Menú

Terremoto en San Sebastián con 'Sparta', la película sobre la pedofilia

La proyección de Sparta ha estado rodeada de polémica tras las acusaciones de un diario alemán sobre su director.

La proyección de Sparta ha estado rodeada de polémica tras las acusaciones de un diario alemán sobre su director.
Sparta

Hay películas incómodas por su temática, otras por su aspecto visual directamente. Sparta, la última película del director austriaco Ulrich Seidl, es de las primeras. El argumento es el de un hombre austriaco ya entrado en los 40 que abandonó su país para vivir en Rumanía. Allí comparte vida con una atractiva mujer a la que vemos intentar tener relaciones sexuales con él sin mucho éxito, o la rechaza o la rehuye.

Entretanto, vemos a este hombre frecuentar parques para jugar con los niños. Sus deseos pedófilos hace que abandone a su pareja y se vaya al interior de Rumanía, a un pueblo perdido, donde alquila una escuela abandonada para impartir clases de judo gratis a los niños de la localidad.

La temática de Sparta es de esas que hace revolverse incómodo al espectador en su butaca. Lo más llamativo de Sparta es que Ulrich Seidl no muestra en ningún momento un solo abuso, el pedófilo no llega a cometer el delito. Ulrich Seidl hace que sea el espectador con su mirada, sabiendo el argumento de Sparta, el que ponga toda la intencionalidad en las imágenes que está viendo.

De esta forma, un grupo de niños jugando inocentemente en ropa interior se convierte en una escena espeluznante al saber de la presencia del pedófilo. Sin lugar a dudas, la escena más tensa es en la que "profesor" y alumnos se duchan todos juntos tras un entrenamiento. En definitiva, Sparta es el viaje a la mente enferma de un pedófilo.

Ulrich Seidl es acusado y cancela su visita

Hace unas semanas el diario alemán Der Spiegel acusaba al director Ulrich Seidl de haber explotado laboralmente a los menores rumanos de entre 9 y 16 años que participan en Sparta al haber infringido las normas laborales de Rumanía. El diario alemán también acusa al director austriaco de haber ocultado tanto a los menores como a sus padres la temática de la película.

Aunque los padres de los menores hubieran estado presentes en el rodaje, no habrían imaginado nada. ¿Qué hay de malo en una escena de un hombre jugando a una guerra de bolas de nieve con un grupo de niños? ¿O en la de un profesor enseñando judo a sus alumnos? Como decíamos antes, Sparta no muestra ningún abuso directo, la intencionalidad de las imágenes vienen dadas tras conocer el argumento.

Ulrich negó las acusaciones y dijo que no obligó a ningún menor a hacer nada que no quisiera. También aseguró que "si los padres hubieran tenido objeciones sobre el rodaje o sobre cómo tratamos a sus hijos, o si los niños se hubieran sentido incómodos con nosotros, no habrían seguido colaborando con nosotros tanto tiempo".

No obstante, tras la publicación de Der Spiegel llegó el terremoto. El Festival de Toronto, que serviría como estreno mundial de Sparta, decidía cancelar la presencia de la película en el certamen y lo anunciaba con un lacónico comunicado: "Esta película ha sido retirada del Festival. Disculpen las molestias". El Festival de San Sebastián decidía mantenerla en su programación, donde compite en la Sección Oficial por la Concha de Oro. José Luis Rebordinos, su director, ha defendido que el festival sólo juzga las películas y que los pases sólo los puede suspender un juez.

De hecho, estaba previsto que este domingo el propio Ulrich Seidl estuviera en San Sebastián para presentar su película y donde atendería a la prensa. La sorpresa llegaba el sábado cuando Ulrich Seidl anunciaba de nuevo mediante un comunicado que cancelaba su visita al festival:

Estoy muy agradecido a José Luis Rebordinos por apoyar Sparta desde el principio, a pesar de la presión mediática y de la repentina e inesperada polémica que ha suscitado. Significa mucho para mí. Mi impulso inicial fue ir a San Sebastián y no dejar sola la película en la que mi equipo y yo hemos trabajado durante tantos años. Sin embargo, me he dado cuenta de que mi presencia en la premiere podría ensombrecer la recepción de la película. Ahora es el momento de que la película hable por sí sola.

La proyección de Sparta este domingo terminó con aplausos por parte del público que abarrotaba la sala 1 del Kursaal con su más de 1.800 butacas.

Juliette Binoche, premio Donostia

La actriz francesa Juliette Binoche es una de las homenajeadas en esta 70 edición del Festival de San Sebastián. En la rueda de prensa que ha concedido en el Kursaal ha respondido a todas las preguntas que los periodistas han hecho sobre su larga trayectoria. Uno de los mensajes que ha querido dejar más claros es que "hay que saber decir no y rechazar papeles".

juliette-binoche-san-sebastian-premio.jpeg
Juliette Binoche agradece el premio.

El premio lo ha recogido este domingo de manos de Isabel Coixet, directora con la que trabajó en Nadie quiere la noche. De la española ha dicho que "la admira profundamente" y la ha definido como "inteligente, rápida, muy culta, es una persona a la que le gusta coger el toro por los cuernos, a quien admiro y quiero".

Juliette Binoche ha trabajado con numerosos directores, como Jean Luc Godard, recientemente fallecido por suicidio asistido. De su compatriota ha asegurado que en el rodaje descubrió que "un realizador no es necesariamente una persona que va a ayudarte". De hecho ha resumido la experiencia como "una ducha fría". No obstante, ha añadido que pese a que "no fue una relación fácil me sentía feliz y emocionada" por trabajar con Godard.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador