Menú

Irene Papas fue el amor oculto de Marlon Brando

Irene Papas, enamorada en secreto de Marlon Brando, ha fallecido a los

Irene Papas, enamorada en secreto de Marlon Brando, ha fallecido a los
Irene Papas. | Cordon Press

La gran trágica del cine y la escena griega Irene Papas ha muerto a los noventa y seis años, víctima del "mal de Alzheimer", que padecía desde 2013. Fue protagonista de películas muy taquilleras: Los cañones del Navarone, junto a Anthony Quinn, Gregory Peck y David Niven; Zorba el griego, donde también estuvo emparejada con Quinn; Ana de los mil días, al lado de Richard Burton, Z, del director Costa-Gavras...Se casó un par de veces, le anularon su segunda unión. Pero su gran amor, que llevó en absoluto secreto, fue Marlon Brando.

Nacida el 3 de septiembre de 1929, se dedicó tempranamente al teatro, apoyada por su abuela, que le contaba cuentos que a ella le fascinaban. Por supuesto fue heroína de muchas tragedias griegas, tanto en el cine, dirigida por Cacoyanis (Electra), como en el teatro: Antígona, Ifigenia, Las Troyanas, Medea… En España dio recitales, en 1988 en el Teatro Romano de Mérida, y en Barcelona, en 1992. Conocía perfectamente nuestro idioma: le entusiasmaba el teatro de García Lorca, del que representó Yerma y Bodas de sangre. Del primero de esos dramas citados hizo una fabulosa interpretación en la pantalla, dirigida por el sevillano Salvador Távora, en 1999.

Se llamaba realmente Irini Lelekou y adoptó su apellido artístico a raíz de casarse con el actor y director Alkis Papas el año 1943 (algunas biografías sitúan la boda en 1947). Cuatro años duró aquel matrimonio. Se separaron amistosamente. Diez años después contrajo su segunda unión matrimonial con el también actor José Kohn, pero al poco tiempo se produjo la nulidad.

El gran amor de su vida fue Marlon Brando, al que conoció en 1954. Su relación duró largo tiempo, pero nunca se hizo pública hasta que ella la dio a conocer en 2004 a través de una entrevista en el diario italiano Corriere della sera. De Brando, dijo: "Fue mi gran pasión. Nunca amaré igual a ningún hombre". Como Marlon era un seductor permanente tarde o temprano dejaría a Irene. Volvieron a reencontrarse en 1999, con ocasión de que él viajara a Grecia. Recordaron sus momentos más felices.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador