Menú

'Puppy love', una desastrosa comedia romántica sin gracia ni amor

Un chico y una chica que han tenido una primera cita desastrosa siguen quedando porque sus perros se extrañan.

Estrenos en plataformas (19/04/24): Ciencia ficción, amantes de los perros y tráfico de órganos

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Un chico y una chica que han tenido una primera cita desastrosa siguen quedando porque sus perros se extrañan.
Prime Video

Las comedias románticas de chico conoce chica, tienen una primera cita desastrosa y juran no volverse a ver hasta que lo hacen y se enamoran locamente, no es lo más original del mundo. Sin embargo, cuando la película en cuestión está bien hecha sirve para entretenerse. No es el caso de Puppy love, que esta semana estrena Prime Video.

Cuando este tipo de comedias románticas son malas pueden llegar hasta a irritar, por la pérdida de tiempo que el espectador siente que está sufriendo. Puppy love parte de una premisa interesante: Max Stevenson (Grant Gustin) es un chico que sufre ansiedad social a raíz de la pandemia; no acude al trabajo y vive recluido en su casa desinfectando todo lo que le rodea.

Su psicóloga le recomienda tener un perro por todo lo bueno que le puede aportar, empezando por compañía. Max obediente consigue una perra que le cambia su forma de relacionarse con el mundo, tanto que hasta se crea un perfil en una cuenta de citas poniendo como foto de perfil una en la que sale junto a su perra.

puppy-love-1.jpg

Nicole (Lucy Hale) es una chica con muchos sueños por cumplir que acoge a un perro callejero justo cuando lo deja con su novio. Buceando por una aplicación para ligar le da un like a Max con el que termina teniendo una primera cita totalmente desastrosa. Desastrosa para ellos porque "la cita" de sus mascotas toma otros derroteros; el perro de Nicole termina montando a la perra de Max. El problema viene cuando él descubre que su perra está embarazada y que sus perros están tristes. De esta forma deciden, por el bien de sus mascotas, empezar a quedar para que sus perros no se extrañen.

En este punto la película empieza a tener escenas surrealistas, como la clase de preparación al parto para la perra de Max. Sí, han leído bien, clases de preparación al parto. En una sociedad en la que cada vez más personas humanizan a los perros terminan estrenándose películas como Puppy love donde los protagonistas dicen que van a ser abuelos (sic).

No obstante, en la humanización al extremo de los animales no radica el problema de Puppy love, éste es que entre Grant Gustin (actor que ha dado vida a Barry Allen en la serie The Flash) y Lucy Hale (Pequeñas mentirosas) no hay ni las más mínima química. A ello sumamos un guión carente de gracia. Por tanto, sin química que nos haga creer esta historia de amor y chistes graciosos, calificar Puppy love como comedia romántica sí parece un chiste.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios