Menú

Entrevista con Stanley Payne: "El franquismo murió con Franco"

Cuarenta años después de la muerte de Franco, tiene que ser un hispanista de Wisconsin quien ponga algunos puntos sobre las íes.

Libertad Digital
79
Stanley Payne | Universidad de Wisconsin

Cuarenta años después de la muerte de Franco, tiene que ser un hispanista de Wisconsin, de la Universidad de Wisconsin, quien ponga algunos puntos sobre las íes en la peliaguda cuestión del franquismo y quien señale la obviedad que titula la entrevista: que el franquismo murió con Franco, con que a partir de la muerte de Franco, los españoles habríamos sido los únicos responsables de nuestro destino, para bien y para mal.

-Libertad Digital: ¿Hubo elementos suficientes en la vida de Franco que llevaran a hacerle creer que era un hombre providencial, un elegido del destino, de la Historia?

franco_payne.jpg

Portada del libro 'Franco'

-Stanley Payne: Naturalmente esto depende del punto de vista, pero no cabe duda de que había logrado éxitos impresionantes. La mera supervivencia física en Marruecos, con tantísimas bajas de oficiales españoles, fue impresionante. Luego el Alzamiento de 1936 pareció perdido después de su primera semana. Pero había cosas extraordinarias en la vida de Stalin también.

-L.D: ¿Fue el franquismo un régimen netamente fascista o más bien un larguísimo periodo de adaptación a las circunstancias?

-S.P: Las dos proposiciones no son totalmente excluyentes. En 1937 Franco ciertamente quería aprovecharse del fascismo, creando un régimen en términos técnicos semifascista, aunque nunca colocando todos los huevos en la misma cesta. Luego vio en 1943 que el régimen tendría que evolucionar en su forma, empezando una suerte de desfascistización. Quedaba el partido único, pero más y más desfascistizado.

-L.D: ¿Cómo cabe interpretar que buena parte de la oposición surgiera de las filas del mismo régimen o de sus estructuras: frente de juventudes, sindicatos verticales…?

-S.P: El franquismo siempre fue lo que politólogos llaman un "régimen autoritario semiplural," nunca totalitario. Por años se movilizaba a bastante gente, pero más tarde se diluía más y más, aunque sin dejar de ser una dictadura, mientras eventualmente se movilizó a pocos. No era sorprendente que gente de actitudes críticas salieran de estos rangos, pero intelectual y políticamente dejaba de convencer. Fuera del régimen la única movilización importante por años era comunista, y así no fue sorprendente que críticos y oposicionistas una vez habían estado en las filas del régimen. En una época, casi no había otro sitio.

-L.D: ¿Las "adhesiones inquebrantables" al Caudillo eran espontáneas o eran producto de la bien engrasada maquinaria de congregación de gentíos?

-S.P: Esto es demasiado vago. ¿"Adhesiones" de quiénes? El régimen gozaba principalmente de dos clases de adhesiones: primero de la gran masa de españoles salvados de las manos de la revolución, que tenían bastante gratitud en los primeros años, y segundo de las situaciones cómodas de todas clases que se pudieran adquirir.

principal-40-preguntas-es1.jpg

Portada de uno de los libros de Stanley Payne

-L.D: ¿De la declaración de España como "Reino" y de la prodigalidad con que Franco otorgó títulos nobiliarios puede llegarse a pensar que el Caudillo se sentía Rey, hasta el extremo de fantasear con la posibilidad de una nueva dinastía, la dinastía de los Franco?

-S.P: Dos cosas: primero, funcionó exactamente como Regente después de la ley de la Sucesión de 1947, pero seguía llamándose Caudillo y Generalísimo, y no usó el término de Regente nunca. No hay evidencia de que Franco pensara en una dinastía, pero por una temporada en 1973-74 su familia sí, aunque se dieron por vencidos ya por la primavera de 1975, si no antes.

-L.D: ¿El franquismo murió con Franco o le sobrevivió, aunque sea en parte? Y si le sobrevivió, ¿su influencia dura hasta hoy? Y si sí, ¿en qué aspectos?

-S.P: El franquismo como fuerza e instituciones o murió con Franco o se murió muy poco después. El franquismo vivía como una nostalgia por años y sigue viviendo, pero del modo más débil posible entre algunos viejos. Desde 1977 los españoles han tenido la libertad para hacer lo que les diera la gana, y han utilizado y tal vez han abusado de esta libertad. La España actual tiene muchos problemas, y no es convincente inculpar a Franco por el modo en que se ha usado esta libertad.

Stanley Payne es el autor de numerosos libros y estudios sobre la Guerra Civil española, entre ellosEl colapso de la República, los orígenes de la Guerra Civil (1933-1936), (La Esfera), 40 preguntas fundamentales sobre la Guerra civil(La Esfera) o Franco una biografía personal y política con Jesús Palacios (Espasa Libros).

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios