Menú

La gran equivocación del Festival de Málaga

El festival ha empezado por primera vez con una película estrenada. En lo cinematográfico nos quedamos con La noche que mi madre mató a mi padre.

1
Equipo de 'Toro'.

Natalia de Molina y Javier Gutiérrez daban el viernes el pistoletazo de salida a esta 19ª edición del Festival de Málaga de Cine Español, un certamen que incomprensiblemente ha comenzado con una película ya estrenada en todo el país, Toro. Aunque fuera de concurso, es la primera vez que yo recuerde que un festival inaugura con algo que ya se ha visto en el resto de España. Claro, que a lo mejor lo que realmente interesaba no era la película sino la presencia mediática de un actor como Mario Casas que inundó de adolescentes los alrededores del Teatro Cervantes, sede oficial del Festival de Málaga.

En mi opinión es una vergüenza absoluta que no debería repetirse porque se supone que este es un festival de películas, no sólo un desfile de rostros populares paseando por una alfombra llena de adolescentes que poco o nada les interesa el cine y sí la foto de esos que ven en TV. A los actores que sólo salen en el cine no suelen ni reconocerlos. Ni hablamos de comprar una entrada para ver una sola película que se muestra en el festival. Alguien debería reflexionar de una vez.

Dicho esto, el Festival de Málaga comenzaba con un fin de semana frenético de películas, homenajes y presentaciones de próximos estrenos que ha sido un sinvivir para la prensa aquí desplazada. El sábado dos películas muy distintas daban paso a la competición. Una, La punta del iceberg del debutante David Cánovas con Maribel Verdú como protagonista, nos cuenta la historia de una alta ejecutiva de una multinacional que tiene que desplazarse a una sucursal de su empresa para hacer un informe sobre varios suicidios ocurridos en la misma. Película dura y sin concesiones que nos hace recordar el triste suceso ocurrido en Francia en una multinacional donde varias decenas de sus empleados decidieron poner fin a sus vidas. Basada en una obra teatral, La punta del iceberg interesará a aquellos que busquen algo más que una simple película entretenida.

Todo lo contrario a la comedia de Inés París, La noche que mi madre mató a mi padre. Comedia loca y muy divertida donde se pone en solfa el mundo de los directores, actores y guionistas, en definitiva de las películas que se llevan a cabo. Magnífico todo el reparto que encabeza Belén Rueda que participa por primera vez en una comedia en el cine. El público recibió con vítores y puesto en pie a todo el elenco de la película presente en la sala entre los que se encuentran Eduard Fernández, María Pujalte, Fele Martínez yPatricia Montero, además de la mencionada Belén Rueda.

El domingo nos trajo dos comedias agridulces, una muy negra como El Rey tuerto de Marc Crehuet, y la otra no sé si más ligera pero sí más emotiva, Rumbos de Manuela Moreno. En la primera asistimos a un duelo interpretativo de dos actores magníficos como Miki Esparbé y Alain Hernández que dan vida a un habitual manifestante que se queda tuerto en una de sus salidas a manos de un policía antidisturbio y precisamente ese policía. Juego interpretativo de dos actores grandes y aunque sólo sea por eso se mantiene toda una película con la que uno podrá estar de acuerdo o no en su discurso.

En cuanto a Rumbos nos cuenta la historia de una noche en la que se van a encadenar distintas historias, fundamentalmente de amor, para desembocar en un final emotivo y un tanto desolador de una noche de verano. Reparto impecable con Mike Esparbé, Carmen Machi, Ernesto Alterio, Nora Navas y un largo etcétera de actores que conformar una película con altos y bajos pero que gustará al público. Sería injusto no destacar la vuelta al cine de una grande como Pilar López de Ayala con la que arranca la película.

No puedo finalizar estas líneas sin sumarme al homenaje a una actriz a la que hemos visto crecer en el cine y en la TV y que en los últimos tiempos se estableció en Los Ángeles para buscar una carrera que ha ido poco a poco desarrollando con más o menos acierto. Nos referimos a Paz Vega que muy emocionada recibía el premio Málaga Sur, uno de los reconocimientos más importantes que se dan en este certamen.

Esto es sólo un poco de lo que ha pasado en este fin de semana lleno de películas documentales, de cine latinoamericano y de secciones como ZonaZine que a veces descubre películas más o menos interesantes que las que se ven en la Sección Oficial. Pero esta es otra historia que espero contaros otro día.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation