Menú
El crítico de Libertad Digital y esRadio habla de la película protagonizada por Julianne Moore y Natalie Portman.

'Secretos de un escándalo', ni drama ni emoción

El crítico de Libertad Digital y esRadio habla de la película protagonizada por Julianne Moore y Natalie Portman.

Andrés Arconada habla esta semana de una película que "no me ha entusiasmado precisamente", Secretos de un escándalo. Lo "más atractivo es su plantel de actrices, Julianne Moore y Natalie Portman, que además es productora de esta película". Un título que "me llamaba mucho la atención aunque me tiraba para atrás las críticas previas por los festivales donde había pasado".

Secretos de un escándalo, que "al parecer es una historia real aunque la han cambiado un poco a la hora de llevarla al cine", es una trama sobre "el abuso a un menor bastante ficticia y muy poca emotiva". El matrimonio formado por Gracie Atherton-Yu (Julianne Moore) y su marido Joe (Charles Melton) preparan la graduación en el instituto de sus gemelos que en breve se mudarán a una residencia de estudiantes en la universidad.

secretos-ecandalo2.jpg

Parecen haber olvidado el escándalo que les rodeó hace veinte años, cuando ella siendo profesora tuvo un romance con Joe cuando era su alumno siendo 23 años más joven, sólo tenía 14 años en aquel entonces y el asunto ocupó las portadas de los tabloides. Ella quedó embarazada y fue a la cárcel. En Secretos de un escándalo "la historia comienza cuando todo esto ya son hechos pasados, están conviviendo y nos van planteando cómo es la relación en el día a día de este matrimonio".

Un día en la casa familiar aparece la famosa y popular actriz de Hollywood Elizabeth Berry (Natalie Portman) que va a interpretar la historia de esta mujer en cine y quiere "conocer cuál es el ambiente familiar y cómo son ellos" para preparar su personaje. La llegada de la actriz empieza a sacudir a la pareja "y vamos a ir viendo los distintos caminos por los que conduce la historia, que no conduce a nada, porque no dramatiza nada ni sabemos realmente en qué punto están de la relación este joven, que ya no es tan joven, y esta mujer, que ya es más mayor". Ni siquiera "esta actriz de la que tampoco sabemos muy bien qué es lo que está buscando, porque por momentos Secretos de un escándalo parece hasta un thriller".

El crítico de Libertad Digital y esRadio considera que "Secretos de un escándalo es una película bastante fría, distante, que no emociona, que no transmite, y que puede incluso llegar a aburrir porque no avanza". Y lo peor es que "tiene un final realmente lamentable, no se puede acabar una película de este formato de esta forma". Arconada sólo salva la interpretación de las dos actrices protagonistas, Julianne Moore y Natalie Portman, "que son realmente grandiosas hagan lo que hagan porque son muy buenas".

Temas

0
comentarios