Menú
Federico Jiménez Losantos

'Con Aznar y contra Aznar' (La Esfera, 2002): "Aznar merece confianza"

El libro 'Con Aznar y contra Aznar' recopila los artículos y ensayos de Federico Jiménez Losantos desde 1986 a 2002. En éste que pueden leer a continuación, publicado el 8 de marzo de 1996, habla de la victoria de José María Aznar.

Federico Jiménez Losantos
0

Lo de Aznar, comparado con los trabajos de Hércules, empieza parecerse a unas vacaciones en Jamaica. No ha bastado que recibiera un partido en trance de liquidación -si Suárez se da un poco más de prisa la antigua Alianza Popular pasa a sus manos entera y verdadera-. Tampoco ha sido suficiente encontrarse con una colección de cocodrilos en Génova 13, que hubiera espantado al mismo Indiana Jones. Tampoco ha sido serio el caso Palop para descabalgarle del arnés apenas montado. Tampoco ha sido suficiente la siempre peligrosa amenaza del fundador para remontar las riendas de su finca. Tampoco han sido de suficiente entidad las añagazas tendidas por conspicuos dizque centristas que hoy pasean en su centrismo por los predios de Polanco. Tampoco ha bastado que le montaran el escándalo de Burgos. Tampoco ha sido suficiente que le quitarán la primera radio independiente de España, Antena 3, que aunque indirectamente, favorecía mucho a la oposición. Tampoco ha bastado el túnel del Sóller. Tampoco ha sido suficiente el culebrón de Hormaechea. Tampoco le ha parecido a la gente muy meritorio doblar en afiliados e influencia al PP. Tampoco que ganara. Tampoco que arrasara en las municipales. Tampoco que estuviera a punto en el 93 de derrotar al invencible Tigrekán y que lo haya derrotado en el 96. Tampoco que en Cataluña, País Vasco y Andalucía haya superado el agujero histórico de su partido, que para muchos era, más que agujero, socavón insondable. Tampoco ha bastado su discreta deglución de todo el centro español.

Tampoco ha bastado que, por plantarle cara al terrorismo, saliera vivo de milagro en un atentado reciente, en medio de la incuria policial. Tampoco ha bastado que su familia no tuviera un escándalo, un adulterio, un cohecho, un desnudo indiscreto. ¡Hasta se le ha reprochado que es "demasiado normal y demasiado decente"! Reconozcamos que, en efecto, no es ni González ni Guerra ni Sarasola. Yo soy el primero en reconocerlo. Pero, por favor, no me pidan que lo lamente.

Pero hay más: este hombre que dicen que no tiene importancia ha sabido crear la derecha más civilizada, más liberal, más moderna y mejor preparada de toda nuestra historia reciente. Ha incorporado a su partido no sólo a gente joven proveniente de todos los espacios ideológicos sino que ha sabido crear un discurso político en el que se puede citar a Rafael Alberti, a Manuel Azaña y a Horacio Fernández Inguanzo, sin que desde ese auditorio, que dicen rancio y revanchista, salgan otra cosa que aplausos. Y de remate, por si fuera poco, en España, y en términos de libertad, se ha vuelto a hablar de España. ¿Y dicen que ha fracasado porque ha vencido en las elecciones por un margen escaso a su rival, el rey de la trilería universal, el abusador de todas las televisiones, el mago de la corrupción ideológica?

No, hombre, no. De fracaso, nada. Otra vez será. Tal vez muy pronto. Pero, si no fuera, yo me atrevo a decir aquí, en lo que mi palabra valga, que Aznar es ni más ni menos que un español que merece toda nuestra confianza. Lo hecho, le retrata. El futuro, le aguarda. Lo presente es sólo una piedra en el camino. Un pedrusco, eso sí. Pero los ha habido peores. Ánimo, que sólo te apoyan más de nueve millones y medio de españoles. De mucho menos hemos salido. Mucho más lejos llegaremos. Peor estábamos en el 82, ¿recuerdas? Y no reblamos. Tampoco vamos a reblar ahora. No lo conseguirán.

ABC, jueves, 7 de marzo de 1996

Con Aznar y contra Aznar (La Esfera, 2002) Capítulo: Del gobierno al poder. (Artículos, 1996-1998 )

Director de Es la Mañana de Federico.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD