Menú
Juan Manuel González

Crítica: 'Angry Birds 2', de Sony Pictures Animation

Los Angry Birds vuelven porque... Bueno, los Angry Birds vuelven.

Juan Manuel González
0

Como si de una adaptación bastarda de Villaarriba y Villaabajo se tratase, los Angry Birds siguen a lo suyo. En esta secuela Angry Birds 2, justificable por los aseados 370 millones amasados por la anterior solo en cines, los protagonistas comandados por Red (voz de Santiago Segura en la versión doblada) se alían con sus antaño mayores enemigos, los cerdos de su isla vecina comandados por Leonard (Álex de la Iglesia) para trata de detener un nuevo enemigo: en efecto, un tercer y belicoso archipiélago ha surgido de la nada y cuyas intenciones no parecen para nada amistosas.

Amistoso es precisamente lo que intenta ser a toda costa Angry Birds 2, un cómodo título familiar que desde luego cumple su cometido con los niños y no ofenderá a los mayores. Lo hace ateniéndose a una fórmula de probada eficacia que reduce la originalidad, el peligro, al absoluto cero nominal. Lo que al menos sí parece resuelto con solvencia en esta cinta de Sony Animation (que hace pocos meses facturaron la excelente Spider-Man: Un nuevo universo, aunque hace dos arrojaron al mundo Emoji: La Película...) son ciertos apuntes geopolíticos muy básicos pero pertinentes, que, narrativamente y como era de esperar, derivan en una aventura que se adscribe a la criticada pero indeleble mitología del James Bond más clásico (montañas que son bases secretas, inventos imposibles), y sobre todo la caracterización de un protagonista cuyas cualidades distan mucho de ser heroicas: Red es un ser fundamentalmente inseguro que basa todas sus acciones en el miedo, un rasgo de oscuridad que resulta de agradecer.

Una vez planteado el conflicto de civilizaciones que es el armazón del producto, la película transcurre bien y de hecho incluso tiene gags efectivos de puro idiota. Angry Birds 2 añade notas de comedia de amigotes (la secuencia inicial de las citas) y unos cuantos interludios con los polluelos que recuerdan a las aventuras de Scrat en Ice Age. Obviamente, no esperen más porque aquí no lo hay, salvo una selección musical de temas de los 80 y actuales que resulta igualmente tópica, pero de todas formas acertada.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation