Menú
Santiago Navajas

El desembarco de Normandía en cine

Los Estados Unidos no solo ganaron la batalla en las trincheras sino también en las pantallas.

Santiago Navajas
0
Santiago Navajas - El desembarco de Normandía en cine
Cordon Press

Es paradigmático que se tenga más presente la liberación de Europa de las garras nazis por el oeste de Europa que por el este. Y ello es debido, en parte, a que la invasión norteamericana se nos ha "retransmitido" a través del cine y la televisión, mientras que el asalto soviético no ha sido tan visualizado. Los Estados Unidos no solo ganaron la batalla en las trincheras sino también en las pantallas. Estas son las muestras más significativas.

El día más largo (Ken Annakin, 1962)

John Wayne, Henry Fonda, Robert Mitchum, Sean Connery, Richard Burton, Rod Steiger… con este plantel era imposible que el desembarco de Normandía fuese otra cosa que un éxito. Enorme y grandiosa como el mismo desembarco, solo llega a parecer la película más larga a quien está habituado a la acción por la acción. Los tres directores fueron más bien comparsas, todos ellos bajo el mando del general Darryl F. Zanuck. No es por casualidad, sino por esta película, que se conozca con esta denominación el hecho del desembarco

Brigada suicida (Alfonso Brescia, 1968)

Magnífica versión italiana del desembarco. En los días precedentes al ataque a Normandía, dos americanos, un actor y un premio Nobel, se hacen pasar por alemanes, y junto a un comando americano de paracaidistas, tratarán de destruir un lanzallamas alemán situado en la playa de Omaha.

El desafío de las águilas (Brian G. Hutton, 1968)

ingrid-pitt-clint-eastwood-mary-ure-rich
Ingrid Pitt, Clint Eastwood, Mary Ure, Richard Burton en el rodaje en 1968

Antes de salvar al soldado Ryan tuvimos que salvar al general Carnaby, el cual conocía el secreto de los planes de invasión en Normandía pero estaba en manos de los nazis en una fortaleza inexpugnable. ¿Inexpugnable? En el equipo liderado por Richard Burton estaba Clint Eastwood. Con eso les digo todo.

Los violentos de Kelly (Brian G. Hutton, 1970)

Hablando de Clint Eastwood, y de Brian G. Hutton, con el paso del tiempo incluso se rodaron comedias, como esta brillantísima sátira de soldados vagos pero avariciosos que, tras haber triunfado en el desembarco de Normandía, pretenden triunfar de un modo más material robando un cargamento de oro. Con Donald Sutherland y Telly Savalas siempre en mi equipo.

Uno Rojo, División de choque (Sam Fuller, 1980)

Lee Marvin lideraba a un pelotón, del que formaba parte Mark Hamill, que venía de interpretar a Luke Skywalker en La guerra de las galaxias. En lugar del bosque reflejado en El día más largo, Fuller se concentraba en los árboles; en este caso, en las peripecias de un pequeño grupo de soldados y su objetivo doble: ganar la guerra pero, sobre todo, sobrevivir. Fuller desembarcó en Normandía como soldado así que si la experiencia es un grado, esta es la mejor película sobre la cuestión. Una road movie de redención a golpe de fusiles por una Europa (auto) destruida.

Salvar al soldado Ryan (Steven Spielberg, 1998)

salvar-al-soldado-ryan.jpg

El intimismo de John Ford (sobre todo el de Cuatro hijos) combinado con el espectáculo de Cecil B. de Mille, Spielberg consiguió acercarse a la maestría de sus modelos y convertir la película en lo primero que viene a la cabeza cuando se piensa en Normandía. El asalto a la playa de Omaha es uno de los momentos cumbres de la historia del cine.

Hermanos de sangre (Spielberg, 2001)

Pero Spielberg no lo dejó aquí, todo lo contrario, y retomó el proyecto a través de una serie de televisión, Hermanos de sangre, que le sirvió para profundizar en los aspectos humanistas de la guerra como absurdo y destrucción pero también como hermanamiento y superación vital. Miniserie de 10 capítulos es especialmente relevante para lo que nos ocupa el titulado El día D, cuando los paracaidistas de la 101.ª División Aerotransportada del Ejército se lanzan sobre Normandía.

Pero si decíamos que los norteamericanos vencieron en las pantallas, no solo ha sido en la pantalla cinematográfica y televisiva. También en las de los videojuegos. Medal of Honor: Allied Assault, D-Day y Call of Duty: WWII. En Medal Gold, la tercera misión consiste en participar en el asalto a la playa de Omaha, siguiendo los parámetros fijados por Spielberg en Salvar al soldado Ryan. D-Day es el "juego oficial" por lo que es el que tiene más información específica y detallista sobre vehículos y soldados, aportando además mucha información histórica basándose en relatos de los soldados veteranos.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation