Menú

Crítica: 'Garra', la película de Netflix con Adam Sandler y Juancho Hernangómez

Garra es un correcto y entretenido melodrama deportivo que supone la aparición como actor de Juancho Hernangómez.

Garra es un correcto y entretenido melodrama deportivo que supone la aparición como actor de Juancho Hernangómez.
Garra | Netflix

El tiempo ha demostrado que el salto a Netflix del comediante Adam Sandler no fue una huida hacia delante. Su oferta habitual de comedias populares se ha compaginado con intentonas indies e incursiones en otros géneros que han ganado al intérprete de The Waterboy un nicho de creyentes en su capacidad actoral al margen de sus seguidores en la pura comedia.

Garra, una convencional película deportiva con tintes cómicos y dramáticos en el que interpreta a un ojeador de la NBA que -ya saben- descubre un prodigio en una cancha madrileña (encarnado por Juancho Hernangómez) es un paso absolutamente seguro en esa dirección, una en la que su productora Happy Madison se adentra en un territorio no tan desconocido para el actor y productor (gran aficionado al baloncesto, como se desprende de la enorme cantidad de cameos del filme) al tiempo que Sandler demuestra silenciosamente sus habilidades.

Garra es una película convencional, sí, pero hay algo en ella que logra traspasar la pantalla. El drama no se percibe como una traición al humor, que tampoco obvia episodios gruesos, y la comedia tiñe todo el metraje de la odisea deportiva de entrenamiento y lucha. Lo que funciona no es tanto la relación entre Bo Cruz (Hernangómez) y Stanley (Sandler), pese a que el jugador de los Utah Jazz realiza un debut válido y hay un aceptable intercambio (sino química) entre ambos, sino a que las circunstancias comunes de los dos personajes están perfectamente reflejadas. Y aquí hemos de hacer la segunda mención a un estelar Adam Sandler, que incorpora a su papel de veterano esa estoicidad creciente y una encomiable humildad que impulsa la película hacia un nivel superior al mero entretenimiento.

Existen numerosos episodios en la película que son pura fórmula pero aparecen vestidos con espíritu entrañable que consigue trascender las correctas imágenes creadas por el director Jeremiah Zaga. La ética del trabajo que refleja el film resulta igualmente reconfortante, como lo es también la fugaz presencia de un veterano como Robert Duvall. La metáfora de estar en el juego que propone Garra, ganarse un espacio en el equipo afirmando a la vez su propia identidad, es una reflexión vital que cada uno puede llevar a su propia cancha de juego.

La película Garra se estrena en Netflix el miércoles 8 de junio.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso