo Neues de Berlín celebra los 100 años de la primera exposición pública de esta pieza de extraordinario valor.
El público disfruta del busto de Nefertiti, en 1963. | Wikipedia

En diciembre de 1912, se halló el Egipto una de las piezas arqueológicas que más turistas ha atraído a lo largo de las décadas: el busto de la reina Nefertiti, esposa del faraón Akenatón, tallado en piedra caliza y yeso pintado, de casi 20 kilos de peso.

busto-nefertiti.jpg

Mientras Egipto reclama su regreso a casa, la pieza continúa en el Museo Neues de Berlín, que este mes de abril celebra los 100 años de su primera exposición pública, aquella que creó una expectación que se extiende hasta nuestros días.

Es una pieza excepcional que conserva los colores originales a pesar de sus 3500 años de antigüedad y una de las más copiadas del antiguo Egipto. Ha sido exhibida en este espacio hasta la II Guerra Mundial, cuando fue trasladada a un lugar seguro - afortunadamente, puesto que el museo quedó destruido-. Volvió al nuevo Museo Egipcio de Berlín, el Neues Museum, en octubre de 2009.

La artimaña de Borchardt

El arqueólogo alemán Ludwig Borchardt encontró la estatua en Amarna, a unos 275 kilómetros al sur de El Cairo, en el taller del escultor Tutmose. Un año después, dicen que restó valor al hallazgo para sacarlo del país sin problema y llevarlo hasta Alemania. Según Egipto, dijo que era una simple pieza de yeso, lo que podría haber incumplido los acuerdos sobre excavaciones arqueológicas extranjeras que impedía sacar del país las piezas más extraordinarias.

Hace quince años, el que era jefe de antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, exigió a la Fundación del Patrimonio Prusiano, que administra el Museo Neues en Berlín, su devolución. No era la primera vez que hacía esta petición. El museo alemán siempre ha mantenido que se obtuvo legalmente y que Egipto no tiene derecho legal a reclamarlo.

Una reina misteriosa

Nefertiti, que puede traducirse como "la bella ha llegado", es un icono de la belleza femenina, pero además ostentó un gran poder político y religioso. Tuvo, junto a Akenaton, seis hijas, de las que dos de ellas fueron reinas de Egipto. Historiadores y arqueólogos han tratado de desentrañar el misterio que esconde Nefertiti, de la que se pierde la pista pocos años antes de la muerte del faraón, aunque se baraja la posibilidad de que comenzase a reina bajo el nombre de Semenejkara. El hallazgo de esta escultura es crucial para contextualizar su vida.

nefertiti-estatua.jpg

Una tomografía computerizada, un procedimiento avanzado de rayos X, desveló que bajo el busto de Nefertiti había otra escultura que, de igual modo, representaba el rostro de la reina, pero sin esa perfección que la caracteriza.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios