Menú

La historia de los EEUU como no te la habían contado

En realidad tenemos una visión muy desenfocada de aquél país, y más aún del pasado de su vida colectiva.

0
Washington | Flickr

La cultura popular está repleta de referencias a la historia de los Estados Unidos. El principal canal que desemboca en este mejunje de la cultura común es el cine, y aquél país acoge la principal factoría cinematográfica, si no en número sí en calidad y aceptación por parte del público. Los Estados Unidos, además, son un país con una historia breve, pero con una democracia longeva, lo cual explica que el debate sobre los problemas actuales, e incluso pasados y futuros, forme parte esencial de su forma de vivir. Esos debates se reflejan en el cine, y por esa vía llegan a nosotros con referencias que forman parte de nuestra forma de entender el mundo. Washington, Lincoln, Kennedy... el oeste, la guerra civil, el ferrocarril… Nueva York, el Rock and Roll, la mafia… nuestros falsos recuerdos, que son más numerosos que los auténticos, están trufados de referencias que provienen de allí. Además, esa historia se mezcla con la nuestra incluso en los episodios en los que apenas nos cruzamos, como fue la II Guerra Mundial.

Su historia, la de los Estados Unidos, no nos es ajena. Pero eso no quiere decir que nos sea conocida. En realidad tenemos una visión muy desenfocada de aquél país, y más aún del pasado de su vida colectiva. La prensa española, a mitad de camino entre la ignorancia y la mendacidad, no es de mejor ayuda. De modo que tenemos que recalar en ese gran amigo, feraz y peligroso a la vez, que es el libro.

Jorge Soley ha escrito La historia de los Estados Unidos como jamás te la habían contado. Es una apelación directa al lector. Es estrictamente cierta, claro está. Es nueva en varios sentidos. Para comenzar, es una lectura muy entretenida. No llega a 300 páginas, pero el autor logra hacer referencia a los principales episodios del pasado del país. Y todo lo que sacrifica en profundidad queda más que compensado por dos virtudes del libro. Una de ellas es el modo en el que engancha al lector a cada historia, que es un jalón en la compleja evolución del país. Cada capítulo está compuesto por brochazos finos y firmes. En ellos aparece con frecuencia el elemento personal. Ahí están los peregrinos, David Crockett, William Cody, Martin Luther King… La lectura es muy amena, y el lector se deja llevar, como en una barca sobre el río Mississippi, hasta el final de la historia, que enlaza con lo que leemos en los periódicos.

Otra de las virtudes es el profundo conocimiento que demuestra tener del país, y el buen juicio histórico con el que traba el relato, incluso en cuestiones muy polémicas y, aquí, muy poco conocidas. Es un libro pensado desde allí, aunque esté escrito en España. No se parece, en este sentido (o en otros), al que ha escrito Aurora Bosch; el de la historiadora está escrito para consumo interno europeo, y para reforzar todos los desenfoques que ya tenemos sobre aquél país. Soley demuestra una comprensión de los Estados Unidos mucho más auténtica.

Su juicio salva con soltura los principales escollos. El lector que no tenga otras referencias puede sorprenderse, en ocasiones. Soley destaca, por ejemplo, el carácter republicano del sistema político estadounidense, y lo ilustra con la figura de Jefferson. Asociamos la Guerra entre los Estados, que libraron Norte y Sur, con la esclavitud. Pero hubo otro elemento al menos igual de importante que era el modelo económico y el papel de los aranceles, que está convenientemente recogido. Lincoln, que es la figura histórica más cercana al héroe sin fisuras, aparece aquí más cercano a la persona que al personaje. El suyo es un tallo lleno de espinas, como su decisión de enviar a 38 Sioux a la horca, que recoge Soley. La política es el arte de hacer una cosa y decir otra. Se dice "reconstrucción", en referencia al período de control del Sur por la Administración Federal tras la guerra, pero Jorge Soley no teme sugerir que fue, más bien, un castigo. Franklin D. Roosevelt, por causa del New Deal, convierte el crack bursátil en una depresión, contrariamente a lo que se dice en demasiadas ocasiones. El autor muestra la importancia del New Deal para la historia posterior de los Estados Unidos, pues "representó un cambio profundo y duradero en el peso del Estado en la economía". El oscuro senador McCarthy aparece bajo una nueva luz.

El libro ofrece una de las claves de la política de los Estados Unidos: la gran transformación que experimentaron los partidos Demócrata y Republicano. El Partido Demócrata, creado por Jackson y Van Buren sobre la simiente de Jefferson, refractario frente al poder federal, librecambista, se convirtió en un partido "izquierdista" tras la torsión ideológica impresa por Woodrow Wilson y cristalizada por Franklin Delano Roosevelt.

El Partido Republicano, cuyo primer presidente fue Lincoln, eran puritanos y nativistas, y favorecían el viejo "sistema americano", que es como se llamaba al activismo del gobierno central, financiado por unos altos aranceles, y por inflación. FDR le roba gran parte del discurso, y el GOP se ve obligado a reconvertirse. Se divide en dos facciones, una progresista y otra conservadora, y es esta última, de la mano de Barry Goldwater y Ronald Reagan, la que triunfa.

Todas estas razones serían suficientes para animar al curioso a comprar el libro. Pero quedan aún dos que son de especial interés para nosotros. El catolicismo es un protagonista incómodo, y muy desconocido, de esta historia. Soley le da especial importancia, y los católicos, desde Charles Carroll, que firmó la Declaración de Independencia, hasta Juan XXIII y la tercera guerra mundial que no tuvo lugar, pasando, entre otros episodios, por la Universidad de Notre Dame, ¡católica!, que tuvo un papel muy importante en el declive de la organización anticatólica Ku Klux Klan.

La otra razón añadida es la atención a la herencia de España. Felipe Fernández-Armesto, en su libro The Americas, señala que el interés de la creciente comunidad hispana en buscar un sitio en la historia de los Estados Undios les ha llevado a rescatar el papel de España, a pesar de que esa no es exactamente su historia. El lector aprenderá que nuestro país ha estado más cerca del retratado en el libro de lo que pensaba, y que, efectivamente, es una historia "como jamás te la habían contado".

Jorge Soley. La historia de EEUU como jamás te la habían contado. Editorial Stella Maris, Barcelona, 2015. 283 páginas. ISBN: 978-84-16128-77-8. P.V.P. 17,50 €

En Cultura

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Insultos, abandonos y tensión: todo lo que ocurrió durante la grabación de la final de 'Masterchef'
    2. Federico Jiménez Losantos: 'La Izquierda amenaza con la República y la Derecha confía en Europa'
    3. La ironía del juez al filtrarse las declaraciones de los acusadores de Aguirre en Púnica: "¿Ratifica lo publicado?"
    4. Los padres de Ana Soria se pronuncian sobre el romance de su hija con Enrique Ponce
    5. Vicky Martín Berrocal medita si vuelve a casarse (y abandonar España)
    0
    comentarios

    Servicios