Menú

Los 'Cowboys de medianoche', en el Club Siglo XXI: "No ha habido más arte en el siglo XX que el cine"

Garci, Torres-Dulce y Herrero protagonizaron una sobremesa cinematográfica este miércoles.

Torres-Dulce, Herrero y Garci, este miércoles | LD

Los Cowboys de medianoche, Luis Herrero, José Luis Garci y Eduardo Torres-Dulce, protagonizaron la sobremesa posterior al almuerzo que se sirvió este miércoles en el Club Siglo XXI. Como en el programa de esRadio, el periodista, el cineasta y el exfiscal general del Estado hablaron del cine de antes sin nostalgia, entre risas y con compadreo.

Herrero, Garci y Torres-Dulce fueron introducidos por Inocencio Arias –que no presentados, puesto que el diplomático los despachó así: "No voy a presentar a ninguno de los tres. Ya los tienen muy manidos"-. El director de En casa de Herrero ejerció de moderador. La primera pregunta fue qué película se llevarían a una isla desierta. Respuesta del director de El abuelo: "Ahora mismo, ninguna".

Garci distinguió entre "las películas de tu vida" y las políticas que le han "ensanchado, me han hecho mejor persona". Dijo que "las películas que más perdurarán son las que no tienen pretensiones" y, entre otros títulos, aplaudió Plácido, de Berlanga, recordando cómo, una de las veces que fue al cine a verla, al salir, pensó: "Yo tengo que luchar por pertenecer a este oficio".

Por su parte, Torres-Dulce afirmó ser "hijo de dos padres: el mío y John Ford". Herrero le reprochó que su director favorito era Howard Hawks. Y el exfiscal general, aun negándolo, recomendó ¡Hatari!: "Clasifico a las personas en dos tipos: las que les gusta ¡Hatari! y a las que no". "Si quieren ser amigos míos, ya saben", bromeó.

Acto seguido, Garci habló del cine como "acto social": "Había que ir al cine, sacar unas entradas, te podías reír, acompañado, con Chaplin…". "No ha habido otro arte en el siglo XX. Creo que el cine acabará en los museos. Creo que, en el futuro, en el Museo del Prado habrá un ciclo de Buñuel", agregó. Torres-Dulce se remitió a su infancia: "Cuando era pequeño, ir al cine era una fiesta, un premio. (…) Para mí, sigue siendo una fiesta ir al cine, aunque la película sea horrenda. Y me gusta el cine en el cine".

Tanto Garci y Torres-Dulce hablaron de cómo el papel que antes tenía el cine lo tienen ahora las series de televisión. Además, el cineasta dijo que no volvería a hacer un programa como ¡Qué grande es el cine!: "Todo termina. Si no, seguiría La clave de Balbín. No creo que vuelva a hacerlo. Preferiría hacer uno de fútbol".

En Cultura

    Lo más popular

    Servicios