Menú

Ni Jessica Chastain ni Colin Farrell salvan el peor día de la SEMINCI

La película La señorita Julia ha sido una decepción, Lucifer un fracaso sin paliativos y Camino de la cruz una historia con la que no conectas.

(Valladolid)
1
Jessica Chastain y Colin Farrell en 'La señorita Julia'.

En todos los festivales hay días buenos, regulares, malos y hasta muy malos. SEMINCI no iba a ser una excepción y el día de ayer fue más bien mediocre tirando a malo. A lo mejor es que era lunes y después de un fin de semana frenético tocaba una jornada para la reflexión. Claro, que cuando le toca a uno ver tres películas que no sólo no te entusiasman, sino que además no te gustan, pues es duro, para que lo vamos a negar. Es verdad que picar piedra es más duro, pero esto va de cine y una película mala es un auténtico dolor de cabeza como pasó con la proyección de la coproducción entre Bélgica y México llamada Lucifer.

Lo máximo que aguantaron los primeros en abandonar la sala fueron 40 minutos y esto era ya un triunfo a la paciencia. De un film pedante, absurdo y aburrido que encima forma parte una trilogía y que, como decía un compañero, "jamás se verá en TV". Entre otros motivos porque la imagen es un pequeño círculo en una pantalla negra donde se desarrolla toda la acción, imagínense eso en la pantalla de un TV, vería un puntito.

Si encima el español que hablan hay que entenderlo mediante lo subtítulos en inglés, apaga y vámonos. Y nos fuimos. Su director en la rueda de prensa explicó de qué iba realmente la película y lo que no se dió cuenta es que le ha salido otra muy distinta. Con toda probabilidad, jamás se verá en una sala de cine española porque ni los más incautos se merecen tal despropósito. Así que no se merece ni una coma más, con sólo nombrarla ya le estamos haciendo publicidad.

A las nueve de la mañana veíamos La señorita Julia, la película que prometía ser la estrella del día, y estrella ha sido, pero caída de un cielo que nunca anochece en una noche de San Juan donde la gran actriz y ahora directora Liv Ullmann ha situado la inmortal función de teatro Miss Julie de Strindberg. Un verdadero bombón para los dos actores protagonistas que ha sido llevada al cine varias veces, la verdad sea dicha nunca con fortuna, en gran parte porque es muy teatral, y que además se ha representado en los escenarios de todo el mundo.

La película falla en su adaptación, en su localización (en Irlanda sí hay noche) y en lo más importante, la elección de los actores. Ni la gran Jessica Chastain ni Colin Farrell saben estar a la altura de los personajes y logran lo que parecía imposible, que el espectador se aleje de los sentimientos y emociones que propone la historia y se convierta en una plúmbea película de dos horas y diez de duración. La señorita Julia sí la veréis en España ya que tiene distribución y me imagino que en el circuito de versión original alguno picareis, allá vosotros, avisados estáis.

Finalmente le tocaba el turno al cine alemán con Camino de la Cruz, un film que pretende crear cierta polémica entorno a la religión y a la educación y valores que dan algunos grupos integrales o extremistas dentro del catolicismo. A mi juicio no logra conectar del todo con el público por la frialdad con la que está contada la historia a modo de capítulos siguiendo el Vía Crucis y sus estaciones con una joven adolescente educada tanto en el catecismo como en su familia con una dureza brutal. Lo que debe ser la religión, el amor y el perdón, no está en el vocabulario ni de la historia ni de la película. Es verdad que al final lo intenta arreglar, pero ya han pasado 100 minutos y me parece demasiado tarde para solucionarlo. Contada mediante planos secuencia, la película no creo que guste demasiado, aunque a decir verdad y a estas alturas, ha sido lo mejor del día.

Mañana además del cine habrá un gran protagonista, Imanol Arias, que recibirá la Espiga de Oro de la SEMINCI. Pero eso como os digo siempre, será otra historia y otro día.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation