Menú

Zhang Yimou hace llorar en SEMINCI con la Revolución Cultural china

Presenta a concurso Regreso a casa. Además "la última película" de Robin Williams y una española incalificable.

0
Los protagonista de 'Regreso a casa'.

El martes comenzó la SEMINCI como la habíamos dejado el lunes, mal. Bueno, muy mal, en este caso por culpa de la película española El arca de Noé. No obstante, no perdíamos la esperanza porque en la programación del día estaba lo último de Zhang Yimou, uno de los más habituales del Festival de Valladolid y que más Espigas ha ganado.

En cuanto a El arca de Noé ¿cómo resumirla? Se trata de mostrar la vida aburrida y decadente de dos vigilantes de seguridad de una fábrica cerrada y de una anoréxica que se imagina que es lesbiana. ¿Y cómo se muestra en el cine una vida aburrida? Pues de la forma más aburrida, repetitiva y cansina que se puedan imaginar. Y desagradable, porque la película carece de cualquier gusto por la estética.

Nada que ver con la siguiente película, Gui Lai (Regreso a casa) de uno de los mejores directores de cine del mundo, el chino Zhang Yimou, con una cuidadísima fotografía. Regreso a casa está ambientada en la Revolución Cultural china y se centra en las duras consecuencias que supuso para una familia esa etapa oscura. El film comienza con la fuga del padre del campo de trabajo al que fue deportado y con el Partido advirtiendo a madre e hija de las represalias si se atreven a ayudarle. Una hija que no conoce "al traidor".

Tras un primer episodio escalofriante del que no daremos más información para no destripar la película, se nos encoge todavía más el corazón. Cuando por fin China deja atrás tan siniestra etapa y el matrimonio vuelve a juntarse definitivamente, su mujer no le reconoce. Este hombre desesperado intentará hacer todo lo que esté en su mano para reconstruir una familia rota. Hay que destacar que Regreso a casa supone el reencuentro de Zhang Yimou con su gran musa, la espectacular y gran actriz Gong Li.

En tercer lugar le tocó el turno a una película un tanto siniestra. Me explico. El hombre más enfadado de Brooklyn es el último trabajo de Robin Williams, ya veremos si es verdad porque llevamos escuchando lo mismo al menos 3 películas de Philip Seymour Hoffman. El personaje de Williams ha perdido toda alegría y la ira domina su día a día. La historia comienza con su médico (Mila Kunis, lo único realmente salvable del film) comunicándole que padece un aneurisma cerebral. Tras pedir encolerizado la cifra de cuánto le queda de vida, la doctora se precipita diciendo lo primero que se le ocurre, ¡90 minutos! Williams intentará solucionar en hora y media los errores de demasiados años.

La película es siniestra porque vemos a Williams diciendo cosas como "me queda poco de vida", "voy a morir muy pronto", "no tengo razones para vivir" o al que llegan a gritarle "estás muerto tío". Mención aparte de un intento de suicidio y del epitafio 1951 - 2014, fechas en que nació y murió Robin Williams. El hombre más enfadado de Brooklyn es una película a olvidar, deja una sonrisa cuando se ve pero nunca volverás a verla.

Por la noche Imanol Arias recibió la Espiga de Honor a una larga trayectoria. Lo que sintió cuando se lo comunicaron y lo que supone para él un premio así se lo contará mañana Andrés Arconada con el que habló largo y tendido para Es Cine.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation