Menú

Así cuentan sus protagonistas la rueda de prensa que tumbó el Muro de Berlín… por error

Recogemos el testimonio de Ehrman y Brinkmann, periodistas que protagonizaron la histórica rueda de prensa que provocó la caída del Muro de Berlín.

0
Recogemos el testimonio de Ehrman y Brinkmann, periodistas que protagonizaron la histórica rueda de prensa que provocó la caída del Muro de Berlín.
Ricardo Ehrman, en un acto en Madrid. | ©ONAT / josealbertopuertas.com

9 de noviembre de 1989, la RDA vive tiempos convulsos, tras una serie de masivas manifestaciones una facción moderadamente reformista del Partido Socialista Unificado que controla el régimen comunista en el país -por supuesto con permiso de la URSS- ha desalojado del poder a la vieja guardia capitaneada por Erich Honecker.

Pero las protestas no cesan y el régimen trata de contenerlas abriendo ligeramente la mano y diseñando nuevas normas para alguno de los temas que concentran el rechazo de los alemanes del este, especialmente las restricciones al movimiento y, por supuesto, la imposibilidad de viajar a la vecina RFA que en Berlín, como en ningún otro lado, se hacía visible gracias al infame Muro.

En esta situación el portavoz del régimen, Günter Schabowski, comparece ante la prensa y, para sorpresa del mundo entero, anuncia lo que en la práctica supone la caída del Muro de Berlín que a su vez supuso el desmoronamiento del régimen comunista.

Pero, ¿realmente el régimen comunista quería acabar con el Muro? ¿Había un plan que se llevó a cabo según lo previsto o la situación estalló por una feliz cadena de errores humanos?

Ricardo Ehrman, el héroe

ricardo-ehrman-muro-berlin06112019long.j
Ehrman, en un acto en Madrid | ©ONAT / josealbertopuertas.com

El periodista italiano Ricardo Ehrman era corresponsal de la agencia ANSA en Berlín y saltó a la fama mundial aquella noche. Unos días antes del 30 aniversario recordaba lo ocurrido en un acto en el Goethe Institut de Madrid, organizado por la Oficina Nacional Alemana de Turismo.

"Nunca lo olvidaré" cuenta, "aquella rueda de prensa había sido muy aburrida, como todas las de aquel régimen estalinista". El periodista habla con toda claridad: "Eran todo mentiras" y comenta cómo le preguntó a Günter Schabowski si habían cometido errores en la gestión de la situación y, sobre todo, promulgando una ley de viajes que no cambiaba prácticamente en nada las restricciones que sufrían los alemanes orientales a la hora de desplazarse.

El portavoz del régimen "admitió algunos errores" en la gestión de la situación por la que atravesaba la RDA, explica Ehrman, pero "no aceptó que había sido una equivocación hacer una ley de viajes en la que no cambiaba nada". El corresponsal explica cómo "años después Schabowski me contó, porque al final acabamos siendo amigos, que mi pregunta le había causado un tremendo shock, porque nadie le hablaba de ese modo, era algo como si aquí le hablases sin respeto al Rey".

"Eso significaba que el Muro había caído"

"El caso es que sobre la ley de viajes dijo que no había habido errores -sigue contando Ehrman- pero sí que tenía algo que decir: en ese momento se sacó un folleto del bolsillo y empezó a leerlo. En el documento se afirmaba que se podía viajar a la RFA sin visado de vuelta. Para mí eso significaba que el Muro había caído", asegura el corresponsal.

El corresponsal explica que "entonces quise hacer las preguntas que me preocupaban: ¿Es válido para Berlín Oriental? Me respondió que sí. ¿No será necesario pasaporte? A lo que me dijo que no, que bastaba con el documento de identidad. Y, finalmente, ¿desde cuándo?". Aquí llegó una primera respuesta histórica: "No está escrito pero seguramente desde este momento", fue la respuesta.

"Ricardo se ha vuelto loco"

"Me lancé a telefonear y a mandar la noticia por télex", explica Ehrman, que cuenta que "sólo una persona se dio cuenta de lo que había pasado: el jefe de prensa de la representación de la RFA en Berlín, que teléfono a Kohl, que estaba en Varsovia e interrumpió su visita para volver a Bonn".

El corresponsal explicó que en su propia agencia "no me creían", e incluso parece ser que alguien dijo "Ricardo se ha vuelto loco". Ehrman dice que él "sabía que no estaba loco, pero tuve varias horas de terror verdadero, porque al acabar la rueda de prensa fui al puesto de frontera en el Muro más cercano y había allí miles de personas que habían visto la rueda de prensa por la tele". El italiano se muestra convencido de que "la policía no había sido informada" y de que eso quería decir "que alguien estaba intentando impedirlo".

Después recibió una llamada importante: "Me llamó la embajadora de Italia en la RDA y me dijo: '¿Qué diablos has hecho?'". Aunque confiesa que "en realidad utilizó una palabra distinta que no era diablos pero que no puedo reproducir aquí ahora", dice con una sonrisa. Ehrman asegura que no recuerda la respuesta que dio entonces, pero "si me preguntase ahora le diría: 'Hice caer el Muro'".

Peter Brinkmann: "Fue un error inmenso error"

Otro periodista que fue protagonista que aquella rueda de prensa fue Peter Brinkmann era corresponsal del diario Bild en la RDA. En un encuentro con periodistas internacionales en Berlín en el que participó Libertad Digital cuenta también su versión de los hechos y, según él, "fue un gran error".

peter-brinkmann-muro092019.jpg
Brinkmann, en un encuentro en Berlín | C.Jordá

Brinkmann asegura que los gerifaltes de la RDA "habían hablado con Moscú de abrir un puente más" al tráfico de ciudadanos entre la RFA y la RDA, "y además no en Berlín". Así, en su opinión, los líderes comunistas "estaban pensando en dar más derechos de viaje, no en tirar el Muro".

Sin embargo de lo que sí estaba convencido el régimen de Alemania del Este "sabían que no podían seguir prácticamente igual, sin cambios", así que se iban a introducir alguna modificación, pero no lo que finalmente ocurrió: "La nueva regulación que leyó Schabowski decía que se podía viajar, pero que antes se tenía que pedir el pasaporte, y eso era un trámite de seis semanas".

Sin embargo, como hemos visto en el relato de Ehrman, eso no fue lo que dijo el portavoz de la RDA, el problema es que tal y como cuenta Brinkmann "esto estaba en la segunda página del texto de Schabowski, pero él no había estado en la reunión en la que se aprobó y sólo le dieron los papeles justo antes de empezar, así que no los había leído".

Fue entonces cuando llegaron las preguntas de Ehrman y "yo entonces insistí en que Schabowski usase la palabra 'inmediatamente', porque yo sí tenía el texto y sabía que estaba en él, sino que 'inmediatamente' la gente podía empezar a pedir sus pasaportes", un requisito que no era en absoluto baladí, ya que "sólo el 1% de los alemanes del este tenían pasaporte" Finalmente, ocurrió: Schabowski admitió que la regulación entraba en vigor "inmediatamente", el Muro de Berlín se llenó de alemanes del este que querían cruzarlo y el propio muro y el régimen comunista se derrumbaron como un castillo de naipes.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation