Menú

Málaga no se conforma con cine español malo y trae suramericano pésimo

Las películas suramericanas están decepcionando como nunca. En cuanto al cine español del día, lo salvamos.

0
Málaga no se conforma con cine español malo y trae suramericano pésimo
Fotograma de la película. | Insumisas

Una vez más nos reafirmamos en que la selección de películas suramericanas no está siendo acertada en el Festival de Cine en Español de Málaga. La película cubana Insumisas es de lo peor que se ha visto por el momento en el certamen. La prensa especializada la ha calificado de verdadero despropósito. Habría que preguntarle de nuevo al director de este festival si es necesario que nos torture cada día con películas que no merecen ni un minuto de nuestro tiempo.

hqdefault.jpg

Así las cosas, es reconfortante ver la última película de Dani de la Orden, Litus. Tras el éxito con su último film El mejor verano de nuestra vida, uno de los grandes taquillazos del pasado año y que clausuró el Festival de Málaga de 2018, nos llega ahora una propuesta muy interesante. Basada en la obra teatral del mismo título, Litus, Dani de la Orden reúne a un grupo de magníficos actores como Belén Cuesta, Adrián Lastra, Alex García, Quim Gutiérrez, Miquel Fernández y Marta Nieto que dan vida a unos amigos que se reúnen para recordar al amigo ausente y muerto tras haberse suicidado.

En principio esa reunión servirá para sacar los secretos más íntimos y las intenciones más oscuras de los allí reunidos. Historia que se sigue con muchísimo interés con uno diálogos ágiles y precisos que la convierten en una de las más firmes candidatas a obtener unos de los premios importantes de este festival.

hqdefault.jpg

Por otro lado, Paco R. Baños vuelve a visitar Málaga con 522. Un gato, un chino y mi padre, una película agradable y que se sustenta fundamentalmente en la interpretación de una extraordinaria, como siempre, Natalia de Molina. La actriz da vida en esta ocasión a una mujer con agorafobia que tiene su propio método para sobrevivir con esa enfermedad que consiste en moverse fuera de su espacio natural, su casa, como máximo 522 pasos, de ahí el título de la película. Sin embargo, el personaje emprenderá sorprendentemente un viaje en busca fundamentalmente de la memoria.

hqdefault.jpg

Ninguna de las dos son obras redondas, pero sí, y en honor a la verdad, mantienen el espíritu de lo que debe ser un festival de cine que hasta ahora se está conformando con apuntar, entre comillas, y no en redondear. Habrá que esperar a los próximos días para ver si la Sección Oficial nos trae alguna sorpresa, que tanto el público como la prensa necesitamos. Para terminar, por primera vez en los 22 años que llevo asistiendo a este festival, me sorprende que la ZonaZine, una de las secciones paralelas del festival, esté teniendo una programación más acertada que la oficial.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation