Menú

Iñaki Arteta: "No va a pasar nada por que salgan los presos o que Otegi sea Lehendakari"

El cineasta ha presentado en esRadio el documental Sin libertad, 20 años después y habla sobre el olvido de ETA en las nuevas generaciones.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El cineasta ha presentado en esRadio el documental Sin libertad, 20 años después y habla sobre el olvido de ETA en las nuevas generaciones.

Cada semana el Gobierno de Pedro Sánchez acerca a presos de ETA a las cárceles del País Vasco que controla el Ejecutivo regional del PNV y el PSOE, Bildu se ha convertido en socio prioritario de Moncloa para aprobar las principales leyes que rigen España y se producen homenajes a etarras sin consecuencias. Para la izquierda ETA es algo de lo que hay que pasar página mientras los jóvenes de hoy no saben quién es Miguel Ángel Blanco.

El cineasta Iñaki Arteta ha querido volver a los testimonios de las víctimas de la banda terrorista ETA que recopiló en su primer trabajo, Olvidados, del que están a punto de cumplirse veinte años con un nuevo documental Sin libertad, 20 años después. En esta obra el enfoque es distinto porque enfrenta a esas víctimas con jóvenes que no han conocido de primera mano el terror de ETA. Arteta lo ha presentado en el programa Es la Mañana de Federico de esRadio después de su paso por la Seminci de Valladolid.

"La idea surgió cuando nos acercábamos al veinte aniversario pero se cruzó con la actualidad y esas encuestas del desconocimiento de los jóvenes de casos de asesinatos de ETA", ha explicado Iñaki Arteta sobre el origen del su nuevo documental. Quería "hacer un planteamiento experimental" porque "está rodado como un reallity". Cuenta con víctimas de ETA y con periodistas jóvenes o estudiantes de periodismo y en la obra se ve "la evolución de los chicos". "En el primer casting no tienen ni idea de nada de la historia reciente de España" y trató de "ponerles en esa situación" con las víctimas y "ver qué pasa". En Sin libertad, 20 años después lo que hace es "contemplar la evolución de esos chicos". "Ver esa reunión final y cómo entre ellos con una actitud muy abierta y franca van describiendo cómo se les han abierto los ojos con esta experiencia es muy interesante", ha apuntado.

Sobre el casting de los jóvenes que participan en el documental Arteta no quería "hacer como Operación Triunfo" y por eso buscaron "en un máster de Periodismo que organiza El Correo en Bilbao" y contar con "gente más joven". "Ellos sabían que era para hacer unas entrevistas para un documental", pero no conocían el tema que se iba a tratar.

"El planteamiento era crudo", ha recordado Arteta que ha explicado que "cuando hacían la entrevista era el primer momento en el que veían a esas personas pero sí sabían quienes eran y contaban con el material era la entrevista que se hizo hace 20 años". El cineasta ha contado que durante la grabación de la película "no hablaba mucho con ellos porque era parte del juego. Ahora sí me apetece saber qué tenían en la cabeza. En el momento yo creo que la sensación que tienen al hablar de ETA con amigos es que es algo malo. Otra cosa es que tuvieran dudas porque hay gente que las tiene, sobre todo en el País Vasco". El cineasta ha hecho un "llamamiento" en los micrófonos de esRadio "a los profesores que sean sensibles a esta cuestión para que acerquen a los chicos a la película". Cree que "el canal para que llegue a los jóvenes no son tanto los padres como los profesores".

Otegi Lehendakari en dos años

Sobre la situación actual de los presos de ETA y el blanqueamiento de Bildu el cineasta se ha mostrado más pesimista. Ha dicho que "si el plan diseñado" por el Gobierno de Sánchez es que los presos de ETA "salgan" de la cárcel ha indicado que lo mejor es "que los saquen a todos a la vez" porque "el goteo es insufrible". Piensa Arteta que "es lamentable" lo que está sucediendo y que si "hubieran salido todos ya de golpe no habría protestado nadie".

"Nadie protesta en el País Vasco. Esa pasividad de la ciudadanía sigue siendo lo terrible del asunto", ha apuntado el cineasta que ve como "en el resto de España se contempla aquello como quien ve pasar una cigüeña". "En la otra película Bajo el silencio entrevistamos a etarras y gente de ese entorno. Se descubre que el arrepentimiento para qué. Las medidas son excepcionales para facilitar la salida". Ha señalado que "las víctimas tienen que ocultarse y esa es la realidad" y que "no va pasar nada porque salgan los presos o que Otegi sea el Lehendakari en dos años. Es que no pasaría nada, seguramente", ha lamentado.

Llamada de atención a los adultos

El cineasta ha enfocado su última película como una "llamada de atención a los adultos" por el desconocimiento de las nuevas generaciones del terror de ETA. A Arteta le ha llamado "la atención lo de los padres" porque ve que "en la escuela no se habla de esto pero los padres tampoco" lo hacen. Cree que es algo parecido a lo que ocurrió con los judíos después de la II Guerra Mundial que pasaron décadas hasta que se volvió a hablar de esto.

Iñaki Arteta tampoco ha querido culpar a los jóvenes del desconocimiento sobre los crímenes de ETA o el blanqueamiento a Bildu. Ha contado que a ellos lo que les cae "de la atmósfera informativa es que Bildu es un partido normal pero que tiene un pasado". Ver que se les trata con normalidad "les trasmite una legitimidad de Bildu y les aleja de su pasado terrorista". "Eso es lo peor", ha añadido el cineasta que ha contado que con esas ideas participaron en el documental.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad