Menú
Juan Manuel González

Crítica: 'La forja de un campeón', la película de boxeo con Russell Crowe

La Forja de un Campeón es un correcto drama deportivo que destaca por la presencia de Russell Crowe y Ray Winstone.

La Forja de un Campeón es un correcto drama deportivo que destaca por la presencia de Russell Crowe y Ray Winstone.
Russell Crowe en Prizefighter, la Forja de un Campeón. | Vértice Cine

Las películas de gestas deportivas están tan codificadas como las comedias románticas. Y, en particular, las pugilísticas, con una referencia de tal poder y ductilidad, la saga Rocky en sus distintas épocas y variantes, que resulta comprensiblemente difícil huir de ellas. Lo mejor, quizá, sea abrazarlas, y eso es lo que hace La Forja de un Campeón, sobre la carrera deportiva de Jem Belcher (Matt Hookings, también guionista del evento) en el Londres de principios del XIX.

La película de Daniel Graham hace gala de una corrección palpable, pero solo resulta moderadamente apasionante en su primer acto y el último, es decir, la de los recuerdos de infancia del niño Jem con su abuelo Jack Slack (un fugaz pero estupendo Russell Crowe) y la del combate épico final. Entremedias, un ameno espectáculo que compensa cierta planicie visual con una buena música de Paul Saunderson, que realmente consigue resultar evocadora y emotiva sin salirse de los convencionalismos de la banda sonora actual.

Los ajados rostros de Ray Winstone y el citado Crowe, éste como recuerdo casi onírico, configuran dos figuras de maestrazgo masculino tan discutibles como en realidad éticas, sobre todo en ese mundo industrial agresivo y hostil que comenzaba a erigirse alrededor de Belcher. Ellos son los que brillan en este retrato de la seminal espectacularización de la lucha de las clases bajas por encima de la ética deportiva, de la reflexión sobre deporte como herramienta de control social.

La Forja de un Campeón consigue el objetivo de entretner, e incluso logra algún momento de intimidad verdaderamente épica (ese primerísimo primer plano holandés de Winstone y Hookings en el combate final), pero hubiera sido deseable algo que fuera, simplemente, más y mejor.

La forja de un campeón se estrena en cines el 4 de noviembre.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios