Menú

La película marroquí sobre prostitución que ha costado una paliza a su actriz y el exilio al director

El festival de Gijón (FICX) ha servido como presentación en España de Much Loved.

2
Fotograma de la película. | Much Loved

Este fin de semana daba el pistoletazo de salida la 53 edición del Festival Internacional de Cine de Gijón con una ceremonia presentada por el actor Carlos Areces, que también presentó la reciente edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla. La gala inaugural tuvo su momento más emotivo cuando el actor José Sacristán recibió el premio homenaje de esta ciudad a su carrera.

Esa misma noche tenía lugar el estreno en España de la última obra de Arturo Ripstein, La calle de la amargura, película dura y sin concesiones del veterano director mexicano en donde se nos cuenta el suceso real de dos prostitutas viejas y torpes, en palabras de Ripstein, que asesinan accidentalmente a dos hermanos, estrellas de la lucha libre. Ripstein, en un magnífico blanco y negro, se mete en una historia sórdida y oscura que hará las delicias de sus seguidores, aunque mucho me temo que no del gran público.

Todo lo contrario a lo que ha hecho Celso García, también director mexicano, con La delgada línea amarilla, un film que ya parte como clara favorita para el premio del público si es que no le cae algo más. Es una magnífica historia de perdedores y de segundas oportunidades en la que el protagonista, con un pasado infeliz, y una cuadrilla de hombres desgastados por la vida tendrán que dibujar sobre el asfalto de una carretera poco transitada la línea amarilla que separa ambos carriles de la vía.

Este festival también nos ha deparado gratas sorpresas como la película francesa Je suis un soldat del debutante Laurent Lariviére. A modo casi de thriller asistimos a la vida de una mujer sin recursos que tendrá que volver al seno familiar y encontrará un trabajo donde se esconde el tráfico de animales. Cruda y real, es una muy buena primera película que el público disfrutará.

Disfrutará casi tanto como Land of Mine que veremos muy pronto en España puesto que tiene distribución, y en el que una vez más el cine danés nos vuelve a sorprender con una historia que sucedió nada más acabar la Segunda Guerra Mundial. Los daneses, saltándose todo tipo de tratados internacionales, utilizaron a jóvenes alemanes casi niños para limpiar su territorio de las bombas dejadas por los nazis. El 80% de estos jóvenes "soldados" murieron en su empeño. Es una de esas historias donde la emoción y la dureza están a la par.

Gijón también ha servido como escenario para ver la polémica película del marroquí Nabil Ayouch, Much loved, que nos muestra el día a día de un grupo de prostitutas en Marrakech. El film no se ha podido estrenar en Marruecos, el director se ha tenido que exiliar en París y su protagonista fue agredida por grupos religiosos extremistas por interpretar este papel. Actualmente se recupera también en París. El director marroquí aprovecha para denunciar un estilo de vida y de clases que los censores marroquíes ni pueden ni quieren permitir mostrar al mundo occidental.

De momento es lo que ha dado de sí estos primeros días en cuanto a Sección Oficial se refiere de este festival que proyecta más de 300 películas en distintas secciones y que hace, sin duda, las delicias del espectador más exigente.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation