Menú
Un partido de izquierdas que pide el voto feminista para un hombre, un partido de derechas con una mujer como candidata que usa libertad y España como lema.

'Políticamente incorrectos', película española que se ríe de izquierda y derecha por igual

Un partido de izquierdas que pide el voto feminista para un hombre, un partido de derechas con una mujer como candidata que usa libertad y España como lema.

Nueva Izquierda y España Liberal, izquierda y derecha, son los partidos inventados por Arantxa Echevarría en su nueva comedia. La película comienza con la inauguración de un pantano, ¿hay algo más español?, en una España completamente polarizada en plena campaña electoral. A la inauguración acuden la presidenta del Gobierno, Victoria (Elena Irureta), una réplica física de Esperanza Aguirre, y el presidente de la comunidad autónoma y candidato de la izquierda a la presidencia del Gobierno, Alfonso Bravo (Gonzalo de Castro).

politicamente-incorrectos-1.jpeg

En Políticamente incorrectos hay chistes para todos, desde la sentencia de los ERE, al chalet con piscina, el fachaleco, invención de currículum, falsos principios ecológicos y feministas... De hecho, el lema del partido de izquierdas es que ha llegado el momento de las mujeres, por eso deben votar a un hombre, mientras la derecha sí presenta a una candidata femenina.

El conflicto comienza al término de la inauguración del pantano. Allí han acudido Laura (Adriana Torrebejano), becaria del partido de izquierdas que es hija de un gran líder de la izquierda española. "Gran" líder que "se acostó con medio partido y no pasa la pensión a su exmujer". Por parte de la derecha acude Pablo (Juanlu González), un joven de Nuevas Generaciones. Ambos son olvidados por sus partidos y tras un pequeño accidente deben pasar la noche en mitad del bosque. Ahí surgirá la chispa que horas antes parecía imposible.

Con todos los medios de comunicación pendientes del destino de los dos jóvenes y su rescate, ambos partidos aprovechan la oportunidad para presentarlos como números dos para captar al electorado joven y aprovechar el tirón mediático.

Políticamente incorrectos es una comedia simpática que bebe de la tradición de las comedias románticas norteamericanas. Algunas críticas señalan que le falta "mordiente". Realmente lo que ocurre es que no es una película maniquea donde presente a buenos contra malos como suele ser habitual, y ya saben qué bando es el presentado como Satanás.

Temas

0
comentarios