Menú

El informe redactado por historiadores catalanes que también denuncia el adoctrinamiento en las aulas

El sindicato AMES, junto a la Asociación de Historiadores de Cataluña, ha analizado los libros de texto catalanes y redactado sus conclusiones.

0
Varias personas esperan la llega de Quim Torra a la Escuela Oficial de Idiomas de Lérida | EFE

El informe oficial que advertía del adoctrinamiento en las aulas catalanas, deliberadamente ocultado por dos gobiernos diferentes, no es el único realizado por expertos en la materia. Desde hace algunos años, el sindicato AMES (Acció per a la Millora de l'Ensenyament Secundari), con la colaboración de algunos de los miembros de la Asociación de Historiadores de Cataluña, lleva inspeccionando los libros de texto utilizados tanto en los cursos de educación primaria como en los de secundaria, y redactando informes que denuncian esa misma manipulación.

Vera Cruz Miranda, doctora en Historia y miembro de la Asociación de Historiadores de Cataluña, ha hablado con este medio acerca del último de ellos, publicado recientemente. "AMES lleva tiempo revisando los libros de texto que se utilizan en Cataluña", ha comentado. "Hace poco publicaron uno centrado en quinto y sexto de primaria, y yo les he ayudado ahora con otro en el que hemos indagado en los libros de segundo, tercero y cuarto de ESO". Según lo que ha relatado, la investigación ha durado varios meses en los que han "repasado el contenido de los libros" usados en dichos cursos, "comparándolos además con los utilizados en otras Comunidades Autónomas como la de Madrid". La conclusión ha sido clara: "La manipulación es evidente. Negar esa realidad sería no querer saber lo que pasa. En toda Cataluña se tergiversa la historia y se les enseña a los alumnos cosas que no se ajustan a la realidad", ha explicado. "Aunque también hay que decir que no en todos los colegios el grado de adoctrinamiento es igual".

"Todos, eso sí, comparten los mismos ‘gazapos’, colocados a propósito para ir estructurando las ideas de los alumnos como les conviene", ha relatado. "Para empezar, lo más llamativo es el enfoque que se utiliza. Digamos que el ochenta por ciento de la materia que se enseña está centrada en Cataluña y el veinte por ciento restante en el resto de España; algo que no ocurre en otras Comunidades Autónomas". Además, según ha contado, el vocabulario empleado está estudiado para reflejar una realidad inexacta, gracias a la utilización de términos ambiguos o directamente erróneos. "Por último, la propia historia que se enseña está falseada. Cosas como que Cataluña era un reino, o términos como el de ‘Corona catalano-aragonesa’ no se sostienen sobre ninguna base de verdad. Son datos falsos, pero normalizados durante años para consolidar una idea nacional que no tiene antecedentes históricos claros".

Pero para ella la situación va bastante más allá. "El principal problema no es solo que los libros enseñen mentiras, algo bastante preocupante de por sí, sino que en ellos la idea que van asentando en los alumnos es la de que Cataluña siempre está por encima del resto". Su colega Óscar Uceda, presidente de la Asociación, coincide con ella y profundiza explicando que "muchos de ellos defienden y promulgan que el pueblo catalán está más dotado para la democracia que el castellano, a cuyos habitantes les denominan despectivamente como mesetarios".

Uceda lleva publicando artículos y denunciando el adoctrinamiento en las aulas "desde antes incluso del procés". Además, se muestra preocupado debido a que, según sus indagaciones, "lo que ocurre en la educación catalana se está extendiendo a otras Comunidades Autónomas". Denuncia también que ante esa situación los propios historiadores y profesores están "vendidos", ya que las competencias son de la Generalidad y todos ellos corren el riesgo de "ser arrinconados" si se oponen a la práctica dominante. "Lo más desesperante es que no tenemos recursos", ha comentado. "Varios de nuestros asociados están expedientados por haber señalado que lo que se enseñaba era incorrecto". Pese a todo, también ha querido destacar que "no todos los profesores se dejan arrastrar. Muchos ceden por el dinero, o por la presión, pero conozco a otros, incluso nacionalistas, que se niegan a dar las asignaturas de esa manera porque consideran que es una visión parcial".

Durante la conversación, tanto Uceda como Cruz Miranda han hecho hincapié en la falta de libertad que se respira en Cataluña. "Mis hijos no tienen la opción de estudiar en castellano. Yo ni siquiera puedo meterles en un colegio bilingüe. Tampoco puedo enseñarles historia con libros de texto de otras Comunidades Autónomas… No nos dejan elegir", ha comentado ella. Uceda, por su parte, ha querido ser más tajante: "Es un nacionalismo de libro. La unión de una serie de movimientos de ideologías contrapuestas con un objetivo común es algo muy corriente en el fascismo".

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco