Menú

El Archivo de Indias, el testimonio tangible de una época gloriosa para el imperio español

Manuel Ravina es su director: "Es el segundo archivo más importante del mundo, comprende todo el continente americano y parte de Asia".

0
Manuel Ravina es su director: "Es el segundo archivo más importante del mundo, comprende todo el continente americano y parte de Asia".
Las joyas del Archivo de Indias

Manuel Ravina (Cádiz, 1949) está a cargo, desde 2013, del Archivo de Indias, el testimonio tangible de una época gloriosa para el imperio español. Esta institución conserva más de cuarenta mil legajos, cien millones de páginas, 8.000 mapas y cientos de dibujos, que recuerdan la presencia española en América y las Filipinas, un centro "con una repercusión universal" que supone "un orgullo dirigir", afirma. Entre sus joyas hallamos el Tratado de Tordesillas, fechado el 7 de junio de 1494, por el que España y Portugal se repartieron en el siglo XV el mundo; o las Capitulaciones de Santa Fe, documentos en los que los Reyes Católicos establecen las condiciones del primer viaje de Colón que condujo al descubrimiento de América.

Conversamos con Ravina con motivo del V centenario de la Primera Circunnavegación a la Tierra. Es el funcionario más antiguo y el más mayor en el escalafón de los facultativos de archivos de España. "Somos archiveros públicos y no tenemos opinión sobre cuestiones políticas", avisa. "Nuestra misión, únicamente, es abrirle el Archivo a los investigadores para que sean ellos los que escriban la Historia".

Pero la Historia, reconoce, se puede abordar desde distintas ópticas a pesar de que este archivo custodie documentos que, aunque Portugal se esfuerce en tergiversar, son innegables. "Magallanes era portugués. Se entrevistó con los consejeros del emperador y lo nombraron capitán general de la flota. El dinero para ese proyecto lo pone España. Pasa igual con Colón. No hay ninguna duda de que era italiano, pero el descubrimiento de América lo hacen los españoles", explica Ravina.

El Archivo General de Indias, ubicado junto a la Catedral y el Alcázar de Sevilla, fue creado en 1785 por el rey Carlos III con el fin de centralizar en un único espacio la documentación referente a la administración de las colonias españolas que se hallaban entre Simancas, Cádiz y Sevilla. Protege textos autógrafos de Cristóbal Colón, Fernando de Magallanes, Vasco Núñez de Balboa, Hernán Cortés o Francisco Pizarro. Difícil cuantificar su contenido en cifras económicas. "Hay verdaderas joyas. Su valor más importante es que son testimonio de la Historia. Es lo que somos, lo que hemos hecho, y, por supuesto, no está en venta.

Rigor histórico ante Portugal o México

"El Archivo se creó para que se intentara escribir la Historia de la manera más objetiva posible, pero eso es muy difícil de conseguir", asume Manuel Ravina. Sin embargo, es evidente que, sin este legado, aún podría ser más perversa la leyenda negra que planea sobre España desde el siglo XVI. "Por mi experiencia, hay investigadores que cuando llegan a un archivo ya saben lo que van a encontrar. Llegan con una idea preconcebida y buscan lo que necesitan para demostrarlo. Lo que no les interesa, lo desechan. Si el investigador llega pensando que los españoles son malos, tomará nota de los documentos que digan eso. Los que digan que lo hicieron bien, lo ocultarán".

En los últimos meses, la conquista española ha estado muy presente en los discursos de López Obrador, Presidente de México, que sustenta sus valoraciones en hechos claramente sesgados. Sigue empecinado en exigir que España pida perdón. "¿Debería pedir España perdón por haber construido la Catedral de México?", se pregunta Ravina. "Los mexicanos están orgullosísimos de su Catedral y la construyeron los españoles. ¿López Obrador no dice nada sobre eso? Solo ve la parte negativa, la positiva no la quiere ver. Así es imposible. Cuando el investigador encuentra el proyecto de construcción de la Catedral o el gasto que supuso, deshecha esa información. El presidente de México ve maltrato a los indios hasta 1820, pero no ve lo sucedido los dos siglos siguientes. No ha mejorado su situación de la comunidad indígena".

En tan absurdo, dice el director del Archivo de Indias, como que España pide explicaciones a Italia por la llegada de los romanos hace 2500 años. "¿Se podría hacer? Claro. Cuando los romanos llegaron a España, aquí había una cultura y una lengua, pero también tendríamos que pedir que nos quiten Itálica y el acueducto de Segovia porque refleja el imperialismo romano. La historia no puede volver atrás y tenemos que convivir con el pasado".

El segundo más importante del mundo

El Archivo de Indias es uno de los templos más importantes para el estudio de los siglos XV y XVI. "Salvo el Archivo del Vaticano, que tiene una dimensión universal, después va el de Indias que comprende todo el continente americano y parte de Asia", confirma Ravina. Por eso es consultado anualmente por miles de investigadores, que se ocupan de temas tan variados como la historia de los pueblos precolombinos; los intercambios comerciales, el tráfico marítimo, los cambios alimenticios tras la llegada de los españoles, la planificación de las nuevas ciudades o la Administración española del Nuevo Mundo. "Cada día se abren nuevas vías de investigación. Los documentos hablan, pero hay que preguntarles. Hasta ahora, por ejemplo, apenas se había hablado de la presencia de las mujeres en América y ahora sí se está prestando atención a ese tema: a qué se dedicaban, que hacían, qué estudiaban, etc.".

Sin embargo, estos documentos tienen un uso menos noble que la investigación. En ese centro se guardan cientos de expedientes sobre naufragios, consultados habitualmente por cazatesoros. "La Constitución garantiza el acceso a los documentos porque son públicos, eso prima sobre el mal uso que se pueda dar a ellos".

Exposiciones

Este centro alberga uno de los actos más potentes de la programación conmemorativa del V centenario de la Primera Vuelta al Mundo, la exposición "El viaje más largo". "El objetivo es que el público descubra este acontecimiento histórico desde una perspectiva emocional que le haga sentir los desafíos del viaje oceánico y le permita entender de una forma diferente, más humana y reconocible, la historia de la primera vuelta al mundo y los retos a los que se enfrentaron los navegantes del siglo XVI", dice el programa.

Es una forma, además de acercar estos documentos históricos a la ciudadanía , "un tema complicado y de debate porque los archivos, por naturaleza, son minoritarios". "Si le das un documento del siglo XVI a una persona que no sea investigadora, no será capaz de leerlo porque necesita haber estudiado paleografía. Es un reto que tienen todos los países del mundo".

El acceso a estos documentos también está disponible en internet. Actualmente, hay digitalizado entre un 14% y un 15% del archivo. La parte que concierne a Filipinas es la que más avanzada está. "El año pasado, en las salas se consultaron unos 18 mil legajos, en internet hubo dos millones de consultas", confirma Ravina.

El Archivo de Indias está abierto a ampliar su colección con documentos que actualmente están en manos privadas, pero se tienen que dar unas circunstancias determinadas: "Las políticas del Ministerio pasan por comprar archivos completos, muy raramente documentos sueltos. Una carta no tiene interés porque está contextualizada. El archivo de una persona que estuvo años de virrey y tiene correspondencia, sí tiene interés. De modo que solo serían compras razonadas, que complementen a los documentos que ya tenemos o que tengan una información de la que el Archivo no disponga nada".

El Archivo de Indias puede visitarse de forma gratuita. De lunes a viernes de 8.00 a 15.00 horas, excepto verano solo hasta las 14.30 h; y las exposiciones de lunes a sábado de 9.30 a 17.:00 h. y los domingos de 10.00 a 14.00 h.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation