Menú

La película española que se disputan todos los festivales internacionales

Último día del Festival de Málaga con gran cine con películas tan diferentes como Pieles, El jugador de ajedrez y La memoria de mi padre

0
La película española que se disputan todos los festivales internacionales
Carmen Machi. | Pieles

Esto se acaba señores, nos referimos a la 20º edición del Festival de Cine en Español de Málaga. Un festival que abrió con un thriller que ya se puede ver en toda España, El Bar, y cierra con una comedia como Señor, dame paciencia, que de nuevo habla del conflicto generacional.

Las tres películas presentadas el viernes han dejado en general un buen sabor de boca. Hablamos de Pieles, del debutante Eduardo Casanova; El jugador de ajedrez, de Luis Oliveros; y la chilena La memoria de mi padre, última película iberoamericana en Sección Oficial.

Empezamos por la más pequeña, La memoria de mi padre, una historia cercana a los que directa o indirectamente viven con la enfermedad del alzheimer. Una enfermedad en la que desgraciadamente la ciencia avanza poco pero que es muy cinematográfica. Sólo hay que ver la cantidad de películas que abordan este tema.

En esta ocasión el protagonista es un hombre muy ocupado que tendrá que hacerse cargo los fines de semana de un padre al que no querido demasiado ya que la cuidadora quiere descansar esos días. Este hijo no tiene muy claro cómo enfrentarse a ese padre desmemoriado que se empeña una y otra vez en recuperar a su mujer de un hospital cuando ésta ha fallecido hace meses. El reencuentro con el padre y con la memoria perdida hará que algo cambie en la vida del protagonista. Película pequeña con personajes grandes muy bien interpretados y que en algunos momentos roza la emotividad más contenida.

Todo lo contrario a lo que pasa en Pieles, una película que se exhibió por primera vez en el festival de Berlín, la Berlinale, con muy buenas críticas y gran recepción también por parte del público que ha hecho que la película de Casanova sea la más codiciada en el mercado internacional. Al menos en los festivales que se celebran a lo largo y ancho del mundo. La verdad es que no nos extraña porque es un film muy visual e intenso que nos muestra distintas historias de personas que sufren enfermedades o deformidades de la piel lo que los convierte en muchos casos en auténticos monstruos.

Es una película sobre la diferencia, una historia que ahonda en lo más íntimo del personaje y que puede resultar difícil de ver para espectadores sensibles debido a la crudeza con las que están contadas las historias. Una película magnífica y valiente por lo que le doy un largo aplauso a su joven director, que cumplía 26 años el mismo día de su presentación en Málaga, y a todos y cada uno de sus actores.

El propio Eduardo Casanova nos contaba en Es Cine lo emocionado que estaba porque el público español viera por fin la película y porque se está cumpliendo su sueño de la infancia, ser director de cine. Por cierto, no quiero dejar en el olvido ni a Álex de la Iglesia ni Carolina Bang, los productores de este arriesgado film y que sin ellos no hubiera sido posible Pieles.

hqdefault.jpg

Por último, se proyectaba El jugador de ajedrez, una película que despertaba el interés del público. Cuenta la supervivencia de un hombre, un jugador de ajedrez profesional, durante la postguerra española primero y posteriormente en la Francia ocupada por los nazis. Diego Padilla es un buen hombre que está profundamente enamorado de su mujer francesa a la que seguirá allá donde haga falta. Una vez en París tendrá que enfrentarse a situaciones extremas cuando es acusado injustamente de un gran mentira y encarcelado por las SS con la muerte como único destino. Sin embargo, el ajedrez le puede salvar la vida.

En definitiva, es una película que nos habla de vida, de peones, reyes y damas en una gran partida en la que el espectador será cómplice y testigo. Película que espero que no pase desapercibida en su estreno nacional porque merece la pena. Su director, Luis Oliveros, contaba a esRadio cómo ha pretendido "hacer una película actual que puedan ver los jóvenes" y que las cosas que cuenta en la misma "pasan desgraciadamente en las guerras actuales".

hqdefault.jpg

A falta sólo de conocer el palmarés decimos adiós a Málaga en un certamen irregular, sobre todo por la participación de películas iberoamericanas que no han aportado prácticamente nada, y del que espero que sus organizadores saquen alguna conclusión. A lo mejor eso es pedir mucho. El año que viene os lo contaremos.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation